Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Japón está consternado por el aumento de la inexperiencia sexual de sus jóvenes

Uno de cada cuatro japoneses de entre 20 y 30 años no ha tenido relaciones sexuales, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Tokio.

HONG KONG (CNN) — Los adultos japoneses tienen su primera experiencia heterosexual más tarde que sus similares en Estados Unidos y Reino Unido, según un nuevo estudio .

Expertos en salud pública de la Universidad de Tokio determinaron que la inexperiencia sexual en Japón va en aumento: el porcentaje de mujeres de entre 18 y 39 años que nunca ha tenido relaciones sexuales aumentó a 24.6% en 2015 del 21.7% en 1992. El cambio fue más marcado entre los varones de la misma edad: 25.8% de vírgenes en 2015 respecto al 20% registrado en 1992.

"La inexperiencia sexual se ha vuelto una inquietud nacional en Japón; sin embargo, en reportes anteriores no se examinó la tendencia en diferentes grupos por edad y estrato socioeconómico", dijo Peter Ueda, investigador de salud pública de la Universidad de Tokio y autor del estudio, que se publicó el lunes, 8 de abril.

Según el estudio, que se publicó en la gaceta BMC Public Health, al hacer una comparación con sondeos de Reino Unido, Estados Unidos y Australia, se puede notar que las tasas de inexperiencia heterosexual son de entre 1 y 5% de los adultos de entre treinta y cuarenta años.

Los autores señalaron que aunque se ha determinado que cada vez son más los adultos japoneses sin experiencia sexual, su estudio fue el primero en el que se abordó este tema a través de datos representativos a nivel nacional.

OPINIÓN: Japón, entre la tradición y la modernidad

Publicidad

En el documento se define la experiencia sexual heterosexual como el coito vaginal entre hombre y mujer. No se incluyeron respuestas de personas que se consideran LGBTQ o asexuales, y se presupone que todas las parejas casadas han tenido relaciones sexuales.

Los investigadores basaron sus estimados nacionales en datos de siete estudios nacionales sobre fertilidad que se llevaron a cabo a lo largo de tres décadas. En cada uno se obtuvo la respuesta de entre 11,553 y 17,859 adultos de entre 18 y 39 años.

'El dinero manda'

En el estudio se determinó que el porcentaje de hombres de bajos ingresos que permanecen sin experiencia sexual es mayor que el de las mujeres.

"Aunque la discusión sobre la causa y el efecto se vuelve muy compleja cuando se considera quién adquiere experiencia sexual y quién sigue siendo virgen, mostramos que la inexperiencia sexual es, al menos en parte, una cuestión socioeconómica para los hombres. En términos sencillos, el dinero manda", dijo Cyrus Ghaznavi, director del estudio.

El tema de la tasa de natalidad es importante en Japón porque la población envejece rápidamente.

Se considera que Japón es un país "superviejo", lo que significa que más del 20% de su población tiene más de 65 años. En 2017 nacieron tan solo 946,060 bebés , un mínimo histórico desde que se empezó a llevar registros, en 1899.

Este decremento se traduce en que cada vez son menos los trabajadores que mantienen a una población cada vez más vieja, que necesita atención y pensiones, explicó Kukhee Choo, profesora de Estudios en Medios de la Universidad Sophia en Tokio, quien no participó en el estudio. Choo agregó que dar relevancia a la falta de experiencia sexual es parte de un proyecto interno para rectificar el declive de la población.

En años recientes, los gobiernos locales han intensificado sus esfuerzos para emparejar a solteros heterosexuales en un intento por revertir el declive de la tasa de fertilidad en el país.

"Parece que hay un movimiento nacional para lograr que la gente piense de verdad en este tema y tenga una sensación de urgencia", dijo Choo.

Lee: ¿Cómo es la cultura 'sin género' en Japón?

Es más, Choo dijo que pese a que la pornografía es un negocio multimillonario en Japón, las discusiones sobre la pornografía y el sexo siguen siendo tabú. "El sexo se considera sucio y corruptor en Japón", señaló la académica.

"Mis estudiantes no pueden decir 'pene' o 'vagina'; si una mujer manifiesta su conocimiento o interés en el sexo, se la ve como una mujer perdida. Los hombres tampoco hablan de ello".

Un lazo económico

Las actitudes conservadoras alrededor del sexo no siempre fueron la norma en Japón, de acuerdo con Choo. Choo explicó que muchos japoneses adoptaron las nociones occidentales del amor libre y la liberación sexual tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, en 1945, y tras la introducción de los valores estadounidenses.

Conforme en Japón se vivía el "milagro económico", de finales de la década de 1940 a finales de los ochenta —época durante la que se volvió la segunda mayor economía del mundo, detrás de Estados Unidos—, aumentó la cantidad de oficinistas varones. Aunque se esperaba que trabajaran jornadas largas, las empresas los recompensaban con estilos de vida estables de clase media y un empleo de por vida. Estos hombres se volvieron el ejemplo dominante de la masculinidad.

Recomendamos: Así es la ciudad de Japón donde pagan por tener hijos

Durante esas décadas, las empresas de las ciudades densamente pobladas se volvieron semillero de nuevos romances, ya que los matrimonios entre compañeros de trabajo se miraban con buenos ojos.

"Contrataban a propósito a personas que pensaban que serían buena pareja y organizaban días de actividades deportivas y vacaciones de la empresa para facilitar el emparejamiento de las personas", dijo Shigeru Kashima, profesor de Estudios Japoneses en la Universidad Meiji.

Pero para la década de 1990, el boom económico de Japón se vino abajo, lo que provocó un periodo largo de inseguridad y estancamiento económico que llegó a conocerse como "la década perdida".

Kashima afirma que la pérdida de poder económico de los varones, que siguió al periodo de estancamiento económico del país, afectó su confianza para buscar mujeres.

Lee: El fin (literal) de una era: Japón proclamará una nueva época imperial

"A lo largo de las pasadas dos décadas, a algunos hombres japoneses les ha costado enfrentar las penurias externas y tienen miedo de que los rechacen", dijo Kashima. "También priva la actitud de los hombres de dedicarse más a sus pasatiempos, en comparación con las mujeres, que se están dedicando al trabajo".

Cómo se redefine la virginidad y el sexo

Choo dijo que pese a que algunos heterosexuales japoneses pueden carecer de experiencia sexual, las relaciones tienen significados diferentes para personas diferentes.

"Hay algunas personas que tienen una relación, pero no tienen sexo. Algunas personas no quieren tener una relación porque no quieren el aspecto sexual. Todo esto pasa entre los jóvenes de Japón", dijo Choo.

Ueda, coautor del estudio, dijo que los vírgenes heterosexuales a los que se contempló en el informe manifestaron su interés en casarse más adelante, lo que indica que su inexperiencia sexual es involuntaria.

Además, pese a que las razones del aumento de las tasas de virginidad entre los heterosexuales son complejas, el declive de las relaciones heterosexuales en Japón también se ha atribuido al sexo virtual y a la pornografía.

"Se podría decir que hay cierta demanda de experiencias sexuales o románticas alternas porque a la gente le está costando encontrar pareja; también se podría teorizar que el auge de estos servicios obedece a que algunas personas prefieren expresar su sexualidad de estas formas", explicó Ueda.

El equipo de Ueda también propuso que Japón podría estar encabezando una tendencia mundial hacia la inexperiencia sexual en parejas heterosexuales, ya que la inactividad sexual aumenta entre los adultos jóvenes en Alemania y en Estados Unidos, lo que indica un cambio mundial en las actitudes respecto al sexo.

Katie Hunt contribuyó con este reportaje.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad