Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

China responde con sanciones a Taiwán a la visita de Nancy Pelosi

Beijing prohibió la importación de productos de más de cien exportadores desde la isla, considerada como una provincia rebelde.
mié 03 agosto 2022 06:36 PM
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos asiste a una reunión con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen en la oficina presidencial en Taipéi, Taiwán.
China espero a la salida de Pelosi de Taiwán para iniciar los principales ejercicios militares en respuesta sugiere que Beijing quiere evitar una escalada descontrolada de la crisis.

China ha reaccionado con firmeza a la visita a Taiwán de la presidenta del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, pero el hecho de que aguarde a la salida de la demócrata para empezar los principales ejercicios militares en respuesta sugiere que Beijing quiere evitar una escalada descontrolada de la crisis.

Se trata de maniobras militares con fuego real en seis zonas alrededor de Taiwán que China anunció al aterrizar Pelosi el martes en Taipei y que en principio comenzarán el jueves, cuando la estadounidense, que ha abandonado la isla este miércoles, se encuentre en Corea del Sur. Los ejercicios concluirán el domingo.

Publicidad

"Beijing está intentando demostrar que desobedecer sus órdenes tiene un coste, pero parece no querer que se produzca una escalada descontrolada de la crisis", dice a Efe Ja-Ian Chong, analista político de la Universidad Nacional de Singapur.

"Podrían haber decidido empezar sus principales ejercicios militares inmediatamente, pero han decidido hacerlo cuando Pelosi se marche", añade.

Los ejercicios militares tendrán lugar en seis zonas alrededor de la isla, también la parte oriental, evocando la crisis de 1995-1996, la última vez en la que Beijing disparó misiles en el estrecho de Taiwán, que considera su "provincia rebelde", sin descartar una invasión en el futuro.

Pero estas no fueron las únicas respuestas de Beijing a Taipéi. También vinieron sanciones económicas. En esto consisten.

Las sanciones de China a Taiwán

Además de enseñar músculo militar, China ha respondido a la visita de Pelosi prohibiendo la importación de productos de más de cien exportadores de la isla.

Entre los productos suspendidos se encuentran ciertos tipos de pescado y frutas cítricas, que crecen sobre todo en el sur de la isla, un bastión de apoyo tradicional de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, publica el miércoles el diario singapurense The Straits Times.

"Desde el año pasado, se han detectado repetidamente plagas susceptibles de cuarentena en cítricos procedentes de Taiwán", dice un comunicado del Ministerio de Comercio chino, que también asegura que se han hallado trazas de Sars-CoV-2 en envases de brotes de soja congelados.

 

El año pasado, Beijing también canceló la importación de piñas desde ese territorio.

El martes, antes de que se confirmara la visita de Pelosi, China también prohibió la importación de cientos de productos alimenticios y agrícolas del territorio alegando que violaban "regulaciones importantes" sobre registro de empresas.

El Consejo de Agricultura de Taiwán confirmó que el veto afectaba a empresas productoras de té, frutos secos, miel, granos de café y cacao, condimentos, dulces y vegetales, así como a las capturas de unos 700 barcos pesqueros.

El ministerio de Comercio de Beijing también anunció sanciones económicas, entre ellas la suspensión de la exportación hacia Taiwán de arena natural, un componente clave en la fabricación de semiconductores, una de las principales exportaciones de la isla.

A su vez, Taiwán ha sufrido varios ciberataques desde el martes, entre ellos a los servicios digitales de la oficina de la presidencia y la página web del Ministerio de Exteriores.

¿Afectan a otros países?

Aunque China y Taiwán no mantienen relaciones comerciales, sí mantienen un importante intercambio comercial. Los chips de procesadores hechos en Taiwán son clave para las empresas chinas, que necesitan las fábricas chinas que ensamblan los teléfonos inteligentes y otros productos electrónicos del mundo.

 

El año pasado, el comercio bilateral se disparó un 26% hasta los 328,300 millones de dólares.

Nancy Pelosi llega a Taiwán pese a las amenazas de China

“Las empresas [taiwanesas] son una parte tan integral de la cadena de valor china que resulta difícil ejercer demasiada presión sobre esas rutas comerciales”, dijo al South China Morning Post Zennon Kapron, director de la empresa de investigación del sector financiero Kapronasia, con sede en Singapur.

Tao Jingzhou, un experto en arbitraje internacional con experiencia en Beijing, Hong Kong y Londres, consideró que cualquier sanción unilateral es “de doble filo”, también teniendo en cuenta que Washington podría tomar represalias si su economía se ve afectada.

“Sancionar a Taiwán es como mover una piedra y dejarla caer sobre su propio pie, además de profundizar las divisiones entre las dos partes”, dijo al SCMP Hong Hao, autor y economista independiente de China.

China y Taiwán están separadas de hecho desde 1949, cuando las tropas comunistas de Mao Zedong derrotaron a los nacionalistas, que se refugiaron en la isla.

Estados Unidos reconoció en 1979 al gobierno de Beijing como representante de China, aunque siguió dando respaldo militar a Taiwán.

La "reunificación" de China es un objetivo prioritario para el presidente chino, Xi Jinping, quien la semana pasada le dijo formalmente a Biden por teléfono que evitara "jugar con fuego”.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad