Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vladimir Putin se aísla por casos de COVID-19 en su entorno

El presidente de Rusia asegura que confía en la vacuna rusa Sputnik V para estar protegido del contagio.
mar 14 septiembre 2021 12:47 PM

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se verá obligado a autoaislarse tras la detección de casos de coronavirus en su entorno, anunció este martes el Kremlin. Según la presidencia rusa, Putin informó de ello a su homólogo tayiko, Emomali Rajmón, durante una conversación telefónica.

Putin dijo este martes que confía en que la vacuna Sputnik V lo proteja, después de que uno de sus cercanos colaboradores, contrajera el COVID-19.

Publicidad

El lunes, el presidente ruso se reunió con el sirio Bashar al Asad y con los atletas rusos que volvían de los Juegos Paralímpicos de Tokio.

En una videoconferencia con directivos de su partido Rusia Unida y de su gobierno, en vísperas de las elecciones legislativas, Putin confirmó que uno de sus colaboradores, pese a estar vacunado, había enfermado de COVID.

"Había vuelto a ser vacunado, pero posiblemente demasiado tarde. Tres días después de ser vacunado, enfermó. La víspera, yo había comunicado con él de forma muy cercana", prosiguió Putin.

"Espero que todo ocurra como debe ocurrir, y que la Sputnik V demuestre realmente su alto nivel de protección contra el COVID-19", dijo Putin, también vacunado, y que asegura tener un nivel "elevado" de anticuerpos.

Horas antes, el Kremlin había anunciado que el presidente, de 68 años, debía aislarse tras el descubrimiento de casos de COVID-19 en su entorno.

Putin manifiesta preocupación por desastres naturales de gran magnitud en Rusia

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló en su rueda de prensa diaria que las reuniones bilaterales previstas durante las cumbres de Dusambe fueron canceladas, y "no se realizarán por videoconferencia".

"Fueron pospuestas para una próxima ocasión", dijo.

Además, indicó que el autoaislamiento de Putin "no cambia nada, no hay necesidad de activar ningún protocolo especial", y aseguró a la prensa que "el presidente está completamente sano”.

Publicidad

Peskov afirmó que se sabe quiénes de los miembros de entorno de Putin se contagiaron de coronavirus, pero evitó mencionar nombres.

"El autoaislamiento no afecta directamente el trabajo del presidente, simplemente por ahora no participará en actividades presenciales durante un tiempo. Pero esto no afecta la intensidad de su trabajo: el presidente continuará sus actividades en formato de vídeo conferencia", añadió.

Respecto a la reunión sostenida la víspera por Putin con el presidente sirio, Peskov señaló que el encuentro se sostuvo antes de que fuese tomada la decisión de la cuarentena.

"Puedo decirles que se reunión con Asad no en la tarde, sino en la mañana", explicó, y recalcó que "no se puso en peligro la salud de nadie".

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades rusas desplegaron un drástico dispositivo para evitar que el mandatario estuviera en contacto con el virus.

El mandatario ruso, quien se vacunó en febrero pasado, evitó durante más de un año participar en todo tipo de evento público presencial y ha preferido celebrar reuniones telemáticas con representantes del Gobierno y las instituciones rusas.

Según la prensa local, las personas que tenían que acercarse a él —responsables políticos, personal de servicio— debían pasar 14 días de cuarentena en hoteles y someterse regularmente a pruebas de diagnóstico.

Publicidad

También se instaló un espacio de rociado de desinfección para los visitantes autorizados a verlo.

Un país golpeado por el virus

Rusia está entre los países más impactados por la pandemia del coronavirus, en lo referente a víctimas mortales y en quinta posición en cuanto a número de contagiados, según el balance de AFP.

Según la agencia de estadísticas Rosstat, cerca de 350.000 rusos murieron por el COVID-19 hasta fines de julio de 2021.

A pesar de la alta disponibilidad de vacunas, las autoridades sanitarias no consiguen controlar las infecciones.

Sin embargo, el número de contagios ha remitido tras haberse disparado en agosto, pero el martes todavía se notificaron 17,837 nuevos casos y 781 nuevos decesos.

Las autoridades no logran convencer a una población escéptica ante las vacunas, y encuestas independientes muestran que una mayoría de rusos no quiere ponerse la inyección.

Solo 39.9 millones de los 146 millones de rusos están completamente vacunados, de acuerdo con la web Gogov, que recoge datos oficiales de las regiones.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad