Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Inclusión financiera en México, ¿qué tal la infraestructura bancaria?

Es importante que primero se tenga un importante crecimiento económico en todo el país para que el proceso de inclusión financiera sea mayor, opina Jorge Sánchez Tello.
ATM
ATM La mayoría de los bancos que tienen una red de sucursales cuentan con una red de cajeros automáticos (ATM) para facilitar la operatividad a sus clientes. (Foto: ljubaphoto/Getty Images)

Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es investigador asociado de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF A.C.). Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Es importante entender cómo y dónde la infraestructura facilita la inclusión financiera, además de analizar el por qué algunos estados y municipios tienen más sucursales, cajeros y terminales punto de venta (TPV) que otros.

La sucursal bancaria es la infraestructura básica de las instituciones financieras. Es la manera en que el banco se pone en contacto con el cliente y este último percibe que al haber presencia física hay una seguridad en sus operaciones. La captación de ahorro y la base de clientes son una fortaleza, ya que les da ventajas competitivas. La ventaja del acceso a la captación a la vista viene por ser muy estable y de muy bajo costo.

La mayoría de los bancos que tienen una red de sucursales cuentan con una red de cajeros automáticos (ATM) para facilitar la operatividad a sus clientes. Los cajeros automáticos los pueden utilizar los clientes para acceder a información de su cuenta, para retirar dinero de su cuenta o en algunos casos para depositar dinero en su cuenta. El medio para acceder al servicio del cajero es una tarjeta de débito o de crédito. A diferencia de la red de sucursales de un banco que está enfocada a atender a sus clientes, la red de cajeros puede prestar los mismos servicios a clientes de otro banco.

Publicidad

Las terminales punto de venta (TPV) son otro tipo de infraestructura bancaria cuya instalación es menos costosa que la de una sucursal y que la de un ATM. Su objetivo es extender la cobertura de servicios de aceptación de medios electrónicos de pago. Las terminales punto de venta (TPV) son dispositivos electrónicos que permiten realizar transacciones de compra en establecimientos y funciona de una manera muy sencilla y transparente al usuario. Permite utilizar la tarjeta de crédito y/o débito para procesar pagos sin importar si el banco emisor de la tarjeta y el banco que instala la terminal son el mismo.

Lee: Seis ejes para una inclusión financiera, según Peña Nieto

A diferencia de la instalación de sucursales bancarias o de cajeros automáticos, que es una decisión propia del banco, la instalación de la TPV está sujeta a que un negocio o comercio decida que desea ofrecer este servicio a sus clientes.

Después de analizar el comportamiento de la infraestructura de sucursales, ATM y TPV a nivel global, estatal y municipal puedo concluir respecto de la infraestructura bancaria en México lo siguiente:

Publicidad
  • La infraestructura se distribuye de manera heterogénea entre estados y entre municipios. Nos encontramos que algunos tienen niveles similares a países desarrollados y otros niveles comparables con la de países africanos.
  • A nivel municipal la infraestructura se concentra en los de mayor tamaño.
  • Observamos que la infraestructura sigue a la actividad económica y no al revés.
  • Los resultados anteriores son consistentes, con la evidencia que existe para otros países. Es decir, la distribución de la infraestructura en México no es distinta a lo que sucede en otros países.
  • Si bien un porcentaje importante de municipios no tienen infraestructura bancaria, en estos vive una pequeña parte de la población.
  • El problema de los municipios sin infraestructura bancaria no es la falta de ésta, sino la falta de muchos otros servicios y la baja actividad económica.
  • En las poblaciones mayores a 100,000 habitantes, que son el 9% de los municipios, se encuentran ubicados el 87% de los cajeros automáticos, el 81% de las sucursales y el 91% de las TPV. Estos municipios son solo 215 de los 2,456.
  • México cuenta con una cantidad de sucursales promedio por cada 100,000 habitantes en la media de países como Chile y Singapur. En contraste tenemos menor infraestructura que Canadá y muy poca cuando nos comparamos con España. Cabe señalar que la infraestructura es significativamente mayor a la de países no desarrollados como Mozambique.
  • Si hacemos una comparación de los estados de Nuevo León, Guerrero, Baja California Sur y la Ciudad de México con países desarrollados, se observa que estos cuentan con un nivel de infraestructura de sucursales similares a los de Canadá, Alemania y Chile.
  • Solo el 6% de la población total de México no tiene acceso a los cajeros automáticos en su municipio, el 11% de la población total no tiene acceso a sucursales en su municipio y el 5% de la población no tiene acceso a TPV en su municipio.

OPINIÓN: Los retos de la transformación digital de la banca en México

  • La cantidad de cajeros automáticos por 100,000 habitantes en México es adecuada si la comparamos con otros países. México tiene niveles similares a Holanda, Noruega, Chile y Finlandia. En ATMs, al igual que en sucursales, tenemos una infraestructura pequeña cuando nos comparamos con España, pero mucho mayor a la de países de África como Mozambique.
  • Los estados menos desarrollados de México son los que menos TPV por 100,000 habitantes tienen Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Tlaxcala.
  • El grupo de estados con mayor infraestructura se comparan con la de países con mayor desarrollo financiero como España y Suiza. Inclusive la densidad de cajeros en esos estados es mayor a la de países como Noruega o Singapur.

nullLa conclusión más interesante es que solamente el 3% de la población en México no tiene acceso a ningún tipo de infraestructura bancaria en su municipio. Ahora bien, esos 769 municipios sin infraestructura representan el 31% del total y están concentrados en los de menos de 5,000 habitantes. Estos datos muestran que el proceso de expansión de la infraestructura bancaria que se ha dado en México se ha concentrado en los lugares con más población, principalmente en los 100,000 habitantes.

Publicidad

Por lo tanto, México tiene un importante sistema bancario a pesar de que hay algunas zonas del país que tienen un gran atraso económico. Es importante que primero se tenga un importante crecimiento económico en todo el país para que el proceso de inclusión financiera sea mayor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad