Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

La Casa Blanca modifica su política sobre celulares para evitar filtraciones

Luego que Omarosa Manigault Newman revelara que grabó secretamente a John Kelly al despedirla, se realizó un cambio en la política telefónica del ala oeste del recinto presidencial.
Casa Blaca política de celulares Estados Unidos Donald Trump
Filtraciones. La Casa Blanca intenta evitar fugas de información.

Después de que Omarosa Manigault Newman revelara el mes pasado que grabó secretamente al jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, al despedirla en la sala conocida como Situation Room, se realizó un cambio en la política telefónica del ala oeste.

En el futuro, los empleados no podrían dejar sus teléfonos, incluso los entregados por el gobierno, en casilleros en el área pequeña de entrada fuera de la sala, como lo habían hecho durante los 19 meses anteriores a la administración.

En su lugar, se ordenó a los miembros del personal que regresen y coloquen sus dispositivos en sus oficinas o junto a sus teléfonos personales en casilleros estacionados cerca de las entradas del ala oeste antes de que los llamen a la Situation Room.

Este cambio se hizo en silencio, pero dos altos funcionarios del gobierno le dijeron a CNN que creían que era una respuesta directa a la noticia de que Manigualt Newman había grabado a Kelly.

Lee: Trump llama chiflada a su exasesora afroamericana Omarosa Manigault Newman

El cambio en la política, que no se había reportado anteriormente, significa otro esfuerzo de la Casa Blanca para evitar que la información embarazosa se filtre. Se produce en medio de una sensación de paranoia intensificada en los últimos días debido a la publicación de un libro revelador del veterano periodista Bob Woodward y una columna de opinión de autor anónimo al que The New York Times describió como un alto funcionario de la administración.

Publicidad

La medida es el segundo cambio significativo en la política telefónica desde que Kelly implementó por primera vez una prohibición de teléfonos personales en el ala oeste en enero.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El presidente Donald Trump y sus asesores senior no han podido detener el flujo de información dañina a pesar de los esfuerzos activos para eliminar las filtraciones. La noción de larga data de Trump de que algunos de sus empleados están trabajando activamente para socavarlo se amplificó con el lanzamiento del libro de Woodward y la columna, que cuestionan su capacidad de liderazgo.

“En la Casa Blanca todos mienten”, los polémicos audios de Manigault y Trump

En medio del caos, Manigault Newman lanzó otra cinta este lunes en ABC The View, esta vez de una conversación entre Trump, la secretaria de prensa, Sarah Sanders, y la entonces alta funcionaria Hope Hicks describiendo cómo vincular públicamente la investigación de Rusia con la campaña de Hillary Clinton.

Publicidad

Aunque los asistentes han intentado restar importancia a ambas cosas, Trump se enfureció en los últimos días por el libro y la columna, y les dice a los aliados que él sabía que había personas en su administración que trabajaban activamente en su contra. Dijo que el artículo de opinión era un acto de traición y que debería ser investigado por el Departamento de Justicia.

Los funcionarios han tratado de calmar los temores del presidente de que el autor era alguien en su círculo íntimo, intentando sacar las sospechas del ala oeste.

"El presidente acaba de decir que cree que es alguien en el área de seguridad nacional", Kellyanne Conway, consejera del presidente, le dijo a Christiane Amanpour de CNN en una entrevista para su nuevo programa de una hora, que se estrena en CNN International y PBS el lunes.

Lee: Listo, un millón de ejemplares de 'Fear: Trump in the White House'

Trump ha contemplado en privado una idea sugerida por el senador republicano Rand Paul de Kentucky, quien propuso administrar pruebas de detector de mentiras a los empleados con autorizaciones de seguridad nacional.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad