Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Biden está a favor de liberar más dosis de vacunas contra el COVID-19

Hasta ahora, el gobierno del presidente Donald Trump no había diseñado una estrategia federal para aplicar el medicamento, dejando esta responsabilidad a los estados.
vie 08 enero 2021 08:09 PM
Una farsa
"Las vacunas nos dan esperanzas, pero su distribución ha sido una farsa", dijo Joe Biden.

Joe Biden prometió este viernes liberar más dosis disponibles de las vacunas contra el COVID-19 en cuanto asuma la presidencia de Estados Unidos, uno de los primeros cambios que hará a la estrategia de Donald Trump combate a la pandemia, la que calificó de farsa.

"Las vacunas nos dan esperanzas, pero su distribución ha sido una farsa", dijo el ex vicepresidente a periodistas en su feudo de Wilmington, Delaware.

Publicidad

La distribución de las vacunas será "el mayor reto operacional que enfrentaremos jamás como una nación", aseguró el presidente electo que será investido el 20 de enero.

Bayer y CureVac unen sus fuerzas para desarrollar vacuna contra el COVID-19

En una semana marcada por la crisis política, Estados Unidos ya rompió dos récords diarios de casos de COVID-19. Este viernes superó los 300,000 casos diarios de coronavirus. Un día antes, más de 4,000 personas murieron a causa de la enfermedad, otra marca.

Donald Trump centró su estrategia contra el coronavirus en el desarrollo de varias vacunas, desestimando otras medidas clave, como el confinamiento, la distancia social y el uso generalizado del cubrebocas.

Su gobierno financió, a través de la operación Warp Speed, las investigaciones de varias farmacéuticas, incluidas Pfizer/BioNtech y Moderna, cuyos compuesto ya han sido aprobados. Para ello desembolsó más de 10,000 millones de dólares, con los que se aseguró más de 300 millones de dosis.

Sin embargo, las campañas de inmunización en Estados Unidos comenzaron lentamente porque los hospitales no han podido administrar las inyecciones. No existe una infraestructura o un plan federal para llevar las vacunas a las personas una vez que se han distribuido, lo que deja a los estados la tarea de diseñar sus propias estrategias con pocos fondos para hacerlo.

Solo se ha vacunado aproximadamente a 6 millones de estadounidenses, con lo que es el país con más vacunas aplicadas, pero que aún está muy lejos de la meta de 20 millones ante del final de 2020 prometida por Trump.

Publicidad

El epidemiólogo en jefe de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci admitió el domingo 3 de enero que ha habido retrasos en las vacunaciones, pero aseguró que se acelerará.

"Creo que es solo que estamos tratando de iniciar un programa de vacunas enorme y empezar con el pie derecho. Ha habido un par de problemas técnicos y eso es comprensible", dijo Fauci en declaraciones a la cadena ABC, donde señaló que lo importante es "ver lo que pasa en la próxima semana o semana y media”.

El presidente electo Joe Biden quiere dar un empujón, por lo que liberará las dosis en cuanto tome posesión, según habían

"El presidente electo cree que debemos acelerar la distribución de las vacunas mientras seguimos garantizando que los estadounidenses que más lo necesitan la obtienen lo antes posible", afirmó TJ Ducklo, portavoz del equipo de transición de Biden, a Reuters.

Las dos vacunas autorizada en Estados Unidos necesitan que los beneficiarios reciban una segunda dosis en tres o cuatro semanas. Al eliminar la obligación de retener la mitad de las reservas, las autoridades esperan ampliar el número de personas que podrá recibir una vacuna rápidamente.

Pero atrasar la inyección de la segunda dosis reduciría el nivel de protección individual y la agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos (la FDA) y el reputado inmunólogo Anthony Fauci se han opuesto.

El eventual cambio de política propuesto por el futuro gobierno de Biden es de momento solo teoría y, además, el principal problema de la campaña de vacunación estadounidense vienen siendo la distribución de las dosis más que su aprovisionamiento.

El gobierno federal ha supervisado el envío de 21.4 millones de dosis, pero solo 5.9 millones de personas han recibido una primera inyección. Las 15.5 millones de dosis restantes permanecen en hospitales y clínicas que no las han podido aplicar y no se encuentran en reserva para ser aplicadas como segunda inyección.

Estados Unidos es el país del mundo más enlutado por la pandemia, con más de 365,000 fallecidos.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad