Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Portugal, Grecia y España se oponen a reducir su consumo de gas

La Comisión Europea propone que los países miembros disminuyan su consumo del energético para disminuir su dependencia a Rusia, pero los países del sur dicen que esta medida es injusta.
jue 21 julio 2022 06:19 PM
gas-portugal-grecia
Un corte total de las importaciones o una drástica reducción en el flujo de gas de este a oeste puede tener un efecto catastrófico en la economía europea.

LISBOA- Portugal y Grecia se sumaron este jueves a España en su rechazo al plan propuesto por la Comisión Europea para disminuir el consumo de gas en un 15%, con el objetivo de compensar la caída del suministro ruso.

Rusia restauró el jueves el suministro de gas a Europa a través de Alemania por el gasoducto Nord Stream tras diez días de trabajos de mantenimiento, pero hay incertidumbre sobre si el gobierno ruso seguirá manteniendo la crisis energética en invierno.

Publicidad

¿Qué pasa con Portugal, España y el gas?

"Portugal va a oponerse" a esta medida "desproporcionada", declaró Joao Galamba, secretario de Estado para el Medioambiente y la Energía, en entrevista al diario Publico publicada este jueves.

La propuesta no está "adaptada a países que no están interconectados" a la red gasífera, como Portugal, explicó.

También Grecia afirmó el jueves que se opone a la propuesta europea.

El suministro de gas ruso alterado nuevamente por la guerra en Ucrania

"El gobierno no está de acuerdo en principio con la propuesta de la Comisión Europea de un 15% de reducción en el consumo de gas", señaló el portavoz del gobierno Yiannis Economou a la prensa.

"No estamos de acuerdo con el carácter obligatorio de la medida, y tampoco con el nivel de la reducción anunciada", dijo el ministro griego Kostas Skrekas a la radio local.

Portugal y Grecia se suman así a la posición de España expresada por su ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien considera que el plan no es necesariamente "justo" ni "eficaz".

"Las familias españolas no van a sufrir cortes de gas ni de luz en sus casas. Pase lo que pase, España va a defender la posición de la industria española", garantizó.

La Comisión Europea pidió el miércoles a los 27 que reduzcan voluntariamente su demanda de gas, una medida que debe ser discutida el próximo 26 de julio.

Un corte total de las importaciones o una drástica reducción en el flujo de este a oeste puede tener un efecto catastrófico en la economía europea, ya que causaría el cierre de industrias y obligaría a las familias a reducir la calefacción.

El plan, que debe aún ser debatido por los Estados miembros de la Unión Europea, prevé que cada país haga "todo lo posible" para reducir entre agosto de 2022 y marzo de 2023 su consumo de gas en al menos 15% en relación al promedio de los últimos cinco años en el mismo período.

 
Publicidad
Publicidad