OPINIÓN: Profesionalizarse o morir, el futuro del hombre-camión en México

Estas empresas que tienen entre 1 y 5 camiones en su flotilla, debe profesionalizarse para no pasar a ser parte de las estadísticas de mortandad de los negocios del sector, opina Fernando Noriega.
Transporte  La mayoría de los hombres-camión inician enrolados como proveedores de compañías de transporte.  (Foto: iStock)
Fernando Noriega

Nota del editor: Fernando Noriega es director general de Ready to Rent. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Durante años, los ‘hombre-camión’ en México han atendido las necesidades de transporte de cientos de entidades industriales como productores agrícolas, proveedores agropecuarios, empresas de la construcción, entre otros. Hoy, diversos factores, como las presiones inflacionarias y los derivados de las negociaciones comerciales entre México y EU, imponen desafíos que obligan a las compañías a ser más eficientes y a incrementar su competitividad.

Lee: El sector del transporte frena inversiones por Trump

En ese contexto el hombre-camión debe necesariamente profesionalizar su gestión empresarial para sobrevivir y no pasar a ser parte de las estadísticas de mortandad de los negocios del sector.

Los hombre-camión son empresas que tienen entre 1 y 5 camiones en su flotilla. En México, de acuerdo con la SCT, al cierre de 2016 hubo 140,830 empresas del sector registradas, de las cuales el 81.2% son hombre-camión, 16.2% pequeñas empresas (6 a 30 vehículos), 2% empresas medianas (31 a 100 vehículos) y 0.6% grandes empresas con más de 100 camiones en su flotilla. Del total del parque vehicular (864,835 camiones), el 24.9% corresponde a hombre-camión, el 30.1% a pequeña empresa, 16.5% a mediana y el 28.5% a gran empresa.

A la luz de los desafíos que marcan los tiempos en términos de eficiencia de gestión y de inseguridad, el operador que busque convertirse en hombre-camión o transitar a pequeña empresa necesita prepararse para convertirse en empresario. Este paso es vital en la supervivencia de la empresa ya que al crecer se incrementan los gastos, obligaciones y no necesariamente en la misma proporción los ingresos.

Lee: La batalla de las mensajeras por el mercado mexicano

Como dato estadístico, el reporte del INEGI, Esperanza de vida de los negocios en México, indica que la mortalidad de las nuevas empresas en su primer año es 33%, al quinto año 65% y al décimo año 76%.

Para que un operador pueda decidir si le conviene o no convertirse en hombre-camión para empezar debe pensar en seis puntos clave antes de comprar un camión.

Crédito: Se requiere financiamiento para operar un camión, si el historial crediticio personal no es bueno debe ‘limpiarse’ antes de considerar convertirse en hombre-camión, de lo contrario sin financiamiento su vida como persona física con actividad empresarial será corta.

Contabilidad: Las regulaciones fiscales requieren facturación electrónica, por lo cual el hombre-camión deberá trabajar con un contador con experiencia en la industria del transporte.

Usado o Nuevo: Decidir si se compra un camión nuevo o usado depende de la cantidad de dinero que tenga el operador. Si decide comprar un camión usado debe considerar validar las condiciones del vehículo ya que el mantenimiento y consumo de combustible de un camión usado es más caro que el de una unidad nueva. Cada día en el taller implica un día menos de facturación.

Dinero: Los ‘hombres-camión’ deben considerar financiar lo menos. Así mismo debe considerar mínimo 90 días de capital de trabajo que incluya los gastos del camión, diésel, casetas, mantenimiento, viáticos y su propio ingreso. Adicionalmente acumular una reserva de dinero para cubrir cualquier gasto imprevisto de reparaciones.

Lee: Top 25 de logística de clase mundial

Independiente o enrolado: La mayoría de los ‘hombres-camión’ inician enrolados como proveedores de compañías de transporte. El ser independiente implica ir a buscar carga y formarse en la cola para conseguirla lo cual es un proceso desgastante. Así mismo el pago en la industria de transportes es lento por lo cual el hombre-camión deberá dar seguimiento al cobro de los fletes realizados.

Seguros El ser dueño del camión requiere que el hombre-camión tenga asegurado su vehículo para no poner en riesgo su patrimonio y cuente con una póliza de gastos médicos. En el país se ha incrementado la delincuencia organizada y esto se ve reflejado en el incremento en las primas de seguro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así, los operadores que tengan en mente el convertirse en hombres-camión o transitar de ellos a pequeñas empresas de transporte, deben considerar el profesionalizar su gestión empresarial para no pasar a ser parte de la estadística.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
ETA se disculpa por “el grave daño causado” por su lucha armada
Te Recomendamos
×