Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Italia aprueba nuevas restricciones para evitar una segunda ola de COVID-19

Las nuevas medidas incluyen la prohibición de fiestas privadas, el cierre de restaurantes a medianoche, y la prohibición de los partidos de futbol privados.
mar 13 octubre 2020 11:55 AM
Mascarillas
Se recuerda, como ya fue aprobado en otro decreto hace unos días, la obligación de llevar siempre la mascarilla incluso al aire libre.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, impuso este martes nuevas restricciones a reuniones, restaurantes, deportes y actividades escolares, en un intento por frenar el reciente aumento de las infecciones por coronavirus.

El decreto del gobierno, publicado después de días de versiones preliminares y especulaciones de los ministros sobre sus probables medidas, entrará en vigencia dentro de 24 horas y tendrá una vigencia de 30 días.

Publicidad

El decreto prohíbe las fiestas y celebraciones tanto al aire libre como en lugares cerrados y limita el número de invitados en casas privadas a seis.

El virólogo de la Universidad Bicocca de Milán, Francesco Broccolo, comentó en declaraciones al programa televisivo "Mattino Cinque" la "peligrosidad" de las reuniones familiares, que son el origen del 75 % de los positivos.

"El virus no entiende de lugares, ni de tiempos. Mi experiencia en el laboratorio me dice que acaban contagiadas todas las personas que entran en contacto en casa con un positivo", aseveró.

La medida más sorprendente y la que más reacciones negativas está produciendo es la prohibición de los clásicos "partidillos" de deportes de contacto, como el fútbol o el baloncesto, entre amigos durante la semana.

Un millar de personas se manifiestan en Roma contra las cubrebocas y las vacunas

El decreto advierte firmemente que las mascarillas, que ya son obligatorias en los edificios públicos y al aire libre, también deben usarse en casa cuando haya personas que no pertenezcan al núcleo familiar.

Por el momento, el gobierno de Giuseppe Conte ha reiterado que se excluye cualquier tipo de confinamiento nacional como el de la pasada primavera.

El decreto fue firmado la madrugada de martes tras una serie de observaciones y negociaciones con los dirigentes de las varias regiones, preocupados también por las consecuencias económicas.

Publicidad

Italia, que ha registrado más de 36,000 muertes desde el inicio de la pandemia, pasó a la segunda fase con restricciones más específicas, con el fin de evitar el confinamiento total debido al aumento de casos en la última semana.

Los nuevos casos diarios de coronavirus en Italia se duplicaron la semana pasada, superando los 5,000 el viernes por primera vez desde marzo y aumentando cerca de los 6,000 el sábado. Se redujeron ligeramente en los últimos dos días, pero normalmente aumentan en la segunda mitad de cada semana.

El país registró el lunes 4,619 nuevos casos en 24 horas, una cifra comparable a las de abril, cuando la pandemia azotaba a las regiones del norte de la península, pero muy inferior a las tasas de contagio observadas en este momento en Francia o España.

Las muertes relacionadas con COVID-19 son mucho menores que los picos superiores a 900 por día a fines de marzo, pero los decesos han aumentado en los últimos días, con 39 reportados el lunes.

Las bodas y bautizos deben contar con un máximo de 30 invitados. Tampoco se permiten las excursiones escolares y las visitas guiadas.

El decreto fue aceptado por los gobernadores de las regiones, que son los responsables de la gestión sanitaria, aunque el jefe de gobierno advirtió que no descarta tomar medidas aún más coercitivas en el futuro si la situación seguía deteriorándose.

Publicidad

"Está claro que estamos haciendo todo esto porque queremos que la gente siga trabajando y que sigan abiertos los colegios. Estamos protegiendo el colegio y el trabajo. Entre esto y la diversión y los partidos de fútbol, algún irresponsable piensa que el 'partidillo' es mejor", explicó este martes el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia.

El protocolo de salud vinculado a la cuarentena por casos de contacto y el aislamiento de los casos positivos ha sido modificado.

Hasta ahora, en caso de resultar positivo al coronavirus, la regla era cumplir 14 días de aislamiento hasta la obtención de dos pruebas negativas para poder salir a la calle.

Ahora la cuarentena será de diez días y será suficiente obtener una sola prueba negativa para considerar que la persona está curada.

El decreto recomienda el teletrabajo a todas las empresas, pero sin la solicitud formal de aumentarlo del 50 al 70%, que era algo que se había previsto pero finalmente no fue aprobado.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad