Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La CPI centrará su investigación sobre Afganistán en los los talibanes y el EI

El fiscal de la CPI dice que ante la falta de indagatorias locales “auténticas y eficaces”, lo mejor será no dar prioridad a los delitos de los que es sospechoso el ejército de Estados Unidos.
lun 27 septiembre 2021 11:49 AM
Un soldado talibán espera en una calle en Kabul, Afganistán
La CPI ya había pasado 15 años indagando presuntos crímenes de guerra en Afganistán antes de abrir una investigación generalizada el año pasado.

El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) dijo este lunes que está buscando autorización para retomar una investigación sobre crímenes de guerra en Afganistán, enfocándose en las acciones de los talibanes y los militantes del grupo Estado Islámico-Khorasan (EI-K).

El nuevo fiscal Karim Khan dijo que la solicitud fue presentada ante los jueces del tribunal a la luz de los acontecimientos desde que el movimiento islamista talibán tomó el control de Afganistán en una campaña relámpago el mes pasado, de acuerdo con un comunicado.

Publicidad

Debido a los "recursos limitados" de la CPI, Khan decidió fijar prioridades en Afganistán.

Al no poder "esperar investigaciones locales auténticas y eficaces" en el país de Asia central, el fiscal instó a los magistrados de la corte que centren la investigación en los talibanes y en el EI-K y que "ya no den prioridad" a los crímenes de los que eran sospechosas las fuerzas estadounidenses que se retiraron del país.

"Así, he decidido centrar las investigaciones de mi oficina en Afganistán en los crímenes que habrían sido cometidos por los talibanes y el Estado Islámico de la provincia del Khorasan, en detrimento de otros aspectos de la investigación", explicó, destacando "la gravedad, el alcance y la naturaleza de los delitos que habrían cometido o que cometerían los talibanes y el Estado Islámico”.

Khan dijo que lo delitos cometidos por estos dos grupos en Afganistán incluyen ataques contra civiles, ejecuciones extrajudiciales selectivas, persecución de mujeres y niñas, delitos contra niños y otros delitos que afectan a la población civil en general.

La corte con sede en La Haya es un tribunal de última instancia que interviene solo cuando un país miembro no puede o no quiere abrir casos por crímenes de guerra, delitos de lesa humanidad o genocidio.

La CPI ya había pasado 15 años indagando presuntos crímenes de guerra en Afganistán antes de abrir una investigación generalizada el año pasado.

Publicidad

Los jueces de la CPI autorizaron en marzo de 2020 a la entonces fiscal, Fatou Bensouda, a investigar los presuntos crímenes de jurisdicción internacional cometidos en Afganistán desde el 1 de julio de 2002. Sin embargo el anterior gobierno de Kabul solicitó ese mismo mes que delegara la investigación a las autoridades nacionales afganas.

Con base en el Estatuto de Roma, por el que se rige la CPI, Bensouda tuvo que responder a la petición de Kabul y paralizar la investigación, pero Khan consideró este lunes que con los cambios acontecidos en Afganistán desde el 15 de agosto, con el control del país por parte de los talibanes, llegó a su fin el “compromiso constructivo del gobierno afgano” con el Estatuto.

"La reciente evolución de la situación política en Afganistán y el cambio de régimen que ha conocido el país han tenido profundas repercusiones", declaró Khan en un comunicado.

"Al cabo de un análisis minucioso, he llegado a la conclusión de que, en vista de las circunstancias actuales, ya no hay perspectivas de que las autoridades nacionales vayan a llevar a cabo verdaderas investigaciones", añadió.

Los magistrados revisarán la solicitud para reanudar la investigación, que había estado examinando presuntos crímenes cometidos por todas las partes en el conflicto, incluidas las fuerzas estadounidenses, las tropas del Gobierno afgano y los combatientes talibanes.

Publicidad

El fiscal recordó el ataque terrorista contra el aeropuerto de Kabul el pasado 26 de agosto, que fue reivindicado por EI-Khorasan, y subrayó que el Consejo de Seguridad de Nacionales Unidas ya advirtió de que “las actividades terroristas del Estado Islámico constituyen una amenaza global para la paz y la seguridad internacionales”.

Los talibanes dicen que las mujeres podrán volver a clases "lo antes posible"

Además, los talibanes mataron el pasado sábado a cuatro secuestradores y colgaron sus cuerpos en público en la ciudad de Herat, en el oeste de Afganistán, en el primer castigo de este tipo desde que los fundamentalistas tomaron el control total del país.

Los brutales castigos como el ahorcamiento, las amputaciones, la lapidación, y los latigazos, fueron sanciones comunes durante el primer gobierno de los talibanes en 1996-2001. Durante ese periodo, los islamistas radicales colgaban en público, casi a diario, cuerpos de criminales en Kabul o alguna provincia del país.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad