Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Cómo cambiará el comercio con México si Joe Biden gana las elecciones en EU?

El T-MEC estará a salvo en caso de una victoria demócrata, pero puntos como la política laboral y energética cobrarán relevancia, señala Mario Jorge Yañez, socio del despacho Hogel Lovells.
lun 31 agosto 2020 05:05 AM
Pragmático
La plataforma está preparada para evitar la propagación de vídeos que incidan en la votación.

El 3 de noviembre es una fecha clave para Estados Unidos, pues ese día se elegirá al próximo presidente entre el actual gobernante, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden. México, cuya economía está fuertemente relacionada con la estadounidense, también observa atento el resultado de los comicios.

Durante el primer mandato de Donald Trump, México, Estados Unidos y Canadá negociaron un acuerdo comercial que sustituyó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Aunque fue negociado por una administración republicana, es seguro que un gobierno demócrata lo implemente sin problema, señaló Mario Jorge Yañez, socio del despacho Hogel Lovells.

Publicidad

Yañez recordó que esto ya pasó con el TLCAN, que fue negociado durante el gobierno del republicano George H.W. Bush, pero empezó a aplicarse hasta el mandato del demócrata Bill Clinton, quien incluso llegó a halagar el acuerdo comercial. En entrevista con Expansión, el especialista nos cuenta cómo puede cambiar el comercio exterior de Estados Unidos con un triunfo de Biden o bien, la reelección de Donald Trump.

Trump presume al TMEC como uno de los grandes logros de su primer mandato, ¿qué pasa con el acuerdo si Trump se reelige? ¿Hay posibilidades de modificarlo en los próximos cuatro años?

En los próximos cuatro años, no. Hay una ventana para la revisión del tratado cada cinco años. Apenas estamos empezando, apenas estamos terminado el segundo mes de vigencia del T-MEC. Ahora, y por las circunstancias que estamos pasando de la emergencia sanitaria que se está viviendo en todo la economía, no sólo a nivel regional, sino a nivel mundial, y la consecuente reducción de la actividad comercial tanto con Estados Unidos como con Canadá, pues no sabemos todavía saber cuáles van a ser las consecuencias de la firma de este tratado. Todavía es muy temprano para poder apreciar los verdaderos efectos que va a tener el T-MEC comparándolo con el TLCAN, que estuvo vigente de 1994 a junio de 2020.

Trump siempre dice algo inesperado, como las opiniones o lo que él pueda decir para, desde un punto de vista político, darle un beneficio a su posición. La diferencia es que Donald Trump no va a estar buscando una reelección como lo que pasó en estos últimos cuatro años. En el primer término de un presidente en los Estados Unidos, lo que se busca es poder tener un segundo término. Por eso se politiza tanto todo durante el primer término de un presidente.

Donald Trump recibe a AMLO en la Casa Blanca

Publicidad

Si Trump se llegara a reelegir yo creo que no va a haber tantos ataques contra México o contra el acuerdo que él presume como su obra, de parte suya. Yo creo que la administración del presidente Trump en un segundo mandato va a dejar que las cosas evolucionen, siempre con tintes proteccionistas, como lo ha hecho hasta ahora, pero esos tintes proteccionistas se han dado en industrias muy focalizadas. Por ejemplo, lo que ha estado pasando con el acero y el aluminio de Canadá, que en fechas recientes volvieron a ser objeto de escrutinio de la administración Trump, al punto de volverle a imponer otra vez aranceles. En un ejemplo de una política muy focalizada en una industria que puede ser de interés político para el presidente Trump.

Fuera de esos casos yo creo que Trump va a dejar que el T-MEC evolucione. Mi pronóstico es que va a estar presumiendo estos cuatro años lo bien que está haciendo para la región, especialmente para Estados Unidos, haber sustituido el TLCAN con el T-MEC.

Los demócratas fueron muy duros a la hora de darle su visto bueno al T-MEC, sobre todo en temas laborales, ¿qué podemos esperar si su candidato, Joe Biden, gana la presidencia?

Mi pronóstico también es que en caso de que llegara a ganar el candidato Joe Biden no se va a abrir en tratado en los próximos cinco años, no se va a abrir a negociación o a modificaciones en los próximos cinco años. También Joe Biden va a dejar que las cosas evolucionen.

Publicidad

Si recordamos, en el caso del TLCAN fue un tratado de libre comercio negociado por los republicanos, pero cuando se puso en marcha ya estaba el presidente Bill Clinton, que era demócrata. Él siempre opinó de manera favorable a los efectos y la entrada en vigor del TLCAN. Mi pronóstico es que Biden va a ser lo mismo.

Una vez que pase el periodo electoral y en caso de que él llegara a ganar, va a dejar de politizar el TMEC. De hecho, no ha sido un tema de la agenda electoral demócrata. Yo creo que Biden va a opinar favorablemente del TMEC porque al final del día sí es un tratado favorable para los Estados Unidos, en algunos aspectos, más favorable de lo que fue el TLCAN y los Estados Unidos necesitan de la apertura comercial con México y con Canadá.

Lo que probablemente llegue a pasar, por esa afinidad que tiene el Partido Demócrata con ciertos sindicatos en Estados Unidos, que pudiera haber estos temas de corte proteccionista, sobre todo para el tema laboral. De cualquier manera, con el T-MEC tienen un poco menos problemas, porque se abrió la posibilidad de esas revisiones al cumplimiento de los compromisos en materia laboral por parte de México. Si llegara a pasar algo, probablemente un presidente demócrata pudiera hacer efectivas esas revisiones para satisfacer los intereses de los sindicatos, si es que algún sindicato llega a protestar por la forma en que está corriendo el T-MEC.

Esa es otra cuestión que también puede llegar a pasar con el presidente Trump porque recordemos que está tratando de hacerse del voto de lo que se conoce como blue collar, los trabajadores de Estados Unidos. Ya sea con un presidente republicano o con un presidente demócrata, ya sea Trump o Biden, el desarrollo del T-MEC en los próximos años sería prácticamente el mismo.

¿Qué puede pedirle un gobierno demócrata que ha prometido dar impulso a las energías renovables a México en materia energética, sobre todo en el marco del T-MEC?

También existen compromisos más estrictos en materia ambiental en el T-MEC de lo que había en el TLCAN, que se reducen a mejores esfuerzos. En caso de que llegara a la vicepresidencia Kamala Harris sí pudiera tratar de impulsar una agenda en la que los Estados Unidos trataran de tomar una actitud más proteccionista del medio ambiente, sobre todo en el consumo de combustibles fósiles y que en ese sentido se tratara de politizar la situación con el gobierno mexicano.

El gobierno mexicano siempre se va a tener que ajustar en la relación bilateral con los Estados Unidos. México, efectivamente, le está apostando a a explotación de los combustibles fósiles porque de cualquier manera, pase lo que pase en los siguiente cuatro años y medio que le falta a esta administración, de cualquier manera, como lo ve la administración del presidente López Obrador, el consumo de combustibles fósiles va tener que ser intensivo por muchas razones, como el uso de este tipo de combustibles para automóviles.

En México, la conversión a autos híbridos o eléctricos es sumamente oneroso para la población, no tenemos una posición económica generalizada para poder adquirir autos que todavía son caros. Entonces, simplemente por eso, México le apuesta a una producción intensiva de combustibles fósiles y en Estados Unidos también.

Al final del día, en el caso de que México deje de ser autosuficiente en materia energética, en el tema de los combustibles fósiles, a pesar de los esfuerzos que hace la administración para serlo, la fuente lógica de abastecimiento de combustibles derivados del petróleo con los Estados Unidos. Eso no va a dejar de pasar en los próximos cuatro o cinco años.

Diga lo que diga la candidata Harris, o como haya votado de ir en contra del T-MEC, de cualquier manera en el corto plazo eso no va a ser reversible de manera drástica.

México va a tener que entender que, a pesar de lo que está haciendo en estos momentos, tarde o temprano vamos a tener que reconvertirnos a las energías limpias. Pero, por como están perfilándose las cosas, eso no va a pasar en los próximos cinco años. Va a ser el aspecto más interesante de ver el desarrollo y la evolución en relación bilateral entre México y Estados Unidos, el tema ambiental.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad