Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Estados Unidos y Rusia retoman sus negociaciones sobre armas nucleares

El pacto está amenazado desde un principio por la insistencia de Washington de incluir a China en el acuerdo, algo que Beijing rechaza.
lun 22 junio 2020 01:15 PM
Riesgos
Los especialistas afirman que si Rusia y Estados Unidos no alcanzan un nuevo acuerdo, se desatará una nueva carrera armamentista.

Estados Unidos y Rusia reanudaron este lunes en Viena las negociaciones sobre el control de armas nucleares, un diálogo amenazado desde el principio por la insistencia de Washington de incluir a China, idea que Beijing rechaza.

El presidente estadounidense, Donald Trump, presiona para que Beijing participe en un futuro acuerdo que sustituiría al tratado bilateral New START, concluido en 2010 y que expira el 5 de febrero de 2021.

Publicidad

Pero China rechaza participar en negociaciones tripartitas, por lo que el lunes las negociaciones comenzaron a puerta cerrada en presencia solo de las delegaciones rusa y estadounidense en un palacio de la capital austriaca.

Pyongyang rechaza oferta de negociación y amenaza con reforzar presencia militar

Las conversaciones son para analizar las posibilidades de salvar el último acuerdo vigente de desarme y control de armas nucleares entre ambas potencias atómicas.

La reunión de de dos días a puerta cerrada lugar en un palacete de la capital austríaca, en medio del escepticismo de los expertos y organizaciones pacifistas de que se logre la extensión de la vigencia del pacto.

Ni los miembros de la delegación estadounidense, liderada por el emisario especial Marshall Billingslea, ni los de la rusa, encabezada por el viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, accedieron a hacer declaraciones a la prensa al llegar al lugar del encuentro, de acuerdo con la agencia EFE.

"El gobierno de Trump no tiene planes de extender el New START en este momento y busca utilizar el desinterés de China en las negociaciones trilaterales como una excusa cínica" para abandonar el tratado, dijo a la AFP Daryl Kimball, director de la organización independiente estadounidense Arms Control Association.

El New START o START III (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas), que se inscribe en el marco del desarme progresivo previsto por el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP, por sus siglas en inglés) de 1968, limita el número de lanzadores misiles nucleares estratégicos a 700 y el número de ojivas nucleares a 1,550.

Publicidad

Su vigencia podría ser prorrogada por cinco años, hasta 2026.

Pero si no se logra esa extensión, los expertos ven el riesgo de una nueva carrera de rearme nuclear, pues por primera vez desde 1972 no habría ningún acuerdo de control de armas atómicas en vigor entre las dos mayores potencias nucleares del mundo.

La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), Premio Nobel de la Paz 2017, considera "alentador" que Washington y Moscú hayan dado el paso de hoy.

Pero si las negociaciones fracasan, "es muy probable que se produzca una carrera armamentista incontrolada", advirtió la jefa de ICAN Austria, Nadja Schmidt, a la agencia austríaca APA.

De forma similar se expresó recientemente el ministro de Exteriores de Austria, Alexander Schallenberg, al calificar de "positivas" las conversaciones "en vista de que se están socavando los éxitos de las últimas décadas en el sector del desarme".

Estados Unidos justicia su exigencia de incluir a China por la capacidad nuclear, en rápida expansión, de Beijing.

El embajador Marshall Billingslea lamentó el lunes "la ausencia" de una delegación china en Viena en un tuit con una foto de la mesa de negociación y los sitios vacíos flanqueados por pequeñas banderas chinas.

"Beijing se sigue escondiendo detrás de la Gran Muralla del secreto sobre su auge nuclear, y muchas otras cosas", comentó el representante estadounidense en ese tuit.

Publicidad

Esta foto provocó la réplica del lado chino. El director general del departamento del control de armamentos del ministerio de Relaciones Exteriores, Fu Cong, respondió directamente al diplomático reprochándole el haber colocado las banderas chinas en la mesa "sin el consentimiento de China".

"¡Buena suerte por la extensión del New Start! Me pregunto cómo se puede caer tan BAJO", tuiteó.

Rusia y Estados Unidos aún poseen más del 90% de las armas nucleares del mundo, según el último informe del Instituto Internacional de Investigación de Paz de Estocolmo (SIPRI).

Washington tiene en 2020 unas 5,800 ojivas nucleares y Moscú unas 6,375, al tiempo que China dispone de 320, Francia 290 y el Reino Unido 215, según el instituto sueco.

China, que considera que su arsenal es mucho más bajo, se niega a participar en negociaciones tripartitas, pero se ha mostrado abierta a discusiones multilaterales.

"Estados Unidos debería reducir drásticamente su stock, lo que crearía las condiciones para que otras potencias nucleares se unan a las conversaciones multilaterales", tuiteó recientemente el ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Rusia dijo que estaba preparada a prolongar el tratado New START, cuya desaparición sería un nuevo hito en la reanudación de la carrera armamentista.

El New START podría así convertirse en el tercer tratado de desarme finalizado bajo la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos.

Washington se retiró el año pasado del acuerdo INF sobre la eliminación de misiles de medio y corto alcance suscrito en 1987.

Además, el pasado 21 de mayo Estados Unidos anunció su salida en un plazo de seis meses del Tratado de Cielos Abiertos, un acuerdo de control mutuo de armamento a través de vuelos de reconocimiento en el que participan 34 países.

Con información de EFE y AFP

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad