Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Machu Picchu reabre sus puertas después de casi ocho meses en cuarentena

El centro turístico de Perú solo funcionará al 30% de su capacidad, es decir, solo 675 personas entrarán al día, una tercera parte que antes de la pandemia del COVID-19.
dom 01 noviembre 2020 03:46 PM
machu-picchu.jpg
Con el 50% de su capacidad, el tren que transporta turistas al centro turístico volvió a brindar servicio a los visitantes que podrán ingresar a partir del lunes.

El tren a Machu Picchu volvió este domingo a transportar turistas, los primeros que visitarán la ciudadela inca a partir del lunes tras estar siete meses y medio cerrada, desde el 16 de marzo, por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

La reapertura de la principal atracción turística de Perú ha generado una gran expectativa, especialmente entre los peruanos, que agotaron todos los cupos disponibles para los primeros quince días de noviembre, donde el acceso al parque arqueológico será gratuito.

“Poder abrir Machu Picchu al mundo, poder abrir nuestra maravilla, implica que los peruanos somos resilientes”, dijo Rocío Barrios, ministra de Comercio Exterior y Turismo de Perú, quien encabezó la ceremonia de reapertura de la ciudadela declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1983.

Publicidad

Tren a mitad de capacidad

El volver a visitar Machu Picchu se notó este domingo en la mañana en la estación de Ollantaytambo, una parada casi obligada para todos los turistas que van a contemplar este monumental enclavado en las escarpadas y frondosas montañas de la vertiente oriental de los Andes.

El tren partió al 50% de su capacidad, como parte de su protocolo de seguridad frente al COVID-19, que también incluye que todos los pasajeros lleven mascarilla y protector facial, y entreguen una declaración jurada de que no presentan síntomas de la enfermedad antes de abordar el vagón.

Machu Picchu abre sus puertas para este único turista

A la entrada a la estación también se toma a cada viajero la temperatura y se le desinfecta rigurosamente todo su equipaje.

En este tren viajaba el ministro de Cultura de Perú, Alejandro Neyra, quien también participó en el acto oficial de reapertura de Machu Picchu, joya arquitectónica de los incas se iluminará de manera especial al anochecer.

"Nuestra tarea es todavía brindar todas las condiciones de seguridad que permitan a los visitantes sentir confianza de que pueden ir a un lugar seguros", afirmó Neyra.

Publicidad

Clave para el turismo

Con esta reapertura renacen las esperanzas de Cusco y en los pueblos del Valle Sagrado, que son paso obligado hacia Machu Picchu, y que enfrentan una aguda crisis económica, debido a que 70% de sus habitantes viven del turismo.

Tras un confinamiento obligatorio de más de 100 días, levantado el 1 de julio, muchos hoteles, restaurantes y otros negocios de la zona se fueron a la quiebra y miles de trabajadores quedaron sin empleo.

"Antes de que llegara la pandemia había 80 hoteles y hotelitos en Ollantaytambo, pero han quebrado por lo menos la mitad de ellos", explicó Joaquín Randall, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de este pueblo, situado a 32 km de la ciudadela.

"Los hoteles formales, que pagan impuestos y que están al día con el estado, han podido acceder a créditos" del gobierno, pero no los numerosos alojamientos informales, agregó Randall, dueño del hotel El Albergue (tres estrellas) y del restaurante El Chuncho.

En Cusco y en el Valle Sagrado existía una variada oferta turística, desde hoteles cinco estrellas hasta sencillas habitaciones para mochileros. La mayoría aún permanecen cerrados. La primera cadena de alojamiento de lujo en reanudar sus operaciones fue Belmond, un día después de que Perú reabriera sus fronteras, el 5 de octubre, pero los turistas todavía no llegan.

Con Machu Picchu vacía, el turismo queda en cuidados intensivos en Perú

La empresa opera cuatro hoteles en esta zona, incluido el único situado frente a la entrada de la ciudadela, cuyas habitaciones solían estar reservadas con uno o dos años de anticipación, según sus responsables.

Publicidad

"Tomamos la decisión de reiniciar operaciones porque quisimos dar un mensaje de seguridad al país y a la comunidad internacional", comentó Arturo Schwarz, gerente de los dos hoteles Belmond de Cusco.

Otras cadenas hoteleras internacionales y peruanas reabrieron este fin de semana en Cusco, el Valle Sagrado y en Machu Picchu Pueblo, antes llamado Aguas Calientes.

La reapertura eleva las esperanzas de miles de personas que vendían artesanías, transportaban turistas o se ganaban la vida en otros oficios ligados al turismo.

El taxista Eberth Hancco, que hace unas semanas pudo volver a recoger pasajeros en el aeropuerto de Cusco, contó que en abril debió marcharse a la finca de sus padres en Paucartambo con su esposa y su hija de ocho años. "La situación ha estado muy mala, porque Cusco vive de turistas", indicó.

Este domingo la compañía PeruRail reanudó sus trenes turísticos entre Cusco y Aguas Calientes. Su competidor IncaRail lo hará el lunes.

Estricto protocolo

Las medidas que se aplicarán para visitar Machu Picchu en su reapertura al turismo serán estrictas. La ciudadela solo funcionará al 30% de su capacidad, lo que supone que apenas 675 personas recorrerán los vestigios de esta construcción cada día, una tercera parte que antes de la pandemia.

La vacuna china contra el COVID-19 llega a Perú para ensayos en voluntarios

Además, solo estará permitido el ingreso de 75 personas por hora, en grupos de ocho individuos como máximo, incluido el guía, quienes durante todo su recorrido deberán mantener una distancia de al menos dos metros entre ellos y de no menos de 20 metros entre otros grupos.

Al igual que en el tren, a los visitantes también se les tomará la temperatura mediante termómetros electrónicos y se les rociará con líquido desinfectante antes de iniciar su recorrido.

Desde que Machu Picchu, que recibió un millón y medio de visitantes en 2019, abrió al turismo en 1948, solo había cerrado una vez en 2010 (durante dos meses) porque un avión destruyó la vía férrea desde Cusco.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad