Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Miles en Hong Kong protestan contra un proyecto de ley chino sobre seguridad

La policía del territorio semiautónomo arremete contra los manifestantes con gases lacrimógenos y cañones de agua.
lun 25 mayo 2020 11:04 AM
El símbolo: los paraguas
Muchos de los manifestantes utilizaron paraguas para protegerse de los gases lacrimógenos y los cañones de agua.

En unas escenas de violencia que no se veían desde hace meses, la policía china arremetió este domingo contra los miles de manifestantes que salieron a las calles en Hong Kong para protestar contra el proyecto de ley de "seguridad nacional" promovido por Beijing, al que muchos ven como el fin de la libertad en la ex colonia británica.

Como respuesta a la represión policial, algunos manifestantes lanzaron proyectiles contra las fuerzas del orden, erigieron barricadas improvisadas y utilizaron sombrillas para protegerse de los gases lacrimógenos y los cañones de agua.

Publicidad

El coronavirus había ahogado en los últimos meses las manifestaciones que se desataron en la región semiautónoma en el segundo semestre del pasado año.

Pero el proyecto de ley que el régimen comunista depositó el viernes en el Parlamento chino para prohibir la "traición, la secesión, la sedición y la subversión" en Hong Kong, ha vuelto a activar al movimiento prodemocracia.

La ley de seguridad en Hong Kong debe aplicarse "sin demora", advirtió este domingo en rueda de prensa el canciller chino Wang Yi.

La protesta se saldó con 180 detenidos, según la Policía, por "reunión ilegal" y por "causar desórdenes" públicos.

Un terremoto político

Esta legislación, que se planea que sea aprobada esta semana, no sólo implicará recortes en las libertades de los hongkoneses, sino que podría provocar un terremoto político de consecuencias imprevisibles, según varios analistas.

La legislación sobre Hong Kong que, según la prensa estatal, todavía se está deliberando, pretende "salvaguardar la seguridad nacional" a raíz de las protestas que estallaron el año pasado, aunque queda por ver cómo se implementa y si su objetivo final es atar en corto a la ciudad semiautónoma.

Esta ley prohibirá "cualquier acto de traición, secesión, sedición y subversión" contra el gobierno central, además del "robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras", términos que el gobierno chino ha utilizado antes para frenar a la disidencia.

Publicidad

El Artículo 23 de la Ley Básica, una especie de constitución hongkonesa, estipula que la ciudad ha de dotarse de legislación en este ámbito, algo que siempre ha resultado extremadamente polémico entre la población por miedo a que se tradujera en un recorte de libertades.

"El gobierno chino quiere que su palabra valga más y que el gobierno local y la sociedad hongkonesa acaben con mucha menos autonomía y libertades. El impacto será negativo", dijo a la agencia EFE el académico Jean-Pierre Cabestan, director del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Baptista de Hong Kong.

El movimiento prodemocracia multiplicó los llamados para denunciar esta maniobra de Beijing sobre un asunto que suscita desde hace años la oposición de los hongkoneses.

Miles de habitantes salieron a las calles en varios barrios de la isla pese a la prohibición de manifestarse, coreando eslóganes contra el gobierno.

"La gente podrá ser perseguida por lo que dice o escribe contra el gobierno", denunció Vincent, un manifestante de 25 años, en referencia al proyecto de ley de Beijing, de acuerdo con un reporte de la agencia AFP.

"Los hongkoneses están enojados porque no esperábamos que llegara tan rápido y tan brutalmente", justificó el manifestante. "Pero no somos bobos. Las cosas no van a hacer más que empeorar".

Publicidad

Cuando los manifestantes se dirigían desde Causeway Bay al barrio vecino de Wanchai, la policía cargó con gases lacrimógenos y gas pimienta, con ayuda de cañones de agua, según periodistas de la AFP en el lugar.

La ex colonia británica vivió entre junio y diciembre de 2019 su peor crisis política desde la devolución a Beijing en 1997, con manifestaciones prácticamente diarias, a veces violentas.

Esa movilización se vio reforzada con el triunfo de los prodemocracia en las elecciones municipales de noviembre, pero a principios de 2020 perdió fuerza debido a las miles de detenciones realizadas por la policía y sobre todo a las restricciones impuestas para combatir el coronavirus.

"Fuerzas extranjeras"

La oficina del Ministerio de Relaciones Exteriores de China en Hong Kong y el jefe de seguridad de la ciudad defendieron el lunes las leyes se seguridad nacional propuestas, describiendo como terrorismo algunas acciones ocurridas en las masivas protestas prodemocracia del año pasado.

Varios departamentos gubernamentales publicaron comunicados en defensa de la propuesta después de las protestas del domingo.

El domingo, el canciller chino, Wang Yi, aseguró que la nueva ley "no influirá en el alto nivel de autonomía de Hong Kong ni en los derechos, privilegios y libertades de los habitantes, ni en los derechos e intereses legítimos de los inversores extranjeros".

"Los actos violentos y terroristas siguen aumentando y las fuerzas extranjeras se han injerido profunda e ilegalmente en los asuntos de Hong Kong", advirtió, lo que a su juicio, constituye "una grave amenaza para la prosperidad a largo plazo" del territorio.

En una comparecencia ante diplomáticos, cámaras empresariales extranjeras y corresponsales, el comisario de Relaciones Exteriores de China en Hong Kong, Xie Feng, dijo que la leyes solo estarán dirigidas a una minoría de "alborotadores" que suponen un "peligro inminente" a la seguridad nacional.

"La legislación aliviará las graves preocupaciones entre las comunidades de negocios locales y extranjeras respecto a las fuerzas violentas y terroristas", dijo Xie.

No obstante, declinó aclarar partes específicas de las leyes propuestas que generan temores, incluido cuándo entraría en vigor la legislación al completo, qué acciones serían ilegalizadas y si tendría efecto retroactivo.

El comisionado de policía, Chris Tang, citó 14 casos en los que se usaron explosivos, algo que según indicó es común en ataques terroristas en el extranjero, así como cinco incautaciones de armas de fuego y municiones desde el comienzo de las protestas.

El secretario de Seguridad, John Lee, dijo que "el terrorismo está creciendo".

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad