Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El exasesor de Trump obtiene un aplazamiento de su sentencia

El juez dijo a Michael Flynn que se había comportado como un traidor, por lo que le ofreció un castigo severo ahora o esperar hasta que la investigación rusa avance para ver cuál fue su cooperación.
"Traidor".
"Traidor". El general retirado fue asesor de Trump durante la campaña y después ejerció durante 22 días como consejero de seguridad nacional.

WASHINGTON- Michael Flynn, el exasesor de seguridad nacional del presidente estadounidense Donald Trump, juzgado por haber mentido sobre sus contactos con funcionarios rusos, obtuvo este martes un aplazamiento de su sentencia después de que el magistrado que lleva el caso lo acusara de haber "vendido a su país".

El juez Emmet Sullivan dijo a Flynn que se había comportado como un traidor, por lo que le ofreció la opción de recibir un castigo potencialmente más severo ahora o esperar hasta que la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones haya avanzado para demostrar más claramente cuál fue su cooperación con los fiscales.

El general en retiro de 60 años, que se declaró culpable de haber mentido al FBI, llegó a las 10:00 hora local (15:00 GMT) al tribunal federal donde fue duramente reprendido por el juez.

Lee: El presidente Trump acusa sesgo de redes sociales

"Voy a ser franco con usted, este es un crimen muy serio", afirmó Sullivan. "No voy a esconder mi indignación y mi desdén (...) posiblemente usted vendió a su país", agregó.

Flynn enfrenta una sentencia estándar de hasta seis meses de cárcel después de haberse declarado culpable de mentir al FBI en enero de 2017, justo después de que Trump comenzara su presidencia.

Publicidad

El general retirado fue asesor de Trump durante la campaña y después ejerció durante 22 días como su consejero de seguridad nacional.

Flynn fue uno de los primeros imputados en la investigación sobre la presunta colusión del equipo de campaña de Trump con Moscú en la campaña de 2016.

Admitió que mintió a las autoridades sobre sus contactos con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak. Sus confesiones se enmarcaron en un acuerdo de cooperación con la investigación sobre la trama rusa, que encabeza el fiscal especial Robert Mueller.

OPINIÓN: El laberinto legal de Donald Trump

En un principio Flynn había sido reacio a cooperar con la investigación, pero finalmente cedió y se ha reunido en 19 ocasiones con el equipo de Mueller, sumando un total de 63 horas de entrevistas.

La defensa sostiene que Flynn admitió que sus acciones estuvieron equivocadas, cooperó con la investigación y citó además su extensa carrera militar como atenuante.

A principios de mes, Mueller dijo que estaría "justificado" y sería "apropiado" que Flynn recibiera una pena que lo eximiera de prisión, dados sus aportes "sustanciales" a la investigación.

Lee: Un año frenético en EU puede terminar con un estruendo

"La decisión del acusado de declararse culpable y de cooperar con la investigación probablemente influenció la decisión de testigos directos relacionados a venir y cooperar", agregó el fiscal especial en un documento enviado al tribunal.

"Buena suerte"

Trump, que niega cualquier colusión con Moscú y ha denunciado en varias ocasiones una "caza de brujas", le deseó suerte este martes.

"Buena suerte hoy en el tribunal Michael Flynn", dijo en Twitter.

"Va a ser interesante ver lo que él tiene que decir, pese a la tremenda presión que se le ha impuesto", agregó el mandatario en su tuit, en tanto reiteró que no hubo ninguna colusión entre su equipo de campaña y Rusia.

Lee: Las sorpresas que el fiscal especial de EU sobre trama rusa tiene bajo la manga

Flynn admitió haber tenido contactos con el embajador ruso en Estados Unidos sobre dos temas sensibles: el voto de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Israel y las sanciones adoptadas por el gobierno de Barack Obama contra Moscú por la injerencia.

Esta conversación se produjo mientras estaba a cargo del equipo de transición para el traspaso de gobierno entre la saliente administración de Obama y la entrante de Trump.

Su nombramiento como asesor de seguridad nacional después de la elección fue ampliamente resistido por los expertos en inteligencia, que lo percibían como una persona proclive a las teorías conspirativas y aducían que podría estar comprometido con los rusos.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad