Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Avanza paquete de infraestructura de 1 billón de dólares en EU

Después de meses de negociaciones entre Joe Biden y el Senado avanzó la legislación.
lun 09 agosto 2021 10:45 AM
Paquete infraestructura Biden
Aún falta que la iniciativa pase a la Cámara de Representantes.

El Senado de Estados Unidos votó a favor de un paquete de infraestructura de 1 billón de dólares, lo que significa un un importante paso, luego de meses de negociaciones entre el presidente Joe Biden y un grupo bipartidista de senadores.

Con una votación de 67 votos contra 27, donde se demuestra un amplio apoyo, los senadores acordaron limitar el debate sobre la legislación, que representa la mayor inversión en décadas en carreteras, puentes, aeropuertos y vías fluviales de Estados Unidos.

Dieciocho de los 50 representantes republicanos del Senado votaron a favor de avanzar en la legislación, y los senadores John Cornyn y Deb Fischer respaldaron el paquete por primera vez.

Publicidad

Pero el momento de la aprobación sigue sin estar claro, ya que los legisladores se prepararon para las votaciones esperadas sobre las enmiendas y trabajaron a puerta cerrada para llegar a un acuerdo que permitiría al Senado completar rápidamente su trabajo sobre la legislación.

"Podemos hacer esto de la manera fácil o de la manera difícil. En cualquier caso, el Senado permanecerá en sesión hasta que terminemos nuestro trabajo", dijo el líder de la mayoría, Chuck Schumer, en un discurso antes de la votación. "Depende de mis colegas republicanos cuánto tiempo lleve".

La aprobación sería una gran victoria para Schumer, Biden y el grupo bipartidista de senadores que pasaron meses elaborando el paquete y enviarían el proyecto de ley a la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Biden tuiteó su apoyo antes de la votación, diciendo que la "inversión única en una generación en la infraestructura de nuestra nación" crearía empleos bien pagados renovando las carreteras, puentes, sistemas de agua y la red eléctrica de EU.

"No podemos permitirnos el lujo de no hacerlo", dijo el presidente. "No podemos simplemente reconstruir como eran las cosas antes de COVID-19, tenemos que reconstruir mejor".

El principal republicano de la cámara, Mitch McConnell, también manifestó su apoyo al proyecto de ley antes de votarlo.

"Los republicanos y los demócratas tienen visiones radicalmente diferentes en estos días, pero ambas visiones incluyen una infraestructura física que funciona para todos nuestros ciudadanos", dijo McConnell en un discurso. "Las inversiones que hará este proyecto de ley no solo son necesarias, en muchos casos están atrasadas. Nuestro país tiene necesidades reales en esta área".

Los legisladores no han podido llegar a un acuerdo sobre un lote final de enmiendas que podrían acelerar la consideración, dejando que el Senado considere las enmiendas de manera fragmentada bajo reglas que requieren que la legislación avance en etapas a través de una serie de votaciones de procedimiento.

Con el consentimiento de los 100 senadores, la cámara podría aprobar enmiendas para aprobarlas más tarde el sábado. Pero sin tal acuerdo, el pasaje podría durar hasta el lunes o martes.

Cuando se le preguntó cuánto tiempo podría tomar el proceso, el senador John Thune, el segundo republicano de la cámara, dijo a los periodistas: "Depende de cuánto tiempo nos quedemos mirándonos".

El senador republicano Bill Hagerty, que fue embajador del ex presidente Donald Trump en Japón antes de reemplazar al ex senador Lamar Alexander, también se opuso después de que la Oficina de Presupuesto del Congreso, que no es partidista, dijera el jueves que la legislación aumentaría los déficits presupuestarios federales en 256,000 millones de dólares en 10 años. Votó en contra de la medida el sábado.

El análisis de la CBO no incluyó 57,000 millones en ingresos adicionales que los senadores estiman que Washington recaudaría a largo plazo de los beneficios de crecimiento económico de los proyectos de infraestructura. Tampoco contó 53,000 millones en fondos de desempleo suplementarios federales no utilizados para ser devueltos por los estados.

Publicidad
Publicidad
Publicidad