Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Qué le depara el futuro a Julian Assange

El fundador de WikiLeaks luchará para no ser extraditado a Estados Unidos, donde le espera una acusación por conspiración que puede suponer cinco años en prisión. Pero no es su único frente legal.
Contra la libertad de expresión.
Contra la libertad de expresión. La abogada británica de Assange, Jennifer Robinson, asegura que la detención del fundador de WikiLeaks "crea un peligroso precedente para los órganos de prensa y para los periodistas" de todo el mundo.

Después de siete años refugiado en la embajada de Ecuador, Assange fue arrestado por las autoridades británicas. Ahora, el fundador de WikiLeaks debe enfrentar varios procesos judiciales iniciados en Estados Unidos, Reino Unido y Suecia.

Estas son sus próximas batallas judiciales.

La lucha contra la extradición a Estados Unidos

Horas después de la detención de Assange, las autoridades británicas admitieron que habían actuado por una orden de extradición emitida por el gobierno de Estados Unidos, que acusa a Assange de conspiración.

"¿Acepta usted la demanda de extradición?" le preguntó el juez Michael Snow durante su comparecencia judicial.

Publicidad

Lee: Si te vi, ni me acuerdo: Trump olvida cuando "amaba" a WikiLeaks y a Assange

En el 'box' de los acusados, Assange, vestido con una chaqueta negra, los largos cabellos atados atrás en una cola de caballo, y una larga barba blanca, respondió: "No". La siguiente cita judicial que afronta Assange es una comparecencia por videoconferencia desde la prisión, el próximo 2 mayo, cuando la Corte de Magistrados de Westminster iniciará el proceso para estudiar el caso de extradición.

El australiano va a "pelear" contra esta demanda de extradición, declaró después de su comparecencia su abogada Jennifer Robinson, según reportó la agencia AFP. Para esta letrada, la detención de Assange "crea un peligroso precedente para los órganos de prensa y para los periodistas" de todo el mundo.

Assange está acusado de haber ayudado a la exanalista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a obtener la contraseña para acceder a miles de documentos clasificados como ultrasecretos. La plataforma WikiLeaks de Assange difundió cientos de miles de documentos secretos del ejército y la diplomacia de Estados Unidos.

Recomendamos: Así fueron los 2,487 días de Julian Assange en la embajada de Ecuador

Tras su detención, el Departamento de Justicia estadounidense anunció que pidió su extradición para juzgarlo por "conspiración para cometer intrusión (hackeo) informática", por lo que puede ser condenado hasta a cinco años de prisión en Estados Unidos.

Otro de los abogados de Assange, el exjuez español Baltasar Garzón, opinó que su cliente es objeto de una "persecución política" de Estados Unidos. "Las amenazas contra Julian Assange, por razones políticas, y la persecución desde Estados Unidos están más vigentes que nunca. Es una clara persecución política, que arranca precisamente de la publicación masiva por parte de WikiLeaks en 2010 de cables y de informaciones muy graves" sobre violaciones de derechos humanos, "corrupción y graves delitos en la guerra de Irak", declaró Garzón, quien se presenta como "el coordinador de las defensas" de Assange desde julio de 2012.

Así ocurrió la detención de Julian Assange en la embajada de ecuatoriana

El redactor jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, añadió que Assange solo es culpable de "conspiración para cometer periodismo".

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos advirtió este viernes de que está siguiendo de cerca la situación de Assange y espera que todas las partes garanticen su derecho a un juicio justo. "Esperamos que las autoridades implicadas se aseguren de que el caso de Assange es tratado con el proceso debido y de acuerdo a su derecho a un juicio justo, también a la hora de cualquier extradición", declaró en una rueda de prensa la portavoz de ese organismo, Ravina Shamdasani.

Lee: 140 cosas que WikiLeaks pide no difundir sobre Julian

La ministra de Exteriores de Australia, Marise Payne, anunció que diplomáticos de su país visitarán al fundador de WikiLeaks, ciudadano de ese país, en el lugar de su detención en el Reino Unido, pero advirtió que su gobierno no le dará ningún trato especial.

El temor a más acusaciones

Los partidarios y defensores de Assange temen que, de producirse la extradición a Estados Unidos, haya acusaciones que impliquen una pena en prisión mucho más larga. "No hay ninguna garantía de que no se produzca una acusación suplementaria" una vez que esté "en territorio estadounidense", advirtió Hrafnsson, que pidió al gobierno británico que se oponga a la demanda de extradición. "Creemos que la acusación que se ha presentado con la solicitud de extradición es solo una parte de la historia. Vendrán más, se agregarán más cargos".

Recomendamos: 10 puntos para conocer a Julian Assange y WikiLeaks

Hrafnsson consideró que los cargos "relativamente pequeños" por los que Estados Unidos reclama a Assange pueden facilitar que la Justicia británica dé su visto bueno a su extradición.

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, también instó al gobierno conservador de Theresa May a "oponerse" a esta extradición "por haber expuesto pruebas de atrocidades en Irak y en Afganistán".

"En Reino Unido, nadie está por encima de la ley", replicó May el jueves ante la Cámara de los comunes. "Julian Assange no es un héroe", opinó por su lado el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt.

Recomendamos: ¿Dónde está el gato que acompañaba a Julian Assange en su aislamient o?

Según el ministro de Justicia Sajid Javid, el coste de su estadía en la embajada de Ecuador para la policía británica, obligada a vigilarlo las 24 horas del día por si salía del edificio, fue de 13.2 millones de libras (15.26 millones euros) de 2012 a 2015.

El fundador de WikiLeaks afronta además una pena de hasta 12 meses de cárcel en el Reino Unido por haber violado las condiciones de su libertad condicional en 2012.

Un juez ya le ha declarado culpable de ese delito, aunque otro magistrado determinará la longitud de la pena en las próximas semanas.

¿Suecia reabrirá su caso?

La Fiscalía sueca, por su parte, ha dejado la puerta abierta a que se retome la causa contra el fundador de WikiLeaks por presuntos delitos sexuales.

La investigación, por la que Estocolmo también pedía la extradición de Assange, se cerró en mayo de 2017, ante la imposibilidad de hacerla avanzar con el activista refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Las autoridades suecas han resaltado, sin embargo, que la presunta violación por la que estaba siendo investigado el australiano prescribe a mediados de agosto de 2020, por lo que el caso puede volver a activarse.

¿Quién es Julian Assange y por qué incomoda al gobierno estadounidense?

En otro comunicado posterior, la Fiscalía informó de que ha recibido una solicitud de reapertura del caso de la abogada de una de las denunciantes, Elisabeth Massi Fritz, que ya había declarado horas antes a medios suecos que haría "todo lo posible" para que se reanude la investigación y Assange sea extraditado a Suecia.

"Vamos a estudiar la cuestión para determinar qué pasos tomar luego. No podemos decir cuándo tomaremos una decisión", dijo la vicefiscal superior Eva-Marie Persson, al frente del caso.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad