Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Hiroshima conmemora el 75 aniversario de la primera bomba atómica

La ciudad japonesa recuerda este hecho que marcó su historia, en medio de otro reto histórico: la pandemia de COVID-19.
jue 06 agosto 2020 10:45 AM
Oración
A las 8:15 am hubo una oración silenciosa para marcar el instante en el que la bomba atómica explotó en el cielo de Hiroshima hace 75 años.

Los peores augurios indicaban que, tras la bomba atómica, nada crecería en Hiroshima durante 75 años; pero los actos de conmemoración de este jueves, justo tres cuartos de siglo después, dieron fe de la resiliencia de esta ciudad japonesa.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, hizo referencia a esas previsiones en la ceremonia en la que se recordó el ataque nuclear que sufrió la ciudad el 6 de agosto de 1945, tres días antes de que otra bomba atómica destrozara la ciudad nipona de Nagasaki.

Publicidad

"Se rumoreaba en ese momento que nada crecería aquí durante 75 años. Sin embargo, Hiroshima se recuperó y se convirtió en un símbolo de la paz", señaló Matsui sobre el ataque estadounidense que provocó unos 140,000 muertos el mismo día y en fechas posteriores por la secuela de la bomba atómica.

Recomendamos

¿Bajo control?

¿Bajo control?

Desde el inicio de la pandemia, en enero de 2020, Japón ha sido un ejemplo para el mundo de lo que se ha hecho bien para contener la pandemia.
FOTO: AFP/Philip Fong
Números bajos

Números bajos

Japón ha registrado poco más de 26,300 casos, de los cuales menos de 1,000 han muerto desde que el COVID-19 fue identificada en el país por primera vez, a mediados de enero.
FOTO: AFP/Charly Triballeau
Afecta a los mayores

Afecta a los mayores

Sin embargo, los contagios han crecido en los último días. Los nuevos casos afectan no sólo a los adultos jóvenes, sino también a los grupos de mayor edad, dicen autoridades de Tokio.
FOTO: AFP/Charly Triballeau
Estado de emergencia

Estado de emergencia

En la últimas semanas, ciudades como Tokio y Osaka han registrado números de nuevos contagios sin precedentes.
FOTO: AFP/Philip Fong
Un rápido crecimiento

Un rápido crecimiento

Los expertos advierten que las infecciones por COVID-19 parecen extenderse rápida y ampliamente.
FOTO: AFP/Philip Fong
Nuevos focos

Nuevos focos

Los nuevos contagios por el coronavirus ocurren en restaurantes y teatros, y no sólo en los barrios de vida nocturna como fue el caso en las últimas semanas.
FOTO: AFP/Philip Fong
Récord de casos

Récord de casos

Tokio registró un récord absoluto de 293 nuevos casos diarios la semana pasada, y la cifra de 200 casos se ha superado regularmente en los últimos días.
FOTO: AFP/Philip Fong
Sin estímulos.

Sin estímulos.

Ante el resurgimiento de las infecciones en Tokio, el gobierno japonés ha excluido recientemente a la región de la capital de un programa de ayudas destinado a estimular el turismo interior en Japón este verano.
FOTO: AFP/Charly Triballeau

Japón tuvo que realizar esta conmemoración en un contexto particular debido a la pandemia de coronavirus que obligó a limitar los homenajes a las víctimas.

Supervivientes de la bomba atómica, descendientes de víctimas, el primer ministro japonés Shinzo Abe y algunos representantes extranjeros asistieron por la mañana a la principal ceremonia en Hiroshima. La mayoría con mascarilla.

La epidemia de coronavirus impidió la asistencia del público, que tuvo que seguir la ceremonia en línea.

Otros actos fueron cancelados, como la ceremonia de las linternas flotantes de Hiroshima, que cada 6 de agosto se lanzan al agua al caer la noche en memoria de las víctimas.

A las 8:15 am (6:15 pm del miércoles Hora de Ciudad de México) hubo una oración silenciosa para marcar el instante en el que la bomba atómica explotó en el cielo de Hiroshima hace 75 años.

"Nunca debemos permitir que se repita este pasado doloroso", dijo el alcalde Kazumi Matsui en un discurso, llamando a la sociedad a rechazar el "ensimismamiento" del nacionalismo.

Publicidad

"Me comprometo a hacer cuanto pueda para lograr un mundo sin armas nucleares y una paz duradera", prometió Abe, con frecuencia criticado por su intención de revisar la constitución pacifista de Japón.

¿Paz?
El primer ministro Shinzo Abe ha sido criticado por su intención de revisar la constitución pacifista de Japón.

El gran pendiente: un acuerdo antinuclear

El acto, en el Parque de la Paz de Hiroshima, sirvió para insistir en la necesidad de que el Gobierno de Japón, el único país que ha sufrido un ataque atómico, se decida a firmar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares aprobado hace tres años en la ONU, una iniciativa en la que el país asiático quedó al margen desde el principio.

Matsui pidió que el gobierno dé ese paso ante unas 800 personas, entre ellas autoridades como el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y representantes de los "hibakusha" o supervivientes del ataque nuclear.

"Pido al gobierno japonés que acate el llamamiento de los 'hibakusha' para firmar, ratificar y ser parte del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares", afirmó Matsui.

Este tratado fue aprobado en la ONU el 7 de julio de 2017 por 122 estados miembros, pero para que entre en vigor necesita ser ratificado por al menos 50 naciones y hasta hoy solo lo han hecho 40, entre las que no se incluyen ni Japón ni las potencias nucleares.

"Ahora más que nunca los líderes mundiales deben reforzar su determinación para hacer que este marco legal funcione efectivamente", insistió.

Publicidad

El dilema

La bomba "Little Boy" mató a unas 140,000 personas en esta ciudad portuaria. Muchas víctimas murieron en el acto, y muchas otras como consecuencia de las heridas o de la radiación durante las semanas y meses siguientes.

Tres días más tarde, Estados Unidos soltó otra bomba A en Nagasaki (suroeste), causando 74,000 muertos.

Estas dos bombas con una potencia destructiva inédita en aquel entonces hicieron que el 15 de agosto de 1945 el emperador Hirohito anunciara a sus súbditos la capitulación ante los Aliados, marcando así el final de la Segunda Guerra Mundial.

Los historiadores no se ponen de acuerdo, sin embargo, sobre si este doble ataque nuclear ha permitido realmente salvar vidas al precipitar el fin de la guerra.

Muchos consideran que los ataques nucleares contra Hiroshima y Nagasaki son crímenes de guerra, debido a la devastación y la cantidad de víctimas civiles.

Estados Unidos nunca se ha disculpado oficialmente. Pero en 2016, Barack Obama se convirtió en el primer presidente en ejercicio en visitar Hiroshima, donde rindió homenaje a las víctimas y pidió un mundo sin armas nucleares.

El año pasado, el papa Francisco también visitó Hiroshima y Nagasaki para recalcar su oposición a las armas atómicas, que calificó de "crimen", y criticar la doctrina de la disuasión nuclear, una "falsa seguridad" -según él- que envenena las relaciones entre los pueblos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lamentó en un mensaje de vídeo publicado el jueves que el objetivo de eliminar las armas atómicas, fijado por Naciones Unidas en sus inicios, siga sin cumplirse. "Hoy, un mundo sin armas nucleares parece cada vez más lejano", estimó.

Una lucha contra el olvido

Algunos supervivientes de la bomba atómica han comparado su lucha contra las armas nucleares y la crisis del nuevo coronavirus.

"Ya sea el coronavirus o las armas nucleares, la forma de superar (estos desafíos) es la solidaridad entre los pueblos", dijo Keiko Ogura, una superviviente de Hiroshima de 83 años.

Unos 136,700 supervivientes de Hiroshima y Nagasaki todavía viven, pero tienen en promedio más de 83 años y quieren pasar el testigo a las nuevas generaciones.

Con la ayuda de otros activistas, los "hibakusha" han creado archivos de memoria, en forma de testimonios, poemas o dibujos. A pesar de estas iniciativas, muchos temen una pérdida de interés en su herencia cuando se hayan muerto, y eso que la amenaza nuclear sigue vigente.

"Hace mucho tiempo, los abuelos contaron su historia, pero muchos ya han muerto. Ahora mucha gente joven no recuerda este día, así que esta ceremonia es para que nunca se olvide", explicó a la agencia EFE el japonés Tetsuka Kiwamu, de 39 años, que se acercó al Parque Memorial de la Paz en su moto.

El temor de Kiwamu de que las nuevas generaciones olviden lo ocurrido es compartido por muchos supervivientes de la bomba atómica.

"Creo que (este aniversario) es algo muy importante que debemos tener en mente, más cuando algunos gobiernos hablan sobre guerras de nuevo", señaló a EFE Gerd Kramer, un exmilitar alemán de 52 años que anduvo durante tres semanas desde Osaka hasta Hiroshima para concienciar por redes sociales de los desastres de la guerra.

Kramer asegura que estará también el próximo domingo en Nagasaki, donde se conmemorarán los tres cuartos de siglo desde que se lanzó una bomba atómica sobre una población civil por segunda vez.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad