Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La pandemia y Hong Kong: las nuevas manzanas de la discordia entre China y EU

Las dos potencias económicas del mundo, que se han visto enfrentadas por el manejo del coronavirus y las protestas en la ex colonia británica, preparan su próxima reunión de alto nivel.
mar 16 junio 2020 05:04 AM
Un año de protestas
En 2019, Hong Kong se llenó de protestas contra un proyecto de ley de extradición impulsado por el gobierno local, cercano a Beijing.

China y Estados Unidos han intensificado su enfrentamiento diplomático en los últimos meses gracias a dos razones principalmente: el manejo de la pandemia del COVID-19 y las protestas prodemocracia en Hong Kong.

En medio de estas fricciones, el acuerdo comercial que ambos países alcanzaron tras meses de duras negociaciones se tambalea. "Supongo que veo el acuerdo comercial de manera algo distinta a la que lo consideraba hace tres meses", dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. el viernes 5 de junio.

Publicidad

En este contexto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, tiene previsto reunirse esta semana con una delegación china en una base militar en Hawái para hablar de las relaciones bilaterales, de acuerdo con reportes de la agencia Reuters y de medios de comunicación como CNN y Politico.

El periódico South China Morning Post de Hong Kong citó una fuente no identificada diciendo que Yang Jiechi, un consejero de Estado y miembro del poderoso politburó del Partido Comunista, representará a China en la reunión con Pompeo.

Se espera que la reunión se celebre en la Base Aérea Hickam de Hawái, dijo una fuente diplomática, que no quiso ser identificada. Otra persona dijo que se esperaba que Pompeo deje Washington el martes para ir al archipiélago del Pacífico, donde la reunión se llevaría a cabo el miércoles.

Sería el primer contacto conocido de Pompeo con Yang desde que hablaron por teléfono el 15 de abril para discutir el coronavirus.

Las fuentes dijeron que la probable agenda incluye la respuesta al coronavirus, el control de armas, el comercio, Hong Kong, Corea del Norte y las represalias contra periodistas.

Hong Kong, una nueva disputa

Además de la creciente rivalidad estratégica, las dos principales economías del mundo han estado enfrentadas en el último mes por la decisión de China de imponer una nueva legislación de seguridad en Hong Kong.

Publicidad

El 29 de mayo, Trump anunció que retiraría a Hong Kong un estatuto que le permitía recibir un trato comercial especial, diferente al que recibe el resto de China. El presidente dijo que la ex colonia británica ya no contaba con la autonomía que justificaba este trato.

Un día antes, la Asamblea Nacional Popular de China, aprobó una legislación que le permitirá a la postere tener un mayor control de la seguridad de este territorio semiautónomo. Muchos analistas y manifestantes consideraron que este era el fin de Hong Kong.

Los insultos al himno de China en Hong Kong serán castigados con cárcel

Sin embargo, Ulises Granados, coordinador del programa de estudios Asía-Pacífico del ITAM, pidió ser cuidadosos, pues lo aprobado en Beijing es apenas la autorización para hacer una legislación, por lo que muchos temas serán clarificados en los próximos meses.

"Las leyes que se van a elaborar realmente toda vía se tienen que debatir y promulgar en las próximas semanas y el próximos meses. Es la etapa inicial. El verdadero problema es que la población tampoco sabe qué va a pasar. Se habla del fin de la autonomía de Hong Kong y deja un precedente para la entrada de China en los asuntos internos de Hong Kong, pero hay cosas que no quedan claras", explicó Granados en entrevista con Expansión.

Publicidad

Otro problema que el especialista del Instituto Nacional Autónomo de México (ITAM) destacó fue que Hong Kong, a diferencia de China, sí pertenece al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, uno de los pilares del régimen internacional de derechos humanos.

"Tampoco se sabe, una vez que se promugue esta ley en China para la seguridad nacional de Hong Hong es si se van a violar los principios de este pacto internacional", vigente desde 1966.

Entre las cosas que sí se saben que contendrá la ley, es que China tendrá la autoridad para establecer oficinas de inteligencia en la isla para supervisar la existencia de acciones subversivas y terroristas. Granados recuerda que la ley, al fin y al cabo, surge como una respuesta a las protestas prodemocracia del año pasado.

"Mientras no esté el texto, no sabremos el alcance, pero es muy probable que las libertades individuales sean seriamente dañadas (...) En gran medida, va a disminuir la autonomía de Hong Kong y de su sistema, ya sabes, 'Dos sistemas, una nación' que garantiza la libertad de gobierno hasta el año 2047", subrayó.

Sobre las decisiones tomadas por el gobierno de Donald Trump, dijo que estas pueden ser contraproducentes para Estados Unidos, por los intereses económicos que sus empresas tienen puestos en la ex colonia británica.

"Si Estados Unidos le impone sanciones económica a Hong Kong y le quita el estatus privilegiado de territorio para el comercio y la inversión, esto puede ser contraproducente en términos económicos, porque hay muchos intereses, porque hay muchos intereses económicos de empresas de Estados Unidos que están haciendo negocios en Hong Kong", argumentó el académico.

Granados señala que la decisión de Trump de buscar quitar el estatus especial a Hong Kong puede tener un gran efecto en términos de propaganda, pero no así para las economías china y hongkonesa. "Para que las sanciones contra China en términos de su política de control frente a Hong Kong tenga efecto, deben ser una serie de sanciones globales como las aplicadas tras la masacre de Tiananmen".

Para Hong Kong, cuya economía se mueve por un sector de servicios dominada por el mercado local, el retiro del estatus especial será un golpe duro, pero no devastador.

La pandemia de coronavirus

Estados Unidos ha sido el país más afectado por la pandemia de coronavirus. Hasta el momento, presenta más de dos millones de casos confirmados y más de 150,000 muertos. La administración de Trump, con Pompeo al frente, ha culpado repetidas veces a China por la pandemia de COVID-19.

Trump, cuestionado por su respuesta a la crisis sanitaria, ha señalado la censura de la información sobre el virus por parte de China, cuando surgió el brote en la metrópoli de Wuhan.

Pompeo ha insistido con una teoría, descartada por buena parte de la comunidad científica, de que el virus proviene de un laboratorio en Wuhan, y no de un mercado de animales exóticos, como se cree ampliamente.

En abril, el presidente Trump acuso a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de actuar de manera parcial a favor de China y de haber hecho un manejo irresponsable de la pandemia, por lo que decidió retirar el financiamiento a la organización.

Un mes después, el mismo 29 de mayo, el mandatario estadounidense anunció que retiraría Estados Unidos de la organización.

Con información de AFP y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad