Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

EU presiona a la ONU para alargar el embargo de armas contra Irán

Washington encuentra en el Consejo de Seguridad una fuerte resistencia de China y Rusia, quien consideran retirar las restricciones en octubre.
mar 30 junio 2020 04:30 PM
Intento
El jefe de la diplomacia estadounidense avisó de que Irán probablemente adquiriría jets rusos capaces de atacar en un radio de 3.000 kilómetros.

Estados Unidos encontró la fuerte resistencia de China y Rusia en el Consejo de Seguridad a sus intentos de prolongar el embargo de armas a Irán, mientras Teherán dijo que el acuerdo nuclear de 2015 depende del levantamiento de esa prohibición.

Levantar el embargo de armas a Irán, que expira el 18 de octubre, significaría una "espada de Damocles sobre la estabilidad económica de Medio Oriente", advirtió el martes el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Publicidad

"El Consejo no puede simplemente esperar que Irán actúe de buena fe", defendió Pompeo en una intervención por videoconferencia, en la que argumentó que el fin del embargo de armas daría vía libre a Teherán para amenazar la paz y la estabilidad de toda la región.

Esto podría "poner en peligro a países como Rusia y China que dependen de precios de energía estables", agregó durante una video conferencia con el Consejo de Seguridad.

Estados Unidos presentó recientemente a sus 14 socios del Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que prevé una extensión ilimitada del embargo de armas a Irán.

El jefe de la diplomacia estadounidense avisó de que Irán probablemente adquiriría jets rusos capaces de atacar en un radio de 3,000 kilómetros, poniendo a su alcance ciudades como Riad, Nueva Delhi, Roma o Varsovia y ampliaría su flota de submarinos para amenazar el tráfico marítimo en el golfo Pérsico.

"Irán no es una democracia responsable como Australia o la India. Ya sabemos lo que Teherán hará si se le da la oportunidad de comprar más armas", insistió, destacando que el país ya ha estado violando el embargo, tal y como sugiere el informe de Naciones Unidas que este martes analizó el Consejo de Seguridad.

El documento, ya hecho público previamente, señala que el armamento usado el pasado septiembre en ataques contra refinerías de petróleo de Arabia Saudí, así como armas incautadas posteriormente frente a las costas de Yemen, eran de origen iraní.

Publicidad

Oposición rusa y china

En la sesión virtual del Consejo, Rusia y China fueron claros en su rechazo al plan de Estados Unidos alegando que genera mayores tensiones diplomáticas y que se aparta de las normas internacionales.

Ambos, que están interesados en venderle armas a Irán, ya habían dicho que se iban a oponer a una extensión del embargo y que opondrían su veto si el asunto se sometía a votación.

"Habiendo renunciado al JCPOA, Estados Unidos ya no es un participante y no tiene derecho a provocar un retroceso en el Consejo de Seguridad", sostuvo el representante chino, Zhang Jun.

Zhang aludió por sus siglas al acuerdo nuclear de 2015 firmado entre las grandes potencias -Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Alemania y Francia- y Teherán, y del que Washington se retiró en forma unilateral en mayo de 2018.

El embajador ruso, Vasili Nebenzia, aseguró que la propuesta de Washington es una "utopía" y "no sirve de base para ninguna negociación", subrayando que el embargo de armas estaba diseñado para ser una medida temporal.

Nebenzia, además, denunció que el objetivo del gobierno estadounidense es aumentar la presión contra Irán para radicalizar al país y que su estrategia es "como poner la rodilla sobre el cuello de alguien", en una aparente referencia a la muerte del afroamericano George Floyd en Mineápolis, que ha provocado fuertes protestas en Estados Unidos.

Publicidad

"No podemos aceptar que Estados Unidos intente obtener la bendición del Consejo de Seguridad para su política de máxima presión, para así legitimarla", dijo.

Por su lado, el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, afirmó que la preservación del acuerdo nuclear depende del levantamiento del embargo de armas en su contra.

"El calendario para la remoción de las restricciones de armas inherente a la Resolución 2231 es parte indisociable del acuerdo logrado con tanto esfuerzo", dijo el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, en una sesión del Consejo de Seguridad, en alusión a la resolución de 2015 que dio su bendición al tratado nuclear.

"Cualquier intento de modificar o enmendar el calendario acordado socava la Resolución 2231 en su totalidad", señaló.

Mientras, potencias europeas como Francia, Alemania y el Reino Unido son favorables a que continúe el embargo de armas, a pesar de que han sido muy críticas con la decisión de Estados Unidos de romper el acuerdo sellado en 2015 para evitar que Irán desarrollase armas nucleares.

El futuro del pacto, suscrito por las principales potencias y que Estados Unidos aceptó bajo el gobierno de Barack Obama, está en el aire por el rechazo de la Administración de Donald Trump y los posteriores incumplimientos por parte de Irán en respuesta.

La ruptura del pacto por parte de Trump y la reimposición de las sanciones estadounidenses a Teherán ha sido rechazada por casi toda la comunidad internacional y ese mensaje volvió a resonar este martes en el Consejo de Seguridad, donde el resto de miembros defendieron la necesidad de proteger el acuerdo.

La Unión Europea (UE), que coordina las discusiones para la implementación del pacto y trata de salvarlo, reconoció que las decisiones estadounidenses han creado “problemas”, pero urgió a trabajar para que no sean “irreparables”.

Además, las potencias europeas avisaron a Estados Unidos de que no respaldarán un posible uso de una cláusula del acuerdo nuclear para reimponer sanciones internacionales a Irán, algo con lo que Washington ha amenazado si no se prorroga el embargo de armas.

Europa, al igual que China y Rusia, considera que Estados Unidos no tiene derecho a usar ese mecanismo dado que ha abandonado el pacto de 2015 y ha dejado de cumplir con sus compromisos.

Plantear esa reimposición de todas las sanciones de la ONU a través de esa cláusula tendría “graves consecuencias en el Consejo de Seguridad” y sería “incompatible” con los esfuerzos para proteger el acuerdo, avisó el embajador francés, Nicolas de Rivière.

"Los intentos unilaterales para activar sanciones de la ONU son incompatibles con nuestros esfuerzos actuales para preservar el JCPOA", dijo el embajador británico, Jonathan Allen.

Con información de EFE y AFP

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad