Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Nuestras Historias

El reto para la UE: que su plan de recuperación sea tan verde como planea

Los líderes de los 27 países miembros acordaron destinar 550,000 millones de euros a proyectos para desacelerar el cambio climático, pero deberá gastarlos de manera inteligente.
jue 23 julio 2020 05:30 AM
Un plan ambiguo
La activista sueca Greta Thunberg fue muy crítica con el plan presentado por la UE, al considerarlo ambiguo y tibio.

Después de 90 horas de negociaciones, los líderes de la Unión Europea alcanzaron el martes 21 de julio un acuerdo para la recuperación que destinará casi 550,000 millones de euros a proyectos verdes en los próximos siete años, el mayor compromiso climático jamás realizado en solitario.

Ahora los líderes europeos se enfrentan con un reto: invertir ese dinero de manera inteligente para cumplir sus objetivos medioambientales.

Publicidad

El dinero representa una cuota del 30% del gigantesco paquete, que prevé un presupuesto de 1,074 billones de euros para la UE para 2021-27 y un fondo de recuperación de 750,000 millones de euros por el coronavirus.

Los líderes acordaron también que incluso las partes del paquete general que no estén señaladas de forma específica para gasto climático "no deberán perjudicar" el objetivo del bloque de convertirse en carbono neutral para 2050.

Cientos de posibles proyectos podrían beneficiarse, desde la producción de acero bajo en carbono en Suecia a una fábrica de baterías para vehículos eléctricos en Polonia. No obstante, la falta de normas precisas sobre cómo puede ser gastado el dinero dejó incómodos a algunos.

Por ejemplo, la activista sueca Greta Thunberg reclamó a Bruselas la falta de claridad del plan respecto al cambio climático. La joven, que se ha vuelto un emblema de la lucha contra la crisis medioambiental, criticó del plan sus "ambiguos objetivos medioambientales, lejanos e incompletos".

Un día antes del inicio de la cumbre europea, el jueves 16 de julio, la joven sueca lanzó un llamado a los líderes de la UE para "enfrentar la emergencia climática", en una carta respaldada por 150 científicos de renombre y varias celebridades.

En la misiva de la adolescente sueca enviada a los 27 jefes de Estado y de gobierno del bloque se solicita la adopción de medidas inmediatas, concretamente siete "primeros pasos" para "evitar una catástrofe climática y ecológica".

Publicidad

Hace hincapié en particular, en "cesar las inversiones en la exploración y extracción de energías fósiles, eliminar todos los subsidios a estos combustibles y a abandonarlos por completo inmediatamente".

Además, pide obrar para hacer del "ecocidio" un delito por parte de la Corte Internacional de Justicia de la ONU en La Haya.

Para los autores del texto, la pandemia de COVID-19 y la movilización que ha provocado en todo el mundo demuestran "que la crisis climática jamás ha sido tratada como tal, ni por parte de los políticos, los medios de comunicación, o el mundo de los negocios y las finanzas".

Entre los firmantes hay en científicos de renombre dedicados al clima, como Hans Joachim Schnellnhuber, y los profesores Kevin Anderson y Michael Mann, así como la organización Greenpeace.

Bas Eickhout, un europarlamentario verde holandés, dijo a Reuters que se necesitan criterios claros para garantizar que son usados para librar al continente de carbón, petróleo y gas natural, señalando que habría sido un buen comienzo un compromiso de "no destinar dinero a combustibles fósiles. El hecho de que no lo hicieran dice mucho".

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, brazo ejecutivo del bloque, intentó aliviar estas preocupaciones diciendo a Reuters que "los estados miembro deberán cumplir hitos antes de que haya un desembolso de dinero".

"Los objetivos generales a nivel europeo deben ser visibles en los planes de recuperación nacionales", indicó, agregando que las grandes sumas en juego dan a la UE "una gran ventaja" para garantizar que los planes de los países son verdes.

Algunas voces ecologistas temen que se destinen fondos a proyectos con gas natural. Aunque se considera una fuente más limpia de generación eléctrica que el carbón, los científicos destacan que sigue siendo un combustible fósil y puede generar emisiones de dióxido de carbono y metano que calientan el planeta durante décadas.

El paquete será analizado por el Parlamento Europeo desde este jueves y los eurodiputados están recibiendo llamados para que introduzcan controles más estrictos antes de su aprobación.

"Ahora depende del Parlamento aumentar la ambición sobre el gasto climático", dijo Manon Dufour, del centro de estudios climáticos E3G. "Hay mucho margen disponible aún".

Con información de Reuters y AFP

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad