Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cuba: ¿cómo avanzó la crisis energética hasta provocar protestas?

La semana pasada, cientos de personas protestaron contra los apagones cada vez más frecuentes en la isla, sumados a la crisis económica que afecta a este país desde la pandemia del covid-19.
mar 26 marzo 2024 05:04 AM
Cuba: ¿cómo avanzó la crisis energética hasta provocar protestas?
People talk in a dark street during a blackout in Bauta municipality, Artemisa province, Cuba, on March 18, 2024. (Photo by YAMIL LAGE / AFP)

En Cuba, tener o no electricidad es cada vez más incierto. La semana pasada, una serie de apagones en varias ciudades de la isla provocaron que cientos de personas salieran a protestar, con consignas como “Patria y vida”.

La falta de electricidad es solo uno de los rostros de la crisis que vive este país caribeño. El peso cubano se deprecia constantemente y una inflación de 30% anual provocada a un incremento en el costo de los alimentos, pero también del combustible.

Publicidad

Incluso el presidente Miguel Díaz-Canel reconoció que “varias personas han expresado su inconformidad con la situación del servicio eléctrico y la distribución de alimentos”, escribió en su cuenta de Twitter.

Así se ha desarrolla la crisis energética en este país.

Sin combustible

Cuba afronta una crónica crisis de combustibles, agravada desde abril. El gobierno argumenta que se debe al incumplimiento de países que suministran a la isla.

Venezuela, principal proveedor de crudo de Cuba, entrega a la isla 56,000 barriles diarios, mientras que México y Rusia han contribuido durante el último año a atenuar el severo déficit de combustible de la isla.

El gobierno, que subvenciona casi el total de los servicios y bienes básicos que consumen los cubanos, esbozó en diciembre un paquete de medidas para revertir la crisis económica que enfrenta el país por los efectos de la pandemia, las distorsiones internas de su economía y el recrudecimiento de las sanciones impuestas por el expresidente republicano Donald Trump que casi no han variado en los tres años de gobierno del demócrata Joe Biden.

De acuerdo con estimaciones oficiales, la economía cubana se contrajo hasta 2% en 2023, mientras que la inflación cerró 30%, menos que 39% registrado en 2022.

Aumento de un 500% al preciso de la gasolina

Entre los cambios anunciados para reducir el déficit fiscal, el gobierno quintuplicó el precio de la gasolina desde el 1 de marzo.

Publicidad

El precio del litro de gasolina regular pasó de 25 pesos cubanos (0.20 centavos de dólar) a 132 (1.10 dólares), lo que equivale a un aumento de 428%, mientras que la gasolina especial subió de 30 (0.25 centavos de dólar) a 156 pesos cubanos (1.30 dólares), lo que representa +420%.

"Antes con 1,000 pesos comprabas unos 40 litros pero ahora tengo que usar 6,000 casi 7,000 para comprar los 40 litros", lamentó Giovanni García, un mensajero de 27 años, en entrevista con la AFP.

También la tarifa eléctrica para los consumidores por arriba de 500 kWh sufrió modificaciones.

Las autoridades dicen que el aumento del precio del combustible —que incluye la venta de parte de la gasolina en dólares— ayudaría a Cuba a comprar más combustible para frenar los prolongados apagones y la escasez en la isla.

Para el economista cubano Pedro Monreal, con este aumento "se 'corrige' una distorsión", al vender la gasolina a precio real, pero tendrá "efectos transversales, aumentando la distorsión de salarios desalineados del costo de la vida", dijo en su cuenta de X.

El salario promedio mensual es 4,200 pesos cubanos, equivalentes a 35 dólares, a la tasa oficial de 120 pesos. Cuba tiene además otra tasa para transacciones bancarias de empresas a 24 pesos por un dólar.

Apagones

Las autoridades anunciaron a finales de febrero "un régimen de contingencia" que incluye la prohibición de usar aires acondicionados en centros laborales del Estado, así como "apagar al 100%" estas oficinas "en los horarios pico", y fomentar el trabajo a distancia.

Publicidad

En 2023 la isla se recuperó de los cotidianos apagones que experimentó casi todo 2022.

Lo más crítico ocurrió en octubre de ese año, tras un apagón generalizado la noche del 27 septiembre, cuando el huracán Ian azotó el occidente del país.

El sistema de generación de energía eléctrica de Cuba consta de ocho antiguas termoeléctricas, además de generadores electrógenos y ocho plantas flotantes que el gobierno renta a Turquía, también afectados por falta de diésel para su funcionamiento.

Desde principios de marzo, Cuba enfrenta una nueva racha de cortes por los trabajos de mantenimiento que se realizan a la planta termoeléctrica Antonio Güiteras, la más importante de la isla, ubicada en la provincia de Matanzas, a unos 100 kilómetros de La Habana.

La tasa de afectación del suministro de electricidad oscila entre 20% y 45%.

El fin de semana del 16 y 17 de marzo el problema se agudizó por la escasez de combustible que hay en el país. El energético es necesario para alimentar las termoeléctricas que están en funcionamiento.

El funcionario explicó que este fin de semana la propia escasez del combustible dificultó la movilización de los barcos que llevan el energético a las plantas generadoras de electricidad.

Aunque el ministro de Energía y Minas, Vicente de la O Levy dijo que "la situación va a mejorar" parcialmente, reconoció que las "situaciones van a seguir tensas" por las dificultades financieras de Cuba para adquirir el petróleo en el exterior.

"Hay regiones que las madrugadas enteras están en apagón y prácticamente todo el día y prácticamente en todo el país", reiteró De la O Levy.

En La Habana, de 2.2 millones de habitantes, los cortes de electricidad son menos frecuentes, pero en varias provincias los pobladores se quejan de la prolongada falta de luz.

Caridad Sánchez, una ama de casa de 38 años que vive en la provincia de Camagüey, en el centro de la isla, confirmó a la agencia AFP que "la quitan a las 10 de la mañana y la pueden poner a las nueve de la noche”.

"Aquí no hay apagones sino alumbrones", dice con enfado, al advertir que "la gente está protestando porque se le está echando a perder lo poco que tienen para comer”.

En la vecina provincia de Santiago de Cuba hay apagones programados de 13 a 14 horas cada día, divididos en lapsos de 3 o 4 horas. "Se está cumpliendo casi a 95%", señala un trabajador de turismo que rechaza dar su nombre.

En Batabanó, un pueblo del oeste de la isla, los cortes "deben ser planificados de 8 horas, pero en realidad ha habido apagones (...) de hasta 22 horas" dice otra ama de casa.

Protestas en Santiago de Cuba y otras ciudades

Tras un fin de semana de apagones, Cientos de personas se lanzaron a las calles en Santiago de Cuba el 17 de diciembre.

Desde media tarde, las plataformas sociales se llenaron de imágenes de la protesta en Santiago de Cuba, la segunda ciudad más importante del país con 510,000 habitantes en este de la isla. También publicaron imágenes de protestas en la ciudad de Bayamo, en la vecina provincia de Granma.

Varias personas confirmaron a la AFP que el servicio de internet de datos para celulares fue suspendido en la ciudad.

"Se tiraron a la calle por la necesidad que tiene el santiaguero, la cantidad de horas que nos quitan la corriente, la comida, todo caro y el bajo salario que le pagan al cubano", dijo a la AFP por teléfono una manicurista, de 28 años, que también pide guardar el anonimato y que vive en Santiago.

El gobierno responsabiliza a Estados Unidos

La "persecución energética" y la falta de divisas que sufre Cuba por el embargo estadounidense le impiden tener suficiente combustible para generar electricidad, dijo el jueves el presidente Miguel Díaz-Canel, luego de las protestas en la isla por falta de luz y alimentos.

"En los últimos meses nos han faltado dos combustibles para lograr la cobertura de la generación eléctrica en los momentos de pico, que son el diésel y el fueloil", afirmó Díaz-Canel en un video difundido por la presidencia.

El mandatario explicó que el motivo de esta escasez es "la persecución energética a la que está sometido nuestro país como parte del bloqueo y también porque no siempre disponemos de la divisa necesaria para comprar esos combustibles”.

"Tenemos una acumulación de largos apagones que molestan mucho a la población", admitió el presidente, que dijo que Cuba también tiene "carencias de alimentos" por las "fracturas en la distribución oportuna de la canasta" básica.

Díaz-Canel señaló que Estados Unidos presiona a "compañías suministradoras de combustible", así como a las navieras y a las agencias aseguradoras, para que ese producto no llegue a isla.

Con información de AFP y Reuters

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad