Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La variante sudafricana del COVID-19 pone en jaque a las vacunas

Moderna, Pfizer, Novarvax y Johnson & Johnson ya han advertido que sus vacunas pueden ser menos potentes para la variante sudafricana del coronavirus SARS-CoV-2.
vie 29 enero 2021 05:11 PM

El descubrimiento de nuevas variantes del COVID-19 ha eclipsado la esperanza de que el fin de la pandemia esté cerca, gracias al inicio de las campañas de vacunación contra la enfermedad. La duda que surgió es si estos medicamentos serán efectivos para combatir las nuevas cepas, que han mostrado ser más contagiosas.

Aunque miles de variantes del SARS CoV-2, el virus causante del COVID-19, han surgido, hay tres que preocupan a los expertos de salud en el mundo especialmente: una detectada en Reino Unido en septiembre, otra detectada en Sudáfrica y una detectada en Brasil.

Publicidad

El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, advirtió que hay que prepararse para adaptar las vacunas a estas nuevas variantes. “Necesitamos estar preparados para poner al día las versiones actuales (de las vacunas), para un refuerzo más adelante o para una vacuna bivalente, que funcione contra el virus salvaje y sus mutaciones”, precisó Fauci en una sesión del Foro Económico Mundial.

Sudáfrica suspende inmunización por dudas de vacuna AstraZeneca

La variante sudafricana podría ser más problemática que la británica en cuanto a la eficacia de las vacunas, agregó, aunque todavía no hay ninguna certeza al respecto.

Esto sabemos sobre la efectividad de las vacunas contra las nuevas cepas del COVID-19:

Johnson & Johnson

La vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19 tiene una eficacia general del 66%, aunque menor en Sudáfrica, país donde se está propagando una variante del coronavirus más contagiosa, anunció la farmacéutica estadounidense el viernes en un comunicado.

La vacuna, que solo precisa de una inyección, resulta eficaz en un 85% para prevenir las formas graves de la enfermedad, de acuerdo con un extenso ensayo clínico realizado en unas 44,000 personas de ocho países.

Alguna protección fue vista en los 14 días después de la dosis y al día 28, la eficacia general contra cualquier COVID-19, medio o severo, fue de 72%, entre los participantes en Estados Unidos, 66% en América Latina y 57% en Sudáfrica, donde una variante del coronavirus sospechosa de ser muy contagiosa se ha convertido en mayoritaria.

Publicidad

La variante detectada en Sudáfrica tiene tres mutaciones en una región importante de la proteína Spike del virus. Algunos estudios in vitro sugieren que esta variación puede permitir que la cepa escape de los anticuerpos provocados por las vacunas.

Pfizer y BioNTech dicen que su vacuna es eficaz en nuevas cepas de coronavirus

A diferencia de las vacunas de Pfizer y Moderna, que usan la innovadora técnica del ARN mensajero, la vacuna de Johnson and Johnson es un inmunizante de "vector viral”.

Estas vacunas usan como soporte otro virus poco agresivo, transformado para añadir una parte del responsable del COVID-19. El virus modificado penetra en las células de las personas vacunadas, que fabrican entonces una proteína típica del SARS-CoV-2 que educará a su sistema inmunitario para reconocerlo. Se trata de un proceso similar al de las vacunas de AstraZeneca y Sputnik V.

"El hecho de disponer de una vacuna de una dosis, eficaz en un 66%, y muy eficaz contra las formas graves de la enfermedad, sigue siendo un éxito", valoró a la AFP el doctor Amesh Adalja, del centro Johns Hopkins para la seguridad sanitaria.

“Una vacuna de una sola dosis es considerada por la Organización Mundial de la Salud como la mejor opción en entornos pandémicos, pues mejora el acceso y la distribución”, dijo el director científico de Johnson & Johnson, Paul Stoffels.

Novavax

La pequeña firma, considerada un “caballo negro” en la carrera por la vacuna contra el COVID-19, anunció el jueves que su candidata tiene una eficacia del 89.3% en un ensayo con más de 15,000 personas en Reino Unido, donde una variante del COVID-19 altamente transmisible es la más contagiosa.

Publicidad

El análisis preliminar de la compañía indicó que la variante identificada por primera vez en Reino Unido en septiembre, se detectó en más del 50% de los casos. La eficacia contra la cepa original de coronavirus se situó en el 95.6%, mientras que en la británica alcanzó el 85.6%.

"Esto es un logro increíble que no asegurará que podamos proteger del virus a individuos en el Reino Unido y en el resto del mundo", dijo Clive Dix, el jefe del Grupo de Rrabajo sobre Vacunas del Reino Unido.

Sin embargo, los resultados mostraron que esta vacuna era mucho menos eficaz contra la variante del coronavirus identificada por primera vez en Sudáfrica y que se está propagando rápidamente por todo el mundo.

En el estudio en Sudáfrica, participaron poco más de 4,400 pacientes desde septiembre hasta mediados de enero, tiempo durante el cual la variante, se estaba extendiendo por todo el país.

Entre los 4,160 participantes del ensayo que no viven con VIH, la eficacia fue del 60.1%. Esta cayó al 49.4%, cuando los 240 participantes infectados con VIH fueron incluidos.

"Ahora sabemos que hay alguna perdida de la eficacia de la vacuna, que baja a un nivel de alrededor de 50% a 60%. Pero no es pero. Hace un año nos hubiéramos conformado con una vacuna" con esta eficacia, señaló el inmunólogo John Morre de Weill Cornell Medicine a la revista Science.

De acuerdo con la publicación, la empresa dijo que probará sueros con las las nuevas cepas.

Pfizer/BioNTech

La vacuna desarrollada por los laboratorios Pfizer y BioNTech conserva prácticamente toda su eficacia frente a las variantes británica y sudafricana del virus del COVID-19, informaron las dos empresas en un comunicado este jueves.

Los test in vitro realizados con el virus original y las mutaciones registradas "no demostraron la necesidad de una nueva vacuna", según los dos laboratorios, que subrayan sin embargo que siguen "vigilando estas variantes y están listos para reaccionar" si alguna de ellas finalmente resiste a la vacuna.

Pfizer y BioNTech se basan en un estudio de investigadores de la universidad de Texas y de un experto de Pfizer, "apoyado" por los dos laboratorios y publicado, pero aún no revisado por sus pares, en la página especializada bioRxiv.

Los autores enfrentaron los anticuerpos generados por 20 personas vacunadas con las dos dosis Pfizer-BioNTech durante los ensayos clínicos a tres mutaciones del virus SARS-CoV-2 creadas en un laboratorio y que incluían las principales mutaciones de las variantes británica y sudafricana del virus.

"El plasma de los individuos que recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech neutralizó todas las variantes del virus SARS-CoV-2 probadas", subrayaron las compañías, aunque reconocieron que la neutralización fue "ligeramente más débil" en las tres mutaciones de la variante sudafricana que en las tres mutaciones de la variante británica.

Un estudio precedente de investigadores sudafricanos, publicado la semana pasada, ya señaló esta mayor resistencia de la variante sudafricana.

Los dos laboratorios subrayan que van a seguir adelante con sus estudios de estas mutaciones, sobre todo la sudafricana, y que "vigilarán la eficacia de la vacuna en el mundo" frente a la emergencia de nuevas variantes.

No obstante, creen que la "flexibilidad de la vacuna, basada en la tecnología del ARN mensajero", que inyecta en el cuerpo hebras de instrucciones genéticas que dicen a nuestras células qué hacer, es "apropiada para desarrollar nuevas versiones de la vacuna si es necesario”.

Moderna

La compañía estadounidense de biotecnología Moderna informó el lunes de que estudios de laboratorio han demostrado que su vacuna contra el COVID-19 protege contra las variantes del coronavirus identificadas en el Reino Unido y en Sudáfrica.

"Estamos animados por estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que la vacuna Moderna COVID-19 debería proteger contra estas variantes recién detectadas", dijo en un comunicado Stephane Bancel, director ejecutivo de Moderna, después de realizar una prueba de laboratorio.

El anuncio, sin embargo, incluyó una advertencia: los anticuerpos activados por la vacuna parecen ser menos potentes contra la variante sudafricana.

En una preimpresión, informan que los anticuerpos neutralizaron el virus en ambos casos. Pero para la variante sudafricana, los niveles necesarios fueron seis veces más altos que para el virus con la proteína original.

Ante estos resultados, la compañía indicó que que planea comenzar ensayos clínicos de una versión de refuerzo alterada de su vacuna contra el COVID-19 dirigida a la variante sudafricana.

También probará una inyección de refuerzo adicional de su vacuna autorizada en ensayos para ver si aumenta la reacción de anticuerpos contra la variante de Sudáfrica. El régimen actual es de dos inyecciones con cuatro semanas de diferencia.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad