Publicidad
Publicidad

Rolls-Royce deja negocio en la marina civil

La compañía vendió su división encargada de realizar motores y otros equipamientos para la industria petrolera y para la marina mercante.
Venta
Venta El fabricante de motores de aviones y proveedor de Boeing y Airbus, tiene dificultades desde hace varios años. (Foto: Reuters)

Rolls-Royce anunció este viernes la venta de su negocio en la marina civil al grupo noruego Kongsberg para concentrarse en los sectores de aeronáutica, defensa y producción de energía.

La venta se acordó por 500 millones de libras (661 millones de dólares). Sin embargo, Rolls-Royce sólo obtendrá un beneficio neto de entre 350 o 400 millones de libras.

La transacción se culminará en el primer trimestre del 2019, una vez los dos grupos hayan obtenido las autorizaciones de los organismos reguladores.

Recomendamos: Autos de lujo, la nueva obsesión de los millonarios

Publicidad

Antes de su venta, el departamento de marina civil se encontraba en una situación complicada. Tras sufrir una reestructuración en 2015 , trabajan actualmente en él 3,600 personas, la mayoría de ellas en países escandinavos.

Este servicio proporciona motores y otros equipamientos para la industria petrolera y para la marina mercante.

El fabricante británico anunció desde enero que quería desprenderse de esta actividad deficitaria, en un momento en el que concentra su actividad en tres grandes sectores: la fabricación de motores para la industria aeoronáutica civil, los sistemas de defensa y los equipamientos de producción de energía.

Lee: El ambicioso plan de Rolls-Royce para 2020

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad