Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Vladimir Putin anuncia la reapertura de Rusia, pese al crecimiento de casos

El presidente ruso ordena el fin del desempleo pagado después de seis semanas, aunque el país ya superó el número de casos de Italia.
lun 11 mayo 2020 01:24 PM
Putin
Putin asegura que Rusia está prepararada para atender a los pacientes de COVID-19

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este lunes una reducción gradual de las medidas de confinamiento impuestas por el coronavirus, pese a un nuevo aumento de casos que llevaron a su país a superar a Italia, quedando en el cuarto lugar entre las naciones con más afectados.

Putin, en un discurso televisado en todo el país, dijo que a partir del martes comenzaría a levantar las restricciones que obligaron al cierre temporal de negocios y a muchas personas a trabajar desde sus hogares.

Publicidad

Putin ordenó este lunes el fin de seis semanas de desempleo pagado en Rusia.

Con más de 220,000 contagios confirmados, de ellos 11,656 anunciados el lunes, Rusia es el cuarto país con más enfermos después de Estados Unidos, España y Reino Unido.

La tasa de letalidad en Rusia es, no obstante, muy baja en comparación con estos países, con 2,009 muertos según datos oficiales, aunque muchos temen que este infravalorada.

Putin presentó nuevas medidas de apoyo para empresas y familias con niños que han visto devastados sus medios de vida. Dijo que el desempleo se había duplicado a 1.4 millones en un mes y que quería tratar de evitar que se desatara.

Galería de la semana: El mundo continua su lucha contra la pandemia

París

París

Los habitantes aplauden a las 8:00 junto con otros en toda Francia, para mostrar su apoyo a los empleados de la salud en Saint-Mande, un suburbio de París, el 4 de mayo de 2020 durante el día 49 de un confinamiento en Francia destinado a frenar la propagación de la enfermedad COVID-19, causada por el nuevo coronavirus.
FOTO: AFP/Martin Bureau
Yemen

Yemen

Un hombre se cubre la cara mientras los trabajadores de la salud fumigan un mercado en medio de preocupaciones por la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Sanaa, Yemen, 5 de mayo de 2020.
FOTO: Reuters/Khaled Abdullah
Ciudad de México

Ciudad de México

Un trabajador de la salud se encuentra a la entrada del triaje para pacientes con COVID-19 mientras la enfermedad por coronavirus (COVID 19) continúa en la Ciudad de México, México, 4 de mayo de 2020.
FOTO: Reuters/Carlos Jasso
Emmanuel Macron

Emmanuel Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, con un cubrebocas, escucha a los alumnos mientras visita la escuela primaria Pierre Ronsard en Poissy, al oeste de París, el 5 de mayo de 2020, en el día 50 de un estricto encierro en Francia, en su lugar para intentar detener la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19). El presidente francés visita una escuela primaria, ya que el bloqueo del virus se facilita con el levantamiento parcial de las restricciones, como la apertura de la escuela primaria.
FOTO: AFP/Ian Langsdon
Boston

Boston

La asistente médica Cori Kostick demuestra la cabina de pruebas Brigham B-PROTECTED utilizada para administrar pruebas para la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en el sitio de pruebas de la comunidad del Hospital Brigham and Women en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, 5 de mayo de 2020.
FOTO: Reuters/Brian Snyder
The spread of the coronavirus disease (COVID-19) in Germany

Angela Merkel

La canciller alemana Angela Merkel reacciona en la reunión semanal del gabinete, mientras continúa la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Berlín, Alemania, el 6 de mayo de 2020.
FOTO: Reuters/Hannibal Hanschke
España

España

Una mujer cubierta de película plástica camina en Granada el 2 de mayo de 2020: a todos los españoles se les permite salir de sus hogares desde hoy para caminar o practicar deportes después de 48 días de confinamiento muy estricto para frenar la pandemia de coronavirus. Después de permitir que los niños menores de 14 años salgan desde el 26 de abril, el gobierno nuevamente ha aliviado las condiciones del encierro impuesto el 14 de marzo, que fue uno de los más estrictos del mundo.
FOTO: AFP/Jorge Guerrero
Tailandia

Tailandia

Los bailarines tradicionales tailandeses que usan protectores faciales se presentan en el Santuario de Erawan, que fue reabierto después de que el gobierno tailandés relajó las medidas para combatir la propagación del nuevo coronavirus COVID-19, en Bangkok el 4 de mayo de 2020. Tailandia comenzó a aliviar las restricciones relacionadas con el nuevo coronavirus COVID-19 el 3 de mayo al permitir la reapertura de varios negocios, pero advirtió que las medidas más estrictas se volverían a imponer si los casos aumentaran nuevamente.
FOTO: AFP/Mladen Antonov
Donald Trump

Donald Trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, observa a los trabajadores en la línea de ensamblaje fabricando máscaras protectoras para el brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) durante un recorrido por una instalación de fabricación de Honeywell en Phoenix, Arizona, Estados Unidos.
FOTO: Reuters/Tom Brenner
Wuhan

Wuhan

Un pasajero usa un traje de materiales peligrosos como precaución contra el coronavirus COVID-19 mientras espera un tren en la estación de tren de Hankou en Wuhan, en la provincia central de Hubei, China, el 2 de mayo de 2020, el segundo día de un feriado nacional de cinco días. Se esperaba que alrededor de 117 millones de personas viajen durante el descanso del 1 al 5 de mayo, según las previsiones del ministerio de transporte de China, ya que el país presiona para volver a la vida normal al tiempo que protege contra nuevas infecciones.
FOTO: AFP/STR

Putin enfatizó que el levantamiento de las restricciones sería gradual y que las regiones tendrían que adaptar su enfoque a las diferentes condiciones locales. Moscú ha dicho que mantendrá sus propias medidas de cierre hasta el 31 de mayo.

Los eventos públicos masivos seguirán prohibidos, indicó el líder ruso, y le pidió a las personas de 65 años o mayores que se queden en casa, aun cuando ciertos sectores de la economía, como la construcción y la agricultura, pudieran reactivarse.

"Todas las medidas que hemos tomado nos permiten avanzar al siguiente paso en la lucha contra la epidemia y comenzar un levantamiento gradual de las restricciones", declaró Putin. "No debemos permitir (...) una nueva ola de la epidemia (...), no habrá un levantamiento rápido de las restricciones".

Publicidad

El principal opositor del Kremlin, Alexei Navalny, reaccionó en Twitter ironizando con la "sabiduría" del presidente que "anula las medidas nacionales (...) el día en que se registra un récord de nuevos contagios".

El anuncio de Putin no significa el fin del confinamiento de todos en Rusia debido a la diferencia que hay entre regiones.

Moscú, principal foco epidémico con más de 115,000 casos entre sus 12 millones de habitantes, seguirá confinada al menos hasta el 31 de mayo. Solo la industria y la construcción podrán volver al trabajo a partir del martes.

La viceprimera ministra, Tatiana Gólikova, cifró en once las regiones rusas que ya estarían dispuestas a levantar las restricciones en su primera y segunda fase -paseos con niños, deporte al aire libre y reapertura de negocios- ya que cumplen las tres condiciones impuestas por las autoridades: coeficiente de propagación, número de camas libres y 100,000 diarios.

Relanzar la economía

Vladimir Putin destacó la necesidad de relanzar la maquinaria económica que ha sufrido por el confinamiento pero también por el hundimiento de los precios del petróleo y ordenó la reapertura de las empresas en los sectores básicos, como la construcción, la industria, la agricultura, las telecomunicaciones, la energía y la extracción de materias primas.

Publicidad

Putin también anunció una serie de nuevas ayudas financieras a las familias y a las empresas, en particular para estas últimas mediante períodos de gracia fiscal con la esperanza de frenar el temido aumento del desempleo.

Por último, el presidente estimó que Rusia había logrado evitar lo peor de la pandemia, gracias a las medidas adoptadas desde el inicio de la crisis, al confinamiento y al periodo de desempleo forzado.

"La experiencia en otras partes del mundo ha demostrado que la sobrecarga de los sistemas sanitarios ha sido la causa principal de la elevada mortalidad", afirmó.

"Pero nosotros, lo repito, estamos listos ahora", agregó el presidente ruso, asegurando que el número de camas en hospitales adaptadas para pacientes de COVID-19 ha pasado de 29,000 a 130,000 desde marzo.

También insistió en que la política de tests masivos realizada en Rusia, que permite, según él, detectar los casos asintomáticos y más leves de la enfermedad de COVID-19, permite ocuparse rápidamente de los pacientes y aislarlos.

Esta táctica, con 5.6 millones de tests realizados hasta ahora, explica según las autoridades rusas la baja letalidad del coronavirus en Rusia. Putin prometió aumentar próximamente el número de tests realizados diariamente a 300,000 frente a los 170.000 actuales.

Sin esperar el discurso de Putin, las autoridades de Moscú y de su región anunciaron la semana pasada la prolongación del confinamiento e hicieron obligatorio el uso de mascarilla en los trasportes públicos y comercios.

San Petersburgo, la segunda ciudad del país, también siguió este ejemplo.

Otras regiones anunciaron la flexibilización del confinamiento a partir del martes, y autorizarán los paseos con menores y la reapertura de los salones de belleza.

En el vecindario ruso, Ucrania, Georgia y Kazajastán también iniciaron el lunes la supresión progresiva del confinamiento.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad