Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El gobierno francés pide un alto en protestas tras atentado en Estrasburgo

Benjamin Griveaux, vocero del gobierno francés, pidió a quienes protestan desde hace un mes contra el gobierno "ser razonables" y permitir que los esfuerzos se concentren en buscar al delincuente.
Francia protestas chalecos amarillos atentado
Atentado. Chérif Chekatt fue identificado como el hombre que abrió fuego el martes por la noche en Estrasburgo.

ESTRASBURGO, Francia - El gobierno francés exhortó este jueves a los "chalecos amarillos" a no manifestarse el sábado para que la policía pueda centrar sus esfuerzos en encontrar a Chérif Chekatt, presunto autor del atentado en el famoso mercado navideño de Estrasburgo, que dejó tres muertos y 13 heridos.

"Por el momento no hemos decidido prohibir las manifestaciones" convocadas para el sábado, declaró el portavoz del gobierno francés Benjamin Griveaux, pero pidió a aquellos que protestan desde hace casi un mes contra el gobierno "ser razonables" y "no ir a manifestar" tras el atentado ocurrido el martes en Estrasburgo.

El gobierno "escuchó" y "respondió" a la "cólera" expresada por las calles, agregó Griveaux, en referencia a las medidas anunciadas el lunes por el presidente Emmanuel Macron para calmar la cólera de este movimiento sin líder definido, que incluye un aumento del salario mínimo en 100 euros .

Lee: Tiroteo en Francia provoca al menos 2 muertos y 11 heridos

"Las fuerzas de seguridad han sido movilizadas muchísimo estas últimas semanas" y después del atentado de Estrasburgo "sería preferible que cada uno pueda, en forma tranquila, hacer lo suyo un sábado antes de las fiestas familiares de fin de año en vez de manifestar y movilizar de nuevo a las fuerzas de seguridad", dijo el portavoz.

Más de 700 agentes movilizados

Publicidad

Más de 700 policías seguían buscando intensamente este jueves a Chérif Chekatt, de 29 años, que fue identificado como el hombre que abrió fuego el martes por la noche en pleno corazón de Estrasburgo, en el noreste de Francia.

El presunto atacante, que según testigos gritó "Alá es Grande" al momento de disparar, podría haber salido de Francia. Los investigadores pensaron en un primer momento que el sospechoso se refugió en la ciudad fronteriza alemana de Kehl, pero una búsqueda el miércoles no dio ningún resultado.

Según la radio alemana Inforadio-RBB, que cita fuentes próximas a la investigación, Chekatt recibió, justo antes del ataque, una llamada de Alemania, que no contestó.

OPINIÓN. Francia en su laberinto: reivindicación social o 'crisis de régimen'

Las autoridades alemanas han intensificado "las medidas de control de la policía fronteriza", dijo a la AFP una portavoz del ministerio alemán del Interior, Eleonore Petermann.

Además, el llamado a testigos divulgado en toda Francia, en el que figura una foto del sospechoso de ojos y cabellos oscuros, fue también publicado en la cuenta Twitter de la policía alemana.

Suiza, a 130 km al sur de Estrasburgo, también consolidó sus controles en la frontera, al igual que Italia, que decidió "reforzar los controles preventivos", particularmente en los lugares más frecuentados.

Y la agencia de la Unión Europea en materia policial, Europol, señaló en un mensaje en Twitter que está "en estrecho contacto con las autoridades francesas y está tratando este caso con la más alta prioridad".

'Individuo peligroso'

Nacido en Estrasburgo en 1989, Chérif Chekatt estaba fichado por radicalización por los servicios antiterroristas franceses. El sospechoso tiene además antecedentes penales importantes, con 27 condenas en Francia, Alemania y Suiza.

La policía había ido a detenerlo a su domicilio el martes por la mañana por un caso de intento de homicidio, pero el sospechoso logró escapar.

Al caer la noche abrió fuego en las calles comerciantes del centro histórico de Estrasburgo, cuando el mercado navideño estaba a punto de cerrar. Además de los tres fallecidos, 13 personas resultaron heridas, incluyendo una que está en muerte cerebral.

Lee: Más protestas de los 'chalecos amarillos' ponen a Francia en alerta roja

El atacante, que llevaba un arma de fuego y un cuchillo, fue alcanzado en el brazo por un disparo de militares que patrullaban la zona. Pero logró huir en un taxi.

Mientras tanto, el mercado navideño de Estrasburgo, que acoge cada año a 2 millones de visitantes, seguirá cerrado este jueves.

El prefecto de Bajo Rhin, Jean-Luc Marx, estimó que las condiciones de seguridad no permiten reabrirlo por el momento.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad