Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hasta 70% de los periodistas medioambientales han sufrido alguna agresión

La mayoría de los 44 asesinatos de comunicadores que cubrían temas relacionados con el medio ambiente ocurrieron en Asia-Pacífico y en América Latina y el Caribe.
vie 03 mayo 2024 04:04 AM
Scientists people set. Science lab worker, chemical researchers during meeting on global warming. Laboratory creative scientist job, medicine workers characters men and women in protective masks
Otro de los problemas denunciados por los autores del informe es la impunidad. 19 asesinatos se archivaron sin hallar culpables.

El periodismo es una herramienta fundamental para el combate al cambio climático. Sin embargo, la mayoría de los comunicadores que se dedican a informar sobre asuntos relacionados con el medio ambiente denuncian haber sido víctimas de algún tipo de agresión, como ataques, amenazas o censura.

Casi 70% de los periodistas dedicados a informar sobre la crisis climática o el medio ambiente denuncia haber sido agredido, de acuerdo con una encuesta realizada por la Unesco y la Federación Internacional de Periodistas.

Publicidad

La encuesta fue realizada en marzo entre 905 periodistas de 129 países. El informe, presentado el jueves en Santiago de Chile como parte del día de la Libertad de Prensa, incluye también datos de otras fuentes, como el Observatorio de Periodistas Asesinados de la Unesco.

"Sin información científica confiable sobre la actual crisis ambiental, nunca podremos esperar superarla", afirmó Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, citada en un comunicado.

Azoulay agregó que los periodistas que tratan estos temas con la intención de que la información sea accesible "enfrentan riesgos inaceptables en todo el mundo, y la desinformación relacionada con el clima está proliferando en las redes sociales".

Defender el medio ambiente: una actividad de riesgo

La Unesco recuerda que al menos 44 periodistas que informaban sobre medioambiente fueron asesinados desde 2009 en 15 países, principalmente de Asia y Oceanía (30) y América Latina (11), sin precisar los tres restantes.

Los periodistas asesinados en Asia y el Pacífico (Oceanía) cubrían principalmente minería, deforestación y conflictos por la tierra. Por el contrario, no surge ningún patrón de cobertura específico en América Latina y el Caribe", señaló el orgaanismo de la ONU.

Otro de los problemas denunciados por los autores del informe es la impunidad. 19 asesinatos se archivaron sin hallar culpables, en cinco casos las diligencias siguen abiertas y en cinco casos se lograron condenas para los culpables.

Publicidad

Se desconoce la situación de los 15 casos restantes porque los países donde se produjeron estos asesinatos no proporcionaron información a la Unesco.

En América Latina y el Caribe, la mayoría de los asesinatos carecen de perpetradores identificados, "lo que sugiere posibles niveles más altos de impunidad", destaca el informe.

Estos datos difieren con los de defensores del medio ambiente asesinados, pues en este caso América Latina es la región más mortífera. De acuerdo con la organización Global Witness, durante 2022, 177 personas defensoras de ambiente y territorio fueron asesinadas en el mundo, 125 de esos homicidios ocurrieron en países latinoamericanos, como Colombia, Brasil y México.

Las agresiones van en aumento

Al menos 749 periodistas, grupos de periodistas y medios de comunicación que informaban sobre cuestiones medioambientales han sufrido agresiones en 89 países desde 2009, según el examen detallado de diversas fuentes de datos.

Estos periodistas y medios cubrían una amplia gama de temas, desde las causas del cambio climático, la minería ilegal, la deforestación y los combustibles fósiles, hasta cuestiones específicas de sus comunidades como la agroindustria, la apropiación de tierras, los megaproyectos de infraestructuras y las consecuencias de fenómenos meteorológicos extremos.

Publicidad

Los comunicadores de estos temas enfrentan cada vez mayores riesgos porque su trabajo frecuentemente "se cruza con actividades económicas altamente rentables, como la tala ilegal de árboles, la caza furtiva o el vertido clandestino de residuos", explicó la Unesco.

En los últimos cinco años —entre 2019 y 2023— se han producido más de 300 ataques, lo que supone un aumento de 42% con respecto al lustro anterior. Este aumento se atribuye a un incremento de las agresiones físicas, como asaltos, detenciones y acoso, y de las acciones legales, incluidas las demandas por difamación y los procesos penales.

Los agentes estatales, como la policía, las fuerzas militares, los funcionarios y los empleados del gobierno han cometido al menos la mitad de las 749 agresiones. Los agentes privados, como empresas de la industria extractiva, grupos delictivos, manifestantes y comunidades locales son responsables de al menos una cuarta parte.

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad