Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Rusia revisará sus respiradores tras dos incendios que provocaron seis muertes

Cinco personas, cuatro en una unidad de cuidados intensivos, fallecieron en un incidente relacionado a un ventilador en un hospital de San Petesburgo este martes.
mar 12 mayo 2020 02:16 PM
Puertas abiertas
A pesar de la conmoción, el hospital en San Petesburgo mantuvo sus puertas abiertas.

Moscú comenzó a investigar la seguridad de un modelo de respirador médico de fabricación rusa, algunas de cuyas unidades habían sido enviadas a Estados Unidos, después de que seis personas murieron en incendios de hospitales en los que se usaron dos de esas máquinas.

Cinco pacientes en cuidados intensivos murieron este martes en un hospital de San Petersburgo que trata a enfermos del nuevo coronavirus, en un incendio originado, según las primeras conclusiones, a un respirador artificial.

Publicidad

Desde el lugar del incendio Pável Danilov, el fiscal del distrito de Vyborg, donde está situado el hospital, informó a los periodistas que "las personas fallecidas eran pacientes del servicio de cuidados intensivos". Cuatro de las víctimas estaban hospitalizadas en la misma habitación.

El director del centro, Valeri Strejeletski, precisó que tres de los fallecidos estaban conectadas a respiradores artificiales.

"Recibimos estas máquinas el 1 de mayo", agregó.

El fuego surgió después de que un ventilador, usado para ayudar a respirar a los pacientes gravemente enfermos de COVID-19, estalló en llamas en la sala, indicó una fuente a la agencia de noticias TASS.

El gobernador de San Petersburgo, Alexandre Beglov, saludó el "heroísmo" del personal sanitario del hospital San Jorge que permitió evitar un catástrofe mayor.

GALERÍA: Así se atiende el coronavirus en un hospital de la periferia de París

Atender una pandemia

Atender una pandemia

Un paciente que padece la enfermedad COVID-19 es tratado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el hospital Robert Ballanger en Aulnay-sous-Bois, cerca de París.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuente
Carencias

Carencias

Desde antes del inicio de la pandemia, Seine-Saint-Denis, un suburbio principalmente de clase trabajadora y multirracial, ya carecía de médicos y recursos
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Pruebas

Pruebas

Un técnico escanea tubos de ensayo que contienen muestras vivas en el Laboratoty para detectar la enfermedad provocada por el coronavirus Sars-CoV 2.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Zona de suspenso

Zona de suspenso

A pesar de tener poco personal, los equipos del hospital Robert Ballanger se reorganizaron para priorizar la salud de emergencia y trabajaron largas horas, dando todo para combatir el virus.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Tomarse un descanso

Tomarse un descanso

El doctor Alexandre Avenel y los miembros del personal toman un descanso en la Unidad de Cuidados Intensivos para pacientes con el COVID-19 en el hospital Robert Ballanger.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Atención al paciente

Atención al paciente

La Jefa de atención neurológica Beatrice Davenne, el terapeuta ocupacional Guillome Arminot y el fisioterapeuta Adrien eligen una férula para un paciente en la unidad posterior a COVID-19 en el hospital Robert Ballanger.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
 Un problema de mortalidad

Un problema de mortalidad

La mortalidad por coronavirus ha sido más alta en Seine-Saint Dennis que en su vecina París.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Internos

Internos

Los médicos internos Florence, Simon y Clement toman un descanso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para la enfermedad por coronavirus.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Lecciones

Lecciones

El doctor Alexandre Avenel habla con la pasante médica Lidie en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes con COVID-19.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes
Cuidados

Cuidados

Una enfermera camina en el hospital Robert Ballanger en Aulnay-sous-Bois, cerca de París, durante el brote de la enfermedad por coronavirus.
GONZALO FUENTES
Muertes

Muertes

El coronavirus provocó la muerte de más de 25.500 personas en Francia, la quinta cifra más alta del mundo después de Estados Unidos, Reino Unido, Italia y España.
FOTO: Reuters/Gonzalo Fuentes

"Empezaron a evacuar rápidamente a los pacientes a otras plantas (...) Lograron cortar la electricidad y el oxígeno del departamento lo que permitió evitar consecuencias más graves", explicó.

El gobernador de San Petersburgo precisó que los resultados preliminares de la investigación apuntan a un "cortocircuito en los equipos eléctricos".

"Uno de los respiradores artificiales se incendió", declaró, citado en un comunicado de la administración local.

En el exterior del establecimiento se veían dos ventanas ennegrecidas por el humo, indicó un periodista de AFP en el lugar.

Publicidad

El hospital no cerró sus puertas y una paciente dijo a la AFP que pudo acudir a una cita pero que "todo el mundo está conmocionado".

Frente al establecimiento había varias personas con trajes naranjas de protección esparciendo desinfectante encima de los bomberos que habían participado en la operación.

Costa Rica corre a fabricar respiradores para atender pandemia

Según la oficina local del ministerio de Situaciones de Urgencia, el incendio empezó poco después de las 06H00 (03H00 GMT) en el sexto piso. El fuego fue controlado casi cuatro horas después.

De acuerdo con la agencia TASS, el hospital San Jorge fue a mediados de marzo "uno de los primeros de la ciudad en ser repensado totalmente para las enfermedades infecciosas", cuando la pandemia todavía estaba bajo control en Rusia.

Se trata del segundo incendio en pocos días de un hospital con pacientes de coronavirus.

Un incendio similar, causado por el mismo modelo de respirador, según una fuente policial que habló con la TASS, mató a una persona en un hospital de Moscú el sábado.

Roszdravnadzor, el organismo de control sanitario de Rusia, dijo que comprobaría la calidad y la seguridad de los ventiladores de los dos hospitales, y el hospital de San Petersburgo dijo que dejaría de usar el modelo en cuestión por ahora.

Al menos dos regiones rusas dijeron a las agencias de noticias locales que también suspenderían el uso de los respiradores.

Las explosiones o incendios accidentales o criminales son relativamente frecuentes en Rusia, sobre todo por la vetustez de las infraestructuras pero también porque no se respetan las normas de seguridad.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad