Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo se elegirá al canciller alemán tras las elecciones en Alemania

Los dos candidatos que buscan sustituir a Angela Merkel anunciaron que buscará la formación de un gobierno después de un resultado que da solo una ventaja muy ligera a los social demócratas.
dom 26 septiembre 2021 06:38 PM
Las ediciones impresas del diario Bild muestran a los candidatos a canciller Olaf Scholz, del Partido Socialdemócrata (SPD), y Armin Laschet, de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), tras las primeras encuestas a boca de urna para las elecciones generales de Berlín.
En Alemania, el cargo de canciller no se elige directamente, sino que se escoge mediante una votación del Bundestag, la cámara baja del parlamento, después de formar un gobierno.

BERLÍN- Los dos candidatos que buscan sustituir a Angela Merkel como canciller de Alemania anunciaron que buscarían formar un gobierno luego de que aparecieron con poca diferencia en los primeros resultados de las elecciones del domingo, lo que desató una búsqueda de socios de coalición.

El ministro y vicecanciller saliente Olaf Scholz, líder de los socialdemócratas del SPD, tendría entre 25,9% y 26% de los votos, ligeramente arriba de Armin Laschet, de la alianza conservadora CDU-CSU, con entre 24.1% y 24.5%.

Publicidad

En Alemania, el cargo de canciller no se elige directamente, sino que se escoge mediante una votación del Bundestag, la cámara baja del parlamento, después de formar un gobierno. Por ello Merkel podría continuar al frente del gobierno durante semanas o meses.

Conversaciones exploratorias

Después de años de coaliciones de dos partidos, en esta ocasión podrían ser necesarios tres partidos para alcanzar una mayoría, algo común en los parlamentos regionales de Alemania pero que no se ha visto a nivel nacional desde la década de 1950.

En la mayoría de los sistemas parlamentarios, el jefe de Estado nomina a un partido para que forme gobierno, generalmente el que tiene más votos.

Pero en Alemania, todos los partidos pueden participar en las llamadas "conversaciones exploratorias”.

En esta fase inicial, que no tiene plazo, nada impide a los partidos sostener conversaciones en paralelo para formar coaliciones, aunque la tradición dicta que el partido más grande invita a los pequeños para conversar.

Armin Laschet, el preferido de Merkel, dijo que los conservadores harían "todo lo que podamos" para encabezar el próximo gobierno, pese a estar abajo del SPD.

Su rival socialdemócrata dijo que los votantes quieren un cambio de gobierno y que "el próximo canciller se llame Olaf Scholz”.

Los Verdes ya convocaron un congreso del partido para el sábado 2 de octubre, en el que podrían decidir con quién sostener conversaciones exploratorias.

Publicidad

Primeros encuentros

El lunes, después de la elección, los partidos tendrán reuniones de dirigentes. Los legisladores recién electos de cada partido también sostendrán sus primeras reuniones la próxima semana, y el SPD y CDU-CSU piensan reunirse el martes.

El partido proempresarial FPD, que podría tener un papel decisivo en la formación del nuevo gobierno, dijo que prefiere una alianza con los conservadores y los Verdes, pero no descartan una alianza a tres bandas con el SPD y los Verdes.

El mandato de Angela Merkel en fotos

En esta fotografía de archivo publicada en Twitter por el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, y tomada por el fotógrafo del gobierno alemán Jesco Denzel el 9 de junio de 2018, se muestra al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (derecha) hablando con la canciller alemana, Angela Merkel (centro), y rodeado de otras personas. Líderes del G7 durante una reunión de la Cumbre del G7 en La Malbaie, Quebec, Canadá.

La líder del mundo libre

Tras el terremoto Donald Trump y el brexit, Angela Merkel ha sido entronizada por la prensa y muchos políticos como la "líder del mundo libre" ante el ascenso de los populismos.
FOTO: AFP/Jesco Denzel
Muy popular, todavía

Muy popular, todavía

A pesar de tener un mandato de más de 16 años, Merkel aún goza de una gran popularidad, que muchos líderes occidentales envidiarían, gracias a su exitosa gestión de la pandemia de COVID-19.
FOTO: Pool/Getty Images
Una canciller abierta al mundo

Una canciller abierta al mundo

Durante los 16 años de mandato de Merkel, el papel desempeñado por Alemania en el ámbito internacional cambió mucho. La influencia alemana aumentó en Asia y África, un continente al que viajo con más frecuencia que sus predecesores. La canciller también profundizó en las relaciones con otros países en un deseo de que las relaciones internacionales se tornen un poco más multilaterales.
FOTO: Sean Gallup/Getty Images
En esta foto de archivo tomada el 16 de abril de 2019, la canciller alemana Angela Merkel está parcialmente oculta por una rueda de viento de juguete mientras posa con niños durante la ceremonia de apertura del parque eólico Arkona en Sassnitz, norte de Alemania.

Alemania, una potencia económica

Durante el gobierno de Merkel, Alemania se reconvirtió en la primera economía del continente gracias sobre todo a una gestión presupuestaria rigurosa.
FOTO: TOBIAS SCHWARZ/AFP
GERMANY-POLITICS-ANIMALS

Con pendientes

Alemania registró una situación menos dramática que gran parte de sus vecinos europeos por la panemia de COVID-19, a pesar de una segunda ola mortífera en el otoño boreal de 2020.
FOTO: AFP/Georg Wendt

El nuevo parlamento deberá sostener su sesión inaugural no más de 30 días después de la elección, el 26 de octubre.

Resolver detalles

Si dos o tres partidos acuerdan en principio que quieren formar una alianza, deberán comenzar negociaciones formales de coalición, con varias reuniones de grupos para definir temas de política.

Al final de estas negociaciones, los partidos deciden quién estará a cargo de cuáles ministerios y firman un contrato de coalición, un documento que define los términos del acuerdo.

Esta fase tampoco tiene límite, y mientras se desarrolla, el gobierno actual continúa en funciones. Los partidos nominan entonces a quién quieren ver como canciller antes de la votación oficial en el Bundestag.

Después de la última elección alemana, el 24 de septiembre de 2017, Merkel no fue confirmada como canciller en una coalición del CDU-CSU con los socialdemócratas (SPD) hasta el 14 de marzo de 2018.

Publicidad

El peor escenario

Según el artículo 63 de la Constitución alemana, el jefe de Estado debe proponer un potencial canciller al Bundestag.

Si no surge una alianza entre los partidos, el presidente Frank-Walter Steinmeier, del SPD, podría nominar un posible canciller, que podría salir del partido con la mayor cantidad de votos.

El parlamento deberá votar en secreto, y el candidato ganador deberá obtener una mayoría absoluta.

En caso de no alcanzarla, se hará una segunda votación dos semanas después. Si aun no hay mayoría absoluta, habrá de inmediato una tercera votación en la que se puede dar un ganador con mayoría relativa.

Con ello, el presidente debe decidir si nombra al canciller como jefe de un gobierno de minoría o si disuelve el Bundestag y convoca a nuevas elecciones.

Este sería el peor escenario, que fue evitado en 2017. Frente al bloqueo de las negociaciones, Steinmeier urgió a los partidos a reunirse de nuevo y los presionó a renovar la llamada gran coalición.

Publicidad
Publicidad