Publicidad
Publicidad

¿Qué significa el despido de Sessions para la investigación sobre Rusia?

Tras la destitución del fiscal general, quedará a cargo Matt Whitaker, un conocido escéptico de la investigación sobre la interferencia rusa en la elección presidencial de EU.
Robert Mueller
Robert Mueller. Qué significa la destitución de Sessions para la investigación del abogado especial.

WASHINGTON (CNN) - La destitución de Jeff Sessions como fiscal general de Estados Unidos estuvo largo tiempo en proceso, pero su repentina partida el miércoles puso a Washington a preguntarse qué significa eso para la investigación del abogado especial Robert Mueller, a medida que se acerca a su esperada conclusión.

El presidente estadounidense, Donald Trump, nombró al jefe de personal de Sessions, Matt Whitaker, un abierto escéptico sobre la investigación de Rusia, como fiscal general interino. En ese puesto, se espera que Whitaker tome las riendas de Rod Rosenstein, fiscal general adjunto, y supervise la investigación de Mueller.

Como fiscal general interino, Whitaker tendrá que pronunciarse sobre decisiones clave, como emitir o no una citación al presidente, aprobar los cargos penales contra individuos e instrucciones sobre el alcance de la investigación a medida que se obtenga más información.

Lee: De un solo golpe Trump debilita investigación sobre la intervención rusa

Publicidad

Whitaker también decidirá si el informe final preparado por Mueller debe hacerse público, así como qué partes redactar.

Muchos demócratas le están pidiendo que se retire, ya que previamente ha sugerido límites a la investigación.

“Estoy muy preocupado”, dijo Preet Bharara, fiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York durante el gobierno de Barack Obama, a CNN.

“Parece que tenemos a alguien que ha prejuzgado la investigación de Mueller... podría haber una restricción indebida de la investigación”.

Publicidad

Dada la frustración de Trump con Sessions por haberse retirado de la investigación de Rusia, una medida que puso a Rosenstein a cargo, Bharara agregó: “Es necesario creer que el presidente obtuvo un tipo distinto de acuerdo” por parte de Whitaker.

Las primeras reacciones de la Casa Blanca fueron minimizar un posible final abrupto de la investigación del fiscal especial.

Rudy Giuliani, uno de los abogados de Trump, dijo sobre la investigación. “Se ha prolongado tanto tiempo, no puedo imaginar que él vaya a terminarla ahora”. Giuliani es uno de los abogados que ayudan a preparar las respuestas escritas del presidente a las preguntas del equipo de Mueller.

OPINIÓN: La masacre orquestada por Trump

Publicidad

Los límites sobre la investigación de Mueller no significarían que todas las investigaciones criminales serían terminadas.

El equipo de Mueller, incluidos los abogados contratados para la investigación, así como los agentes internos del FBI, han estado trabajando diligentemente tras bambalinas. Es probable que las investigaciones criminales activas continúen en otro formato, incluso si se cierra la investigación del fiscal especial.

Los funcionarios pueden referir sus investigaciones en curso a otras oficinas de fiscales de Estados Unidos. También podría haber querellas o acusaciones selladas de numerosas personas que el equipo de Mueller podría apresurarse a hacer públicas.

Un llamado a los límites de Mueller

Publicidad

Pero otros estaban especulando que Whitaker, un exfiscal de Estados Unidos que también ha incursionado en política, podría impactar la investigación de manera menos directa al limitar su financiamiento o alcance, con base en sus declaraciones anteriores.

Whitaker fue el presidente de la campaña de Sam Clovis en 2014, cuando Clovis se postuló para tesorero estatal en Iowa, según un comunicado de prensa archivado en el sitio web de Clovis, quien fue miembro de la campaña de Trump, fue entrevistado como parte de la investigación de Mueller.

Whitaker escribió en un artículo de opinión en CNN.com en agosto pasado, antes de unirse al Departamento de Justicia, que cualquier indagatoria que afectara las finanzas del presidente quedaría fuera de los límites. “Es hora de que Rosenstein, fiscal general en funciones para los fines de esta investigación, ordene a Mueller que limite el alcance de su investigación a los cuatro ángulos de la orden que lo designan como fiscal especial”.

Publicidad

Lee: FBI indaga intento de difamar a Mueller, jefe de investigación de la trama rusa

“Si no lo hace, entonces la investigación de Mueller eventualmente comenzará a parecer una expedición de pesca política”, agregó.

Whitaker dijo a Don Lemon en CNN Tonight en julio de 2017 que un nuevo fiscal general no tendría que despedir a Mueller para reformar la investigación, sino que podría tomar medidas que “reduzcan tanto su presupuesto que su investigación se detenga”.

“Entonces, puedo ver un escenario en el que Jeff Sessions es reemplazado con alguien nombrado durante periodo de receso (legislativo)”, dijo Whitaker, “y ese fiscal general no despide a Bob Mueller, sino que simplemente reduce su presupuesto a un nivel tan bajo que su investigación se reduce hasta casi el punto muerto.

Publicidad

Los legisladores demócratas dijeron que la renuncia forzada de Sessions fue un intento por parte de Trump de tomar el control de la investigación, y algunos sugirieron que cualquier cambio equivaldría a una obstrucción.

La líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que el despido de Sessions fue “un intento flagrante” por parte del presidente para debilitar la investigación de Mueller. También pidió a Whitaker que se retirara “dado su historial de amenazas para socavar y debilitar la investigación sobre Rusia”.

Lee: La inevitable colisión entre Donald Trump y Robert Mueller

Whitaker ya ha dicho públicamente que un área que el equipo de Mueller está analizando no es ilegal: el despido de Trump del director del FBI, James Comey.

Publicidad

“No hay ningún cargo penal por obstrucción de la justicia aquí”, dijo Whitaker en una entrevista de radio en junio de 2017. En la entrevista, que siguió al testimonio en el Congreso de Comey sobre sus encuentros con Trump, Whitaker dijo: “No hay un caso criminal que pueda ser comprobado sobre estos hechos, sin importar cuán buen testigo parezca ser Jim Comey, y fue muy impresionante ayer”.

Los demócratas, que están a punto de tomar el control de la Cámara de Representantes, han indicado que mantendrán la presión sobre el Departamento de Justicia y se están preparando para el caso de un cierre de la investigación.

El representante demócrata de Nueva York, Jerry Nadler, quien se espera que se convierta en el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes en enero, dijo que está “enviando de manera inmediata múltiples cartas a funcionarios clave para exigir que conserven todos los documentos relevantes relacionados con esta acción para asegurarse de que la investigación y cualquier evidencia permanezca a salvo de una interferencia o destrucción inapropiada”.

Lee: Donald Trump bajo fuego con un libro del exdirector del FBI, James Comey

Publicidad

Dana Bash, Jeremy Herb, Jeff Zeleny, Sara Murray y Laura Jarrett de CNN contribuyeron a este informe.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad