Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El uso de hidroxicloroquina contra el coronavirus divide al mundo

El medicamento ha sido prohibido en algunos países, mientras que otros gobiernos están fomentando su uso para tratar el COVID-19.
vie 05 junio 2020 11:02 AM
Estud
Un estudio publicado por la revista The Lancet sembró dudas entre la comunidad científica por su metodología.

Prohibida en algunos países, fomentada en otros. El mundo está cada vez más dividido ante el uso de la hidroxicloroquina para tratar el nuevo coronavirus, desde la publicación de un cuestionado estudio que considera la molécula ineficaz e incluso nefasta.

El estudio, publicado el 22 de mayo en la revista científica The Lancet, concluye que la hidroxicloroquina (HCQ), un derivado de la cloroquina para combatir el paludismo, no es eficaz contra la covid-19 y aumenta el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca.

Publicidad

El miércoles la prestigiosa revista científica tomó distancia del estudio, cuya metodología fue puesta en duda por una parte de la comunidad científica. La publicación admitió que este plantea "serias cuestiones científicas".

¿La hidroxicloroquina cura el COVID-19? La disyuntiva que divide a los países

La publicación "alerta a los lectores sobre el hecho de que surgieron serias cuestiones científicas" sobre este estudio, actualmente bajo una auditoría promovida por varios de sus propios autores, indicó .

Esta advertencia fue publicada el martes como una "expression of concern" ("expresión de preocupación"), un término formal empleado por las revistas científicas cuando un estudio plantea potencialmente un problema.

Un día después, tres de los autores del estudio se retractaron de este.

"Ya no podemos garantizar la veracidad de las fuentes de datos primarias", escriben los tres en The Lancet, acusando así al cuarto autor, jefe de la compañía que recogió esos indicadores y que se niega a dar acceso a la base de datos.

El artículo desencadenó un aluvión de críticas, no sólo de los defensores de la polémica molécula como el investigador francés Didier Raoult, quien lo tachó de "pésimo", sino también de científicos escépticos sobre el interés de este medicamento para los enfermos infectados con el nuevo coronavirus.

Las críticas cuestionaban la fiabilidad de los datos en los que se basaba el estudio (96,000 pacientes de 671 hospitales) recopilados por la compañía estadounidense Surgisphere, que se presenta como una empresa de análisis de datos sanitarios y está dirigida por el cuarto autor del artículo, Sapan Desai.

Los autores respondieron anunciando una auditoría "independiente" de sus resultados y del origen de los datos. Pero finalmente tres de ellos, incluido el director Mandeep Mehra, tiraron la toalla.

Publicidad

Como Surgisphere rechazó trasladar la base de datos debido a acuerdos de confidencialidad con sus clientes (los hospitales donde se obtuvieron), los expertos enviados "no pudieron realizar una revisión independiente y nos informaron de su retirada del proceso de evaluación", escriben en el texto publicado el jueves en el que presentan "sus más profundas disculpas".

En un comunicado The Lancet asegura que se toma "muy en serio las cuestiones de integridad científica" y estima "urgente" evaluar otras colaboraciones con Surgisphere.

Los países que la han prohibido

El estudio llevó a muchos países a suspender el uso de la molécula.

En Francia, donde el polémico profesor Didier Raoult es uno de los principales promotores de la hidroxicloroquina, revocó el 27 de mayo la derogación que permitía desde finales de marzo a los hospitales suministrar este tratamiento a los pacientes graves.

En otros países, como Italia, Egipto, Túnez, Colombia, Chile o El Salvador, también suspendieron el uso de la molécula a los enfermos de COVID-19.

Varias naciones ya dejaron de suministrar HCQ a las pacientes del COVID-19 antes de la publicación del estudio. Suecia, que la utilizaba para tratar formas graves de la enfermedad, abandonó su uso en abril después de que la Agencia Europea de Medicamentos aconsejara solo administrarlo en ensayos clínicos.

Publicidad

El gobierno alemán considera también que "los estudios actuales no permiten por el momento un tratamiento corriente de pacientes de COVID-19 con la cloroquina o la hidroxicloroquina, excepto en ensayos clínicos".

Los países que la han fomentado

Otros países, en cambio, ensalzan la eficacia de la molécula y no quieren dejar de administrarla.

Es el caso de Brasil, Argelia, Marruecos, Turquía, Tailandia, Portugal, Kenia o Senegal, entre otros.

"Hemos tratado miles de casos con este medicamento con mucho éxito hasta ahora. Y no hemos notado efectos indeseables", declaró a la AFP el doctor Mohamed Bekkat, miembro del comité científico a cargo de la evolución de la pandemia en Argelia.

Según él, el estudio publicado en The Lancet "induce a la confusión" ya que "parece afectar a casos graves para los que la hidroxicloroquina no sirve de nada", mientras que la molécula "es eficaz cuando se utiliza de forma precoz".

India y Venezuela siguen usando HCQ de forma preventiva. Las autoridades sanitarias indias aseguran que no han detectado "ningún efecto secundario importante".

Cuba, por su parte, continúa utilizando la molécula pero tiene previsto revisar sus protocolos para introducir nuevas precauciones.

Perú informó este miércoles que mantendrá el uso de la hidroxicloroquina como parte del tratamiento para pacientes con el COVID-19, dijo este martes el Ministro de Salud.

"La hidroxicloroquina va a ser parte del tratamiento estándar del Perú hasta que el grupo de expertos que lo ha recomendado para usarlo en el nivel primario nos recomiende que no lo hagamos", declaró a periodistas el ministro Víctor Zamora.

En Estados Unidos, la hidroxicloroquina solo puede, en principio, ser administrada a enfermos del COVID-19 en el hospital, pero la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA) advirtió desde abril de riesgos de arritmia cardíaca.

Ferviente defensor de la molécula, el presidente Donald Trump aseguró que la tomaba a diario de forma preventiva, aunque luego, tras la publicación del estudio en The Lancet, dijo que dejó de hacerlo.

De acuerdo con el examen médico anual del presidente, publicado este miércoles, Trump finalizó "el régimen de manera segura y sin efectos secundarios".

La Casa Blanca anunció el domingo el envío a Brasil de dos millones de dosis de hidroxicloroquina para luchar contra el coronavirus.

Ensayos clínicos suspendidos

El artículo de The Lancet provocó la suspensión de múltiples ensayos clínicos, empezando por la división de la hidroxicloroquina de los programas Solidarity (OMS) y Discovery (Europa), que dejaron de incluir a nuevos pacientes.

OMS advierte sobre la hidroxicloroquina, el dudoso medicamento contra COVID-19

También quedaron interrumpidos el ensayo internacional Copcov que suministraba dosis de HCQ a trabajadores sanitarios en contacto con el coronavirus, dos ensayos realizados en la clínica universitaria de Tübingen (Alemania) y cinco ensayos en Dinamarca.

Científicos británicos detuvieron el lunes un gran ensayo que había estado evaluando el uso del fármaco hidroxicloroquina en pacientes con la enfermedad COVID-19 después de que los resultados iniciales no mostraron pruebas de eficacia.

"Revisamos los datos y concluimos que no hay pruebas de un efecto beneficioso de la hidroxicloroquina en los pacientes hospitalizados con COVID, y decidimos dejar de inscribir pacientes en el ensayo de hidroxicloroquina con efecto inmediato", dijo Martin Landray, profesor de la Universidad de Oxford que codirige el ensayo Recovery.

"No sirve como tratamiento (para COVID-19)", añadió.

Sin embargo, tras darse a conocer las objeciones al artículo de The Lancet, algunos ensayos han sido reanudados. La OMS señaló el miércoles que reanudaría los ensayos clínicos del fármaco.

"Sobre la base de los datos de mortalidad disponibles, el grupo ejecutivo comunicará a los principales investigadores que pueden reanudar los ensayos con hidroxicloroquina", anunció el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una teleconferencia de prensa.

El ensayo clínico europeo Discovery "contempla" retomar la inclusión de ensayos con hidroxicloroquina, anunció el jueves el Instituto Nacional de Investigación en Salud de Francia, Inserm.

Los ensayos que se han mantenido

Algunos ensayos realizados en Canadá, Nigeria o México siguen su camino.

"Hay datos que prueban que la hidroxicloroquina ha funcionado en numerosos pacientes. Por eso vamos a continuar", declaró la profesora Mojisola Adeyeye, que dirige la agencia de medicamentos de Nigeria.

En China, cuna de la pandemia, solo se utiliza en el marco de los ensayos clínicos. Su eficacia, que la Universidad de Wuhan consideraba al principio prometedora, se ha puesto en entredicho en un prestigios hospital de Shanghái.

Con información de AFP y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad