Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La pandemia de COVID-19 puede comprometer los progresos frente al SIDA

Durante 2019, 690,000 personas murieron por esta enfermedad, el número mas bajo de la década pasada, pero esta cifra podría dispararse.
lun 06 julio 2020 11:41 AM
AIDS
"En la próxima década se necesitan acciones decisivas para que el mundo vuelva a la senda para acabar con la epidemia del sida para 2030", dijo Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONUSIDA.

El número de muertes causadas por el sida continúa reduciéndose y el acceso a los tratamientos mejora, pero estos progresos podrían verse comprometidos en los próximos meses debido a la pandemia del COVID-19, advirtió el lunes la agencia ONUSIDA.

En 2019, 690,000 personas murieron en el mundo debido a enfermedades relacionadas con el sida, frente a 770,000 en 2018 y a 1.7 millones en 2004, cuando se produjo el pico de la epidemia.

Publicidad

Se trata de la cifra más baja en una década, menor cifra de la pasada década según un informe presentado este lunes por Naciones Unidas que, sin embargo, advierte de que la cifra de decesos podría dispararse este año como consecuencia indirecta de la pandemia de COVID-19.

También el número de seropositivos con acceso a los tratamientos antirretrovirales no deja de aumentar, con 25.4 millones de un total de 38 millones, es decir, dos tercios del total, un porcentaje histórico.

Pero la COVID-19 podría revertir la tendencia, advirtió el informe anual de ONUSIDA.

"Los objetivos globales para el VIH establecidos para 2020 no serán alcanzados", dijo la agencia contra el sida de la ONU en un reporte. "Incluso las ganancias logradas podrían perderse y el progreso podría estancarse más si no actuamos".

¿Sin internet? No hay problema, esta aula sobre ruedas recorre las zonas rurales

Esta interrupción podría frustrar los compromisos de 2020, que se resumen en la fórmula 90-90-90, es decir, que el 90% de las personas con sida estén al tanto de su condición, que el 90% de estas últimas estén bajo tratamiento y que el 90% de este grupo tenga una carga viral indetectable.

En 2019, estos porcentajes eran de 81%, 82% y 88%, con disparidades regionales.

La interrupción de tratamientos y el acceso más difícil a los antirretrovirales por los confinamientos y cierres de fronteras durante la pandemia podrían causar hasta medio millón de muertes anuales adicionales.

Publicidad

"Según las estimaciones de una modelización reciente, una interrupción total de la terapia antirretroviral durante seis meses podría provocar más de 500,000 muertes adicionales por enfermedades oportunistas ligadas al sida, como la tuberculosis, en África subsahariana en 2020-2021", dijo la agencia de la ONU.

El África subsahariana, donde se concentran casi tres cuartas partes de los afectados por el VIH, podría ser la región donde se concentren la mayor parte de esas muertes adicionales, derivadas de factores como un proyectado aumento de hasta el 25% en el precio de los antirretrovirales exportados desde la India.

"En momentos en que la propagación del nuevo coronavirus amenaza con saturar el sistema de salud y que el confinamiento reduce los desplazamientos y pone bajo tensión la economía, las personas que viven con VIH y las más expuestas a contraerlo son víctimas de la interrupción de los servicios sanitarios y de la lucha contra" esta enfermedad, prosiguió.

El informe señala que en 2019 hubo 1.7 millones de nuevas infecciones de VIH, una cifra similar a la de 2018, por lo que el total de personas que viven con el virus causante del sida ascendió a 38 millones, de los que más de 25 millones son habitantes del continente africano.

Publicidad

De los nuevos casos diagnosticados, 730,000 se dieron en África Oriental y Meridional, 300,000 en Asia-Pacífico, 240.000 en África Occidental y Central y 120,000 en Latinoamérica, donde el número de personas con VIH asciende actualmente a 2.1 millones.

Mientras en África del sur y oriental, el área más afectada por el sida, las infecciones anuales de VIH se han reducido un 38 por ciento en la pasada década, ha habido un alarmante aumento del 72 por cien en los contagios en Europa Oriental y Asia Central, y también un notable crecimiento del 21 por cien en Latinoamérica.

Respecto a las muertes en 2019, 440,000 se registraron en el África subsahariana, 160,000 en Asia-Pacífico, 37,000 en América Latina y 35,000 en Europa Oriental y Asia Central, mientras que en Europa Occidental y Norteamérica, donde 2.2 millones de personas viven con el virus VIH, se produjeron 12,000 decesos.

Las regiones con mayor propagación del VIH son el Este de Europa y Asia Central, que juntas han visto un "impactante" aumento del 72% en las infecciones nuevas desde 2010, indicó ONUSIDA. Los contagios avanzaron también en Oriente Medio y Norte de África en un 22%, y un 21% en Latinoamérica.

"En la próxima década se necesitan acciones decisivas cada día para que el mundo vuelva a la senda para acabar con la epidemia del sida para 2030", dijo Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONUSIDA.

Con información de AFP, EFE y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad