Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Donald Trump abre las puertas de las elecciones de 2020 a los espías

El presidente dice que le convendría escuchar a todo aquel que tenga información que le pueda beneficiar, incluidos a agentes extranjeros.
vie 14 junio 2019 05:05 AM
Contradicción.
Contradicción. El presidente Trump dijo que el director del FBI, Christopher Wray, estaba equivocado cuando advirtió que cualquier persona que recibiera información incriminadora de una potencia extranjera debería llamar al FBI.

WASHINGTON (CNN)- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acaba de hacerle una oferta desconcertante a todas las agencias de espionaje extranjeras y a los enemigos de Estados Unidos: arremetan contra las elecciones de 2020, especialmente si tienen información comprometedora que pueda ayudarle a ganar.

La declaración de Trump fue desconcertante hasta para una presidencia que desde hace mucho agotó todos los superlativos imaginables.

Publicidad

Esto fue más que un simple candidato pidiéndole a Rusia que encontrara los correos electrónicos de Hillary Clinton. Fue más que menospreciar a las agencias de inteligencia estadounidenses al creerle al presidente de Rusia, Vladimir Putin, cuando afirmó con sorna que no hubo interferencia en las elecciones, o afirmar que la interferencia del Kremlin en las elecciones de 2016 son un engaño de los demócratas.

Lee: La vocera de Donald Trump dejará la Casa Blanca

Eso dijo el presidente de Estados Unidos —el hombre encargado de proteger la Constitución, la democracia estadounidense y al mundo occidental— en el Despacho Oval: que aceptaría información comprometedora de su oponente en las elecciones de 2020 de parte de Rusia o China.

"Yo creo que te convendría escuchar. No hay nada malo con escuchar", dijo Trump en entrevista con ABC News el miércoles, 12 de junio. El conductor George Stephanopoulos mencionó que el director del FBI, Christopher Wray, había advertido que cualquier persona que recibiera información incriminadora de una potencia extranjera debería llamar al FBI.

"El director del FBI está equivocado", dijo Trump. La ira le endureció la voz. Negó que la interferencia en las elecciones de Estados Unidos —como lo que Rusia hizo en 2016 para ayudarle a ganar— fuera siquiera un problema.

Lee: La próxima recesión de EU amenaza con aparecer antes de las elecciones de 2020

"No es interferencia. Tienen información. Yo creo que yo la aceptaría. Si creyera que hay algo malo, tal vez llamaría al FBI, si creyera que hay algo malo", dijo Trump. No obstante, momentos antes, Trump dijo: "Creo que nunca en mi vida he llamado al FBI".

Publicidad

Nuevos llamados al juicio de destitución

El efecto político inmediato de la entrevista de Trump fue avivar los llamados de los demócratas para sujetarlo a juicio de destitución… y hacerle la vida más complicada a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. "Es más que triste. Es más que frustrante. Es criminal. Es criminal. Necesitamos hacer rendir cuentas a este presidente", dijo Brenda Lawrence, diputada demócrata por Michigan, a Erin Burnett, de CNN.

"Siento que tenemos que iniciar ese procedimiento", dijo Lawrence, parte de la minoría creciente de diputados demócratas que piden acciones más robustas en contra de Trump, específicamente, la destitución.

No sería descabellado argumentar que los comentarios de Trump por sí solos terminen siendo parte de los argumentos de un juicio de destitución si las cosas llegan a eso.

La mayor parte del acuerdo con México no ha sido revelada, según Trump

Los precandidatos presidenciales del Partido Demócrata compitieron para hablar del juicio de destitución, lo que indica que este argumento empieza a cobrar fuerza pese a que la investigación sobre Rusia no es un tema dominante en la contienda electoral de 2020.

"El informe de Mueller lo dejó en claro: un gobierno extranjero atacó nuestras elecciones de 2016 para apoyar a Trump, Trump recibió esa ayuda de buen grado y Trump obstruyó la investigación", tuiteó Elizabeth Warren, senadora demócrata por Massachusetts.

Publicidad

Bernie Sanders, senador por Vermont, dijo que no le sorprendía porque cree que Trump no respeta la Constitución. "Creo que la Cámara de Representantes debería iniciar las investigaciones para el juicio de destitución", le dijo a Anderson Cooper de CNN.

Además, Kamala Harris, senadora por California y exfiscal general del estado, tuiteó: "China está atenta. Rusia está atenta. Corea del Norte está atenta. Digamos la verdad: este presidente es una amenaza a la seguridad nacional".

Lee: La mejor manera de atemperar el grito 'trumpista' sobre México

Lo que sea necesario

Sin embargo, las consecuencias políticas de las declaraciones que hizo Trump el miércoles podrían palidecer en comparación con los problemas de inteligencia y de seguridad nacional que desencadenarán.

Trump no solo puso en riesgo la integridad de la votación en 2020, sino que reforzó la impresión de que hará lo que sea necesario —cualquier cosa— para ganar. Como tiene el poder de la presidencia, es una cuestión preocupante.

En vista de esto, cualquier entidad extranjera que le ayude en 2020 podría esperar toda clase de concesiones no especificadas, políticas o de otra naturaleza, razón por la cual las reuniones privadas de Trump con Putin preocupan tanto a sus oponentes.

Si acepta información comprometedora de una potencia extranjera, Trump podría ponerse en una situación peligrosa y comprometedora.

Mientras las agencias de inteligencia de Estados Unidos —e incluso la Casa Blanca— afirman que están haciendo todo lo posible para proteger los comicios, el hombre más poderoso del mundo dice que no le importa y que está dispuesto a socavar dichos esfuerzos.

Lee: Los demócratas tienen en la mira a los hombres del presidente Trump

Tal vez ni siquiera importe si es cierta la información comprometedora que consiga sobre sus oponentes, ya que el esfuerzo ruso de 2016 demostró que los rumores y la desinformación pueden ser tan poderosos como la información genuina.

El ataque de Trump a Wray también suscitará especulaciones sobre la situación del segundo director del FBI en la presidencia de Trump. Hasta el momento, el FBI no ha hecho comentarios.

Pero ¿importará siquiera?

La lección que dejan poco más de dos años de Trump en el poder es que esta clase de comentarios que desafían los convencionalismos no servirán para desmoronar la rígida base republicana que soporta a su presidencia.

Si los escándalos pasados sirven de ejemplo, los senadores republicanos cederán y tratarán de escabullirse. Los analistas conservadores negarán que haya hecho algo malo. La Casa Blanca podría acusar a los periodistas de sacarlo de contexto o negar que el presidente hubiera dicho todo eso pese a que hay pruebas en video.

‘Carnaval de la Resistencia’, las protestas contra Donald Trump en Reino Unido

Cada escándalo creado por Trump termina igual: sus detractores despotrican y Trump sale ileso y sin arrepentimientos, lo que refuerza su imagen de demoledor de las estructuras del gobierno en Washington, tal como les prometió a sus fans.

Trump sabe lo que está haciendo. Cuando hace declaraciones incendiarias, está bien consciente de que desatará una tormenta mediática que causará un escándalo en Washington y que dividirá aún más al país y agitará a las bases políticas cuya participación necesita en 2020.

A estas alturas, parece que Trump está decidido a demostrar que en la era política turbulenta que creó no hay estándares mínimos de conducta pública aceptable. Que no se puede limitar su poder y que la realidad es lo que él dice que es. Desaparece un freno más al poder de la presidencia y pronto, se desatará un escándalo más.

El costo para la democracia

Con esto no se pretende decir que la entrevista de Trump no tendrá efectos secundarios. En el mundo real, habrá consecuencias políticas, prácticas y de inteligencia.

Después de todo, invitó a todos a participar en el proceso que a final de cuentas enfatiza a la democracia estadounidense. Si las elecciones no tienen integridad, no puede garantizarse la fe de la gente en las personas en las que deposita el poder y el sistema estará en grave peligro.

Los comentarios de Trump representan un repudio muy particular al fiscal especial Robert Mueller, quien en su estilo taciturno convocó apasionadamente a los estadounidenses a proteger su democracia.

En la primera página del informe , el fiscal especial escribió que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 "de forma generalizada y sistemática".

Al final de su conferencia de prensa de mayo, Mueller intentó transmitir su mensaje una vez más con el acto final de su encargo: "Hubo esfuerzos múltiples y sistemáticos por interferir en nuestras elecciones. Esa acusación merece la atención de todos los estadounidenses".

Trump entregó su respuesta el miércoles, disintió con el eje de la investigación de Mueller e incluso argumentó que una operación extranjera de espionaje contra un oponente es aceptable.

Lee: El acuerdo con México, ¿es realmente una victoria para Donald Trump?

"Se llama investigación de la oposición", dijo Trump a ABC.

Encima de todo, Trump también distorsionó flagrantemente el relato de Mueller sobre las múltiples reuniones que su equipo sostuvo con los rusos en la campaña presidencial de 2016. "De hecho, decía que en realidad rechazamos a tus amigos de Rusia; que en realidad los repelimos. Los rechazamos".

Mueller no encontró una conspiración entre el equipo de Trump y Rusia. Sin embargo, en el informe escribió que "la campaña esperaba beneficiarse electoralmente con la información que los rusos habían robado y publicado".

La máxima pregunta que suscitan las advertencias del fiscal al terminar su encargo y la respuesta de Trump es si los ruegos de Mueller servirán de algo o si ante nuestros ojos se desvanecerá un freno más al poder presidencial.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad