Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cientos de personas se manifiestan en Italia contra nuevas restricciones

Las medidas incluyen el cierre anticipado de bares y restaurantes, así como el cierre de teatros, cine y gimnasios, después que las infecciones diarias aumentaran en ocho veces en menos de un mes.
mar 27 octubre 2020 10:22 AM
Preocupación
El ministerio del Interior de Italia ha manifestado su preocupación por las tensiones de estos días.

Cientos salieron a las calles de Italia el lunes para protestar contra la última ronda de restricciones —incluido el cierre anticipado de bares y restaurantes—. En Milán, la capital financiera, los manifestantes arrojaron bombas Molotov a la policía, que respondió con lacrimógenas.

Se esperaba que el primer ministro, Giuseppe Conte, aprobara más tarde este martes medidas para ayudar a las empresas afectadas por las nuevas restricciones introducidas el fin de semana después de que las infecciones diarias aumentaran en ocho veces en menos de un mes.

Publicidad

Italia registró 21,994 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, el mayor aumento registrado en lo que va de crisis, y 221 personas han muerto, según el boletín publicado este martes por el Ministerio de Sanidad.

Choques con la policía en manifestaciones anticoronavirus en Italia

Se trata del mayor número de infecciones registrado hasta el momento, si bien en la actualidad se hacen muchas más pruebas de las que se practicaban al principio de la emergencia, en febrero o marzo. Desde ayer se han realizado 174,000 test diagnósticos.

En el último día 221 personas han perdido la vida a causa del virus, un dato que no se veía desde mediados del mes de mayo y que eleva el balance a las 37,700 víctimas mortales.

Preocupa especialmente la situación de los hospitales. De las 255,000 personas enfermas con la COVID-19 en Italia, 15,366 están ingresados (1.085 más que ayer) y 1.411 requieren cuidados intensivos (+127).

En el país ya se han contagiado 564,778 personas desde el comienzo de la crisis, el 21 de febrero, con la aparición de los primeros casos autóctonos.

El cierre de cines, teatros y gimnasios y los horarios reducidos para bares y restaurantes, que deberán cerrar a partir de las 6:00 pm, acentuaron el malestar en un país que aplicó un estricto confinamiento de dos meses en la primavera boreal y que este año sufrirá su peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial.

En Milán, capital de la rica región de Lombardía, en el norte italiano, donde hay el mayor número de contagios, varios centenares de manifestantes se confrontaron por la noche con las fuerzas de seguridad. Hubo incendios de papeleras, ataques vandálicos contra tranvías y vitrinas de comercios rotas, según imágenes de cadenas de televisión italianas.

Los disturbios concluyeron con 28 personas detenidas en Milán, donde grupos de manifestantes lanzaron piedras, petardos y bengalas contra la policía y también contra la sede de la región de Lombardía.

Lo misma situación se registró en Turín donde encapuchados se enfrentaron a la policía y destruyeron algunos escaparates de comercios y saquearon los locales. Los altercados concluyeron con cerca una decena de detenidos, según los medios.

Alemania registra más de 10,000 muertos por COVID-19 mientras Europa se confina

En Nápoles, la principal ciudad del sur de Italia, varios miles de personas pidieron la dimisión del presidente de la región de Campania en una protesta en la que se produjeron enfrentamientos esporádicos entre jóvenes encapuchados y la policía.

Publicidad

Las fuerzas de seguridad también tuvieron que intervenir en la pequeña localidad de Pesaro, donde el propietario de un restaurante decidió invitar a 90 personas para expresar su rechazo a bajar la persiana de su local a las 18:00. "Podéis detenerme, no cerraré", aseguró.

Los empresarios que se manifestaron en las varias ciudades italianas para protestar por los cierres han tomado distancias de estos episodios de violencia.

Durante la jornada de este martes continuarán las manifestaciones en ciudades como Nápoles y Roma de los propietarios de actividades que se han visto afectados por los cierres.

Se está investigando la posibilidad de que entre los manifestantes se hayan infiltrado grupos de fascistas y de ultras como los que protagonizaron hace dos días altercados en Roma.

El ministerio del Interior ha manifestado su preocupación por las tensiones de estos días, pero ha asegurado que las protestas registradas desde el norte al sur del país no tenían nada que ver con los sectores más afectados por la crisis de los últimos meses, "sino con ambientes que tenían el propósito específico de provocar disturbios: ultras, extremistas de derecha".

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad