Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La última incursión de Israel en Gaza costó 1,755 millones de dólares

El costo por día de la Operación Guardián de las Murallas, que dejó 255 muertos en Palestina y 13 en Israel, fue casi el doble que el de la guerra de 2014, el último conflicto entre Hamas e Israel.
jue 17 junio 2021 05:04 AM
En Israel, un país acostumbrado a las guerras, ya se publicó una estimación de lo que pudo haber costado la Operación Guardián de las Murallas, que enfrentó a las fuerzas armadas del país con el grupo islámico Hamas, y que causó 255 muertos en la Franja de Gaza y 13 en Israel.
"Esta vez, es casi seguro que el daño será más extenso, debido a la mayor potencia de fuego destructiva entrante desde la Franja de Gaza", escribieron los analistas.

Aunque no hay punto de comparación con el dolor provocado por las pérdidas humanas y la angustia de la destrucción, los conflictos bélicos tienen siempre un elevado costo económico. Y en Israel, un país acostumbrado a las guerras, ya se publicó una estimación de lo que pudo haber costado la Operación Guardián de las Murallas, que enfrentó a las fuerzas armadas del país con el grupo islámico Hamas, y que causó 255 muertos en la Franja de Gaza y 13 en Israel.

El trabajo, preparado por el reconocido economista israelí de origen argentino Manuel Trajtenberg, director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, un think tank afiliado a la Universidad de Tel Aviv, preparó las cuentas en base a comparaciones con la guerra de Gaza del 2014, llamada en el país Operación Margen Protector.

Publicidad

Esta operación, que duró 11 días, tuvo un costo aproximado de 1,755 millones de dólares. Así es cómo se llegó a esta cantidad.

¿Cómo se calcula el costo de una guerra?

Trajtenberg, quien preparó la estimación junto a otro investigador del instituto, Tomer Fadlon, admitió que todavía harán falta semanas o meses para conocer números más precisos. Sin embargo, la Operación Margen Protector, que se desarrolló entre julio y agosto del 2014, proporciona buenos indicadores, escribió el economista.

El despliegue de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en aquella ocasión insumió unos 7,000 millones de shekels, alrededor de 2,160 millones de dólares al cambio actual.

A este gasto que se deben sumar 1,700 millones de shekels (523 millones de dólares) por "el costo para la economía y la compensación pagada por daños en el frente interno", para llegar a un total de 8,700 millones de shekels (unos 2,686 millones de dólares), resumió el reporte.

Los bombardeos en Gaza dejan fábricas destruidas y una débil esperanza económica

"Las rondas anteriores de guerra contra Hamas en la Franja de Gaza proporcionan una base razonable para una estimación inicial", continúa el informe del instituto, el cual —de todas maneras— pide "destacar las principales diferencias entre esta operación (del 2021) y sus predecesoras”.

Por ejemplo, una gran diferencia es la duración del conflicto: 50 días en el 2014 y solamente 11 en mayo de este año. En este último enfrentamiento, indica el estudio de Trajtenberg, las FDI

"utilizaron la misma cantidad de potencia de fuego contra objetivos en la Franja de Gaza, lo que implica que la intensidad del bombardeo en la Operación Guardián de las Murallas fue cinco veces mayor que en la Operación Margen Protector”.

Publicidad

Una segunda diferencia es la ampliación de la "zona de peligro" designada dentro de Israel a 80 kilómetros de la Franja de Gaza en mayo último, en comparación con sólo 40 kilómetros en la Operación Margen Protector, destacaron.

"Como resultado —explicaron—, se vio afectada una mayor actividad económica, particularmente porque el rango más largo (de los cohetes de Hamas) incluía la región central alrededor de Tel Aviv, donde se concentra una gran proporción de la economía de Israel".

Sin embargo, matizaron, "la duración relativamente corta de la operación compensó en cierta medida el mayor alcance" de los 4,360 proyectiles que los grupos islámicos lanzaron desde la Franja de Gaza (aunque, se estima, 1,000 de ellos fallaron y cayeron dentro del territorio palestino).

¿Qué gastos incluyen las estimaciones?

Trajtenberg y Fadlon calcularon en primer lugar los costos militares directos, teniendo en cuenta que, para la operación del 2014, el ministerio de Defensa estableció la cifra de los 7,000 millones de shekels en el campo exclusivo de las maniobras de las FDI.

Ese número incluye un price tag de entre 80 y 120 millones de shekels para cada día de acciones aéreas y 50,000 dólares para cada Tamir, los misiles interceptores que utilizan las baterías Cúpula de Hierro.

"Dado que la Operación Guardián de las Murallas fue más intensa, presumiblemente el costo diario de la guerra aérea fue el doble del costo de la Operación Margen Protector", indicaron, para luego estimar que, incluso siendo más breve, las maniobras de este año terminaron costando entre 4,000 y 5,000 millones de shekels.

Publicidad

En cuanto a los daños a la propiedad causados por el lanzamiento de cohetes contra Israel, los autores recordaron que, tras la Operación Margen Protector, se presentaron en el país 4,600 reclamos por daños directos y que el total de indemnizaciones ascendió a 200 millones de shekels (unos 61.7 millones de dólares), lo que deja un promedio de 44,000 shekels.

"Esta vez, es casi seguro que el daño será más extenso, debido a la mayor potencia de fuego destructiva entrante desde la Franja de Gaza", escribieron los analistas. Por lo tanto, concluyeron, "es probable que el reclamo promedio sea mayor, probablemente de alrededor de 60,000 shekels", lo que produce un total de indemnizaciones por 315 millones (unos 97.2 millones de dólares).

Finalmente, en el terreno del perjuicio a la actividad económica, el reporte destacó que los cálculos iniciales de la Asociación de Fabricantes de Israel puso ese costo en 1,200 millones de shekels (370 millones de dólares).

"Esta estimación se basa principalmente en los días de trabajo perdidos de aproximadamente un tercio de los empleados en el sur de Israel, mientras que se estimó que los días de trabajo en la región central se redujeron en un 10 por ciento", precisaron.

Tomando las cifras mayores de estas primeras estimaciones, el costo general de este último enfrentamiento con Hamas fue de 5,685 millones de shekels, unos 1,755 millones de dólares, contra los 8,700 millones de shekels del conflicto del 2014.

Con esa cantidad de dinero se podrían haber adquirido 92 millones 368,421 dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el COVID-19, con las que podría vacunar, fácilmente, a su población completamente cinco veces o más de tres veces a todos los habitantes de Israel, la Franja de Gaza y Cisjordania.

Otros costos no incluidos

Los autores agregaron que, incluso con la posibilidad de que la "alta intensidad" de las acciones militares y las consecuencias de los choques internos entre árabes y judíos en las ciudades mixtas de Israel durante el conflicto puedan hacer crecer este número, "no hay duda" de que la corta duración del enfrentamiento contribuyó a bajar los costos.

Además, Trajtenberg y Fadlon señalaron otros factores que habrían contribuido a una batalla menos costosa, comenzando por el hecho de que el país ya estaba funcionando —y muy bien— en modo de emergencia a causa de la pandemia de coronavirus.

Según el informe, gracias a este atrincheramiento previo de la sociedad y la economía local a causa del COVID-19, "el daño al sector de alta tecnología, que representa el 52% de las exportaciones israelíes fue mínimo", por ejemplo, mientras que la educación ya estaba acostumbrada a las clases virtuales y se adaptó fácilmente a los 11 días de cohetes cayendo desde la Franja de Gaza.

Por otro lado, también la movilización de soldados de la reserva fue acotada: menos de 10,000 hombres y mujeres de las FDI. A un costo de 500 shekels (155 dólares) por día por reservista, los números fueron mucho más bajos si se compara con los 40,000 israelíes que fueron llamados de regreso al servicio activo durante la duración de Margen Protector.

Más adelante, el conflicto de mayo tendrá seguramente otros costos, advierten los autores, apuntando en particular a la necesidad de construir nuevos y mejores refugios para los civiles, en especial en las zonas más frecuentemente atacadas por Hamas y la Jihad Islámica.

El reporte pone el ejemplo de Ashkelon, una de las principales ciudades del sur del país, sobre el Mediterráneo, y habitual blanco de cohetes. "Proporcionar refugios adecuados para toda la población de Ashkelon, una ciudad que sufrió fuertes bombardeos, podría alcanzar los 1,400 millones de shekels", unos 432 millones de dólares, concluyeron.

Publicidad
Publicidad