Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Incendios y muertes ¿cuáles son los efectos de la ola de calor en Europa?

El hemisferio norte vive uno de los veranos más cálidos de la historia y las consecuencias están poniendo en riesgo la vida de millones de personas en el continente.
lun 18 julio 2022 02:43 PM
Incendios y muertes ¿cuáles son los efectos de la ola de calor en Europa?
En Francia, la segunda ola de calor del verano ha llevado el mercurio por encima de los 40 grados y se espera que París alcance los 41 esta semana.

El hemisferio norte está viviendo uno de los veranos más calientes de la historia y esto ha provocado que cientos de personas hayan muerto en las últimas semanas por la ola de calor extremo, además de que la vida de varios millones se encuentra en riesgo también.

En España y Portugal, la ola de calor ha provocado la muerte de 300 personas e incendios forestales incontrolables se esparcen . Reino Unido emitió el viernes por primera vez la alerta roja ante la llegada de las altas temperaturas durante el fin de semana.

Publicidad

La cara más visible de la ola de calor en el Mediterráneo sigue siendo el fuego, con incendios forestales en Francia, Grecia y la Península Ibérica.

Según los científicos, existe una relación directa entre las olas de calor y el cambio climático, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan su intensidad, duración y frecuencia.

Muertos por deshidratación y golpe de calor

En España, los datos del Instituto de Salud Carlos III dependiente del Ministerio de Sanidad indican que sólo durante los tres primeros días de la ola de calor —entre el 10 y el 12 de julio— fallecieron 84 personas a consecuencia de los efectos de las temperaturas de récord que se vienen registrando estos días.

Además, dos personas en Madrid que han muerto por golpe de calor durante su jornada laboral. Un empleado de unos cincuenta años murió en la región de Madrid víctima de un golpe de calor ligado a las temperaturas extremas en su lugar de trabajo, informaron el lunes los servicios de emergencia.

Este suceso eleva a dos el número de personas fallecidas en la región capitalina mientras trabajaban.

Según un portavoz de los servicios de emergencia, la víctima se desvaneció la tarde del viernes cuando trabajaba con otros compañeros en una nave industrial en Móstoles, en la región de Madrid, en medio de temperaturas muy elevadas.

 

"Cuando llegaron (los socorristas), estaba convulsionando" y presentaba una temperatura corporal "de 42.9 ºC", explicó el portavoz. La persona murió la noche del viernes al sábado en un hospital madrileño.

El sábado, las autoridades madrileñas habían anunciado la muerte de un operario de limpieza de 60 años, víctima también de un golpe de calor mientras trabajaba. Cuando fue socorrido, su temperatura corporal era de 41.6 ºC.

"Se fue el mejor padre que he podido tener, siempre llevaré conmigo el ejemplo de mi padre, una gran persona, currante (trabajador) hasta la muerte", escribió su hijo en Twitter.

Numerosas poblaciones españolas —Madrid, Sevilla, Zamora, Orense y otras— han visto los 40 grados, aunque de momento no se ha alcanzado la máxima nacional, que ostenta el municipio de Montoro (Córdoba) desde el verano pasado con 47.2 grados.

La situación es aún peor en Portugal, cuya Dirección General de Salud contabilizó, entre los días 7 y 13 de julio, un "exceso de mortalidad" de 238 fallecimientos sobre la media habitual en estas fechas, cifra que atribuye también a los elevados niveles del mercurio.

La deshidratación, la descompensación o las enfermedades crónicas son algunos de los factores que pueden agravar súbitamente el estado de salud de las personas hasta conducirlas a un fatal desenlace.

 

Incendios forestales en Francia, Grecia, España y Portugal

En Francia son tres los incendios sin control y los peores siguen siendo los de la mitad sur en el departamento de Gironde, donde han ardido ya 7,500 hectáreas y han sido evacuadas más de 11,300 personas.

Una ola de calor provocó daños por blanqueamiento al mayor arrecife del mundo

Los incendios obligaron este lunes a evacuar a miles de personas más en dos barrios de La Teste-de-Buch, cerca de Burdeos, anunció este lunes la prefectura local.

Los bomberos no han podido controlar el incendio situado cerca de la turística Duna de Pilat, la duna de arena más alta de Europa, donde el riesgo de que el fuego se extienda a zonas residenciales aumentó por los vientos cambiantes.

La Teste-de-Buch "no se ve amenazada por el fuego. Sin embargo, el viento está cambiando, la humareda podría alcanzar los barrios", explicó a la agencia AFP Arnaud Mendousse, responsable de los servicios de emergencias Sdis de la zona.

"El humo es tóxico. Se trata de una cuestión de salud pública", destacó el portavoz de los bomberos. Los dos barrios afectados son el de Miquelots (unas 5,000 personas evacuadas) y el de Pyla-sur-Mer (unas 3,000).

En un segundo incendio, situado más al este, 3,500 personas más estaban evacuando sus viviendas este lunes en las localidades de Landiras, Budos y Balizac, según un comunicado anterior de la prefectura.

 

Dos grandes incendios calcinaron desde hace una semana 14,000 hectáreas de vegetación en esta zona situada al sur de Burdeos, en plena ola de calor en Europa occidental.

El presidente Emmanuel Macron reconoció que la temporada es "excepcional por su dureza", ya que en lo que va de año ha ardido tres veces la cantidad de terreno calcinada en 2020.

Como en la península ibérica, la de Francia es la segunda ola de calor veraniega: aunque comenzó un poco más tarde, ha llevado el mercurio a los 38 grados y se espera que París alcance los 41 esta semana.

En España, cerca de 20 incendios forestales seguían activos y fuera de control en distintos puntos del país, del sur al norte. En Galicia, en el noroeste del país, los fuegos arrasaron unas 4,500 hectáreas durante la semana, según las autoridades.

Y en la provincia de Málaga, en Andalucía, en el sur español, los bomberos lograron estabilizar un incendio en la sierra de Mijas, que destruyó unas 2,000 hectáreas, dijeron las autoridades locales.

Las llamas obligaron a evacuar a algo más de 3,000 personas, pero 2,000 pudieron regresar a sus hogares.

"No hemos dejado de trabajar en toda la noche", dijo la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo, a la televisión pública refiriéndose al trabajo de los bomberos.

En Grecia, otro país donde se declararon incendios en los últimos días, las autoridades decidieron evacuar de manera preventiva siete pueblos en una zona de la prefectura de Rétino, en Creta. No obstante, el incendio declarado el viernes en esa isla está bajo control, indicó Protección Civil.

Temperaturas récord en Reino Unido

Las temperaturas no bajan tampoco en el Reino Unido, donde las autoridades emitieron la primera emergencia nacional por calor extremo.

Esta alerta "roja" implica un "riesgo para la vida", según la oficina meteorológica. En el sur de Inglaterra, las temperaturas podrían superar por primera vez los 40 ºC el lunes o martes.

La Oficina de Meteorología del Reino Unido (Met) cree que el termómetro superará sin problemas los 38 grados y podría llegar a los 40, un registro oficial nunca alcanzado en el país, por lo que las autoridades británicas han pedido a la población que tome precauciones ante una situación "potencialmente grave", teniendo en cuenta que sus viviendas están más preparadas para la lluvia y la niebla que para el exceso de calor.

Similares precauciones planea desde la isla vecina la Oficina Meteorológica de Irlanda (Met Éireann) que también hoy ha emitido una alerta de calor, aunque naranja en lugar de roja, para este fin de semana y el comienzo de la próxima.

Sus previsiones apuntan a que los días más calurosos serán el domingo, el lunes y el martes, cuando los termómetros podrían oscilar entre los 25 y los 32 grados centígrados, unas condiciones "altamente inusuales" que seguirán "generando incomodidad" después del crepúsculo con noches de entre 15 y 20 grados centígrados, cerca de lo que los irlandeses consideran "noches tropicales".

La temperatura más alta registrada por Met Éireann data del verano de 2006, con 32.3 grados centígrados en el condado de Roscommon.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad