Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

BioNTech, el laboratorio de migrantes que está a un paso de la vacuna anticovid

La compañía alemana se dedicaba al desarrollo de medicamentos para el cáncer, pero encontró en la pandemia una oportunidad para aprovechar su tecnología.
mié 09 diciembre 2020 05:04 AM
Punteros
Desde antes de la pandemia, Biontech trabajaba en la tecnología del ARN mensajero, una molécula que permite al cuerpo humano crear proteínas virales que desencadenarán una respuesta inmunitaria.

El inicio de la campaña de vacunación en Reino Unido corona diez meses de investigación médica de la farmacéutica estadounidense Pfizer y el laboratorio alemán BioNtech, quienes se han puesto a la cabeza de la carrera por obtener una vacuna contra el COVID-19, gracias a una tecnología innovadora.

Para BioNTech el impacto ha sido mucho más grande que para su socia estadounidense, una de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo. En sus doce años de existencia nunca habían fabricado una vacuna y ahora están a nada de la distribución global.

Publicidad

Actualmente, la empresa tiene un valor de mercado cuatro veces más grande que el de Lufhtansa, la aerolínea alemana que se ha visto golpeada por la pandemia, al igual que la mayoría de las aerolíneas del mundo.

Escucha la historia en:

En un año, el valor de mercado de BioNTech en el índice Nasdaq pasó de 4,600 millones de dólares a más de 21,000 millones de dólares, de acuerdo con una nota de la BBC publicada en noviembre.

Esto ha colocado a sus dueños entre los nuevos multimillonarios del mundo. Son parte de los 100 alemanes más ricos, según la agencia AFP. Ellos son un matrimonio cuyos padres fueron migrantes turcos. Ella, Özlem Türeci, de 53 años, es hija de un médico y él Ugur Sahin, de 55 años, es hijo de un trabajador de una fábrica de Ford.

"Siempre quisimos ser científicos. Es importante que la gente, sea cual sea su origen, tenga la posibilidad de avanzar y hacer realidad sus sueños”, dijo Sahin a la agencia francesa.

Su conocidos coinciden en que el matrimonio, calificado por la prensa como un equipo de ensueño, ha mantenido la sencillez a pesar del enorme éxito de su vacuna.

"A pesar de sus logros, nunca ha dejado de ser increíblemente humilde y amable", dijo a la BBC Matthias Kromayer, miembro del directorio de la firma de capital de riesgo MIG AG, cuyos fondos han estado financiando BioNTech desde su fundación en 2008.

Publicidad

Del cáncer a las vacunas

Con sede en Maguncia, capital del estado federal de Renania-Palatinado, esta sociedad de unos 1,500 empleados está especializada en la investigación de las inmunoterapias para el tratamiento del cáncer y de enfermedades graves o hereditarias.

Estos contenedores de vacunas prometen mantener el enfriamiento necesario

Sahin dijo a la agencia AFP leyó en enero un articulo en la revista The Lancet que hablaba de un nuevo virus que se esparcía por China. "El hecho de que las personas asintomáticas pudieran transmitir la enfermedad me preocupó", dijo.

En ese momento se dio cuenta que su trabajo podría ser fácilmente adaptado pata el desarrollo de una vacuna antivural contra el nuevo coronavirus, aunque la declaración de pandemia ocurriría hasta el 11 de marzo.

Antes incluso de que el planeta entrara en confinamiento semanas después, el científico alemán ya había desarrollado 20 proyectos de vacunas, explicó Sahin en Spiegel.

El laboratorio —que se especializa en el desarrollo de terapias individuales adaptadas a cada enfermo de cáncer— trabaja en la tecnología del ARN mensajero (ARNm), una molécula que permite al cuerpo humano crear proteínas virales que desencadenarán una respuesta inmunitaria.

Esta tecnología tiene la ventaja de poder desarrollarse rápidamente, sin crecimiento celular. Para desarrollar la vacuna, los científicos toman un fragmento pequeño para recubrirlo con un lípido que se introduce en el cuerpo humano.

Publicidad

La hebra de ARN que se encuentra en esta candidata de vacuna está creada a partir de la información genética de la proteína Spike del SAR-CoV2, lo que hace que una vez que se introduce al cuerpo, el organismo reconocerá esta proteína Spike, lo que provocará que el organismo produzca los anticuerpos que le ayudarán a combatir al virus cuando intente atacarlo.

La fuerza de Pfizer

En marzo de este año lograron llamar la atención de las farmacéuticas del mundo debido a sus avances y consiguieron dos aliados: el gigante estadounidense Pfizer, de 100,000 empleados, y la china Fosun Pharmaceuitical. Esta alianza evidentemente aceleró el desarrollo del fármaco.

El trabajo conjunto entre BioNTech y Pfizer se anunció a mediados de marzo y supuso unir "las capacidades de desarrollo y comerciales de Pfizer con la tecnología y la experiencia de las vacunas ARNm de BioNTech".

"Es nuestra tecnología", recuerda Sahin. "La cooperación es ideal" pues "nos permite desarrollar y distribuir una posible vacuna lo antes posible", explica en Spiegel.

El 9 de abril iniciaron los ensayos de la Fase 1, que buscaban la dosis ideal del fármaco. Posteriormente, para la segunda fase de ensayos clínico, la vacuna se aplicó a 350 voluntarios. Para la fase 3 el número de voluntarios creció a 6,000. Actualmente más de 43,900 personas están en observación bajo este estudio.

El laboratorio tiene como objetivo fabricar 50 millones de dosis este año y hasta 1.300 millones el próximo año.

El 9 de noviembre, las dos empresas publicaron los primeros resultados de su candidata a la vacuna. Afirmaron entonces que tenía una efectividad superior al 90%. En informes posteriores, han dicho que la eficacia es superior al 95%.

La semana pasada, Reino Unido anunció la aprobación de la vacuna, pasos que Estados Unidos puede seguir el próximo jueves, después de que los reguladores del país confirmaran este martes que la vacuna es eficaz.

En septiembre, BioNTech anunció la adquisición de una planta del grupo suizo Novartis en Marburgo, en el centro de Alemania, para aumentar sus capacidades de producción.

Marburgo se añade a los dos laboratorios de BioNTech, que produjeron vacunas para los ensayos clínicos, y al menos a cuatro plantas de Pfizer en Estados Unidos y Europa.

Varios países y la Unión Europea ya reservaron millones de dosis de la vacuna BioNTech/Pfizer a la espera de las eventuales autorizaciones de comercialización en los diferentes países interesados.

En México, esta vacuna será la primera en aplicarse al personal de salud a partir de la segunda mitad de diciembre. El gobierno ya anunció la compra de 250,000 dosis y espera poder adquirir hasta 34 millones más para el próximo año.

Con información de Giovanni Mac y AFP

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad