Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Los momentos más desconcertantes desde que Trump resultó electo

Julian Zelizer escribe que en el año que ha pasado desde que Trump ganó las elecciones, hemos sido testigos de la época política más turbulenta en la historia reciente.
Trump
Presidente número 45 de Estados Unidos Donald Trump ganó a pesar de no tener experiencia política, de desafiar implacablemente casi todas las tradiciones políticas y de sobrevivir a varios escándalos, asegura el analista Julian Zelizer. (Foto: KEVIN LAMARQUE/REUTERS)

Nota del editor: Julian Zelizer es profesor de Historia y Asuntos Públicos en la Universidad de Princeton. Escribió el libro The Fierce Urgency of Now: Lyndon Johnson, Congress, and the Battle for the Great Society. También es conductor del podcast Politics & Polls. Síguelo en Twitter en @julianzelizer . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Este ha sido un año loco para la política estadounidense y tal vez el más turbulento desde 1968. Durante las primeras horas del 9 de noviembre de 2016, cuando el resultado de las elecciones quedó claro, casi todos, expertos o no, sintieron que la tierra política se había estremecido bajo sus pies.

Esta fue una de las elecciones más impredecibles que se hayan visto. Donald Trump era todo menos un candidato convencional. Tras enfrentarse a Hillary Clinton, una de las candidatas con más experiencia en la historia reciente, Trump ganó a pesar de no tener experiencia política, de desafiar implacablemente casi todas las tradiciones políticas y de sobrevivir a varios escándalos. Cualquier persona que, como yo, haya vivido en Nueva York y sus alrededores en la década de 1980, recuerda que Trump era famoso por meterse en problemas con la intención de llamar la atención del público.

Pese a lo impresionante y desconcertante que fueron las elecciones, nada pudo prepararnos para lo que vendría.

Si estás al pendiente de la política, sin duda eres testigo de lo extraño que es el gobierno estadounidense en este momento. Pero si das un paso atrás y miras lo que ha pasado en los pasados 12 meses, el impacto es verdaderamente asombroso.

No sorprende que el diario estadounidense The Washington Post descubriera que 7 de cada 10 estadounidenses creen que las divisiones políticas en Estados Unidos están tan mal como en la época de la guerra de Vietnam . Estos son 13 de los momentos más desconcertantes desde que Donald Trump ganó las elecciones.

Publicidad

1

El 27 de noviembre de 2016, Trump tuiteó : "Gané el voto popular, si restan a los millones de personas que votaron ilegalmente". Trump insistió en su falsa afirmación, incluso en conversaciones en privado. Pese a haber ganado en el Colegio Electoral, y por ende las elecciones, era evidente que Trump se sentía ofendido por haber perdido ante Hillary Clinton en el voto popular.

Este tuit reveló que estaba dispuesto a jugar con los hechos y a hacer afirmaciones imprudentes que pueden tener graves consecuencias políticas, tales como la controvertida "comisión para el fraude electoral" que estableció.

2

Al asumir la presidencia, Trump se negó a establecer límites claros entre su imperio empresarial y el Despacho Oval. Tras entregar el control —mas no la propiedad— del negocio a sus hijos Eric y Donald, en enero, Trump (quien ha pasado casi todos los fines de semana en propiedades suyas, cosa que parece un comercial eterno) ignoró las advertencias éticas de ambos partidos sobre la problemática de esta situación. Con esta decisión, marcó el tono del paisaje ético turbio que caracteriza a Trumplandia.

OPINIÓN: Donald, el hijo que no quería ser un Trump

Publicidad

3

El 4 de marzo, Trump acusó al expresidente, Barack Obama, de intervenir sus comunicaciones en la torre Trump, en Nueva York, durante la campaña. La acusación, que el entonces director del FBI, James Comey, califica de falsa, fue síntoma de que el presidente estaba dispuesto a hacer toda clase de acusaciones infundadas en contra de funcionarios.

4

Trump despidió a James Comey el 9 de mayo, cuando el entonces director del FBI estaba en plena investigación de la posible colusión de su equipo de campaña con los rusos en las elecciones. Trump dijo en una reunión con funcionarios rusos, el 10 de mayo, que despidió a Comey para deshacerse de "esta cosa de Rusia" y les explicó a sus invitados que haber despedido a ese "desquiciado" le quitó "gran presión" de los hombros.

nullLa decisión fue parte de su reacción agresiva al escándalo de Rusia y es evidente que salió contraproducente, ya que desembocó en el nombramiento de Robert Mueller como fiscal especial.

OPINIÓN. Tras la audiencia de Comey: no podemos confiar en Trump

Publicidad

5

El 29 de junio, Trump escribió un tuit sobre la conductora de MSNBC, Mika Brzezinski, una de las principales detractoras de la presidencia. Escribió que "estaba sangrando mucho por una cirugía facial" en una reunión social en Florida en la que estuvieron chismoseando. Este comentario reflejó sus posturas hostiles respecto a las mujeres, su constante antagonismo con la prensa no conservadora y la clase de lenguaje degradante que está dispuesto a usar en público.

6

Como cada vez hay más pruebas de que el régimen de Vladimir Putin, una potencia hostil, trabajó para interferir en las elecciones de 2016, Trump cedió a la presión el 2 de agosto y promulgó una ley para imponer sanciones más duras a Rusia y para reducir sus facultades para aligerarlas.

La propuesta legislativa surgió de la frustración ante la indiferencia de la presidencia —por decir lo menos— ante la forma en la que Rusia recurrió a piratas informáticos y a las redes sociales para influir en las elecciones a favor del Partido Republicano.

OPINIÓN: Ante sanciones de Estados Unidos, Putin está arrinconado

Publicidad

El Congreso estadounidense aprobó la propuesta de ley unas semanas después de que se diera a conocer que Donald Trump hijo y varios altos funcionarios de la campaña se habían reunido con una abogada rusa en la torre Trump el 9 de junio, luego de que les prometieran, en un correo electrónico, que les entregarían información perjudicial para Hillary Clinton.

7

En un discurso que dio a los cadetes de la Policía, el 28 de julio, Trump aprueba tácitamente el uso excesivo de la fuerza al decir que los agentes de policía no deberían de preocuparse tanto por no golpear la cabeza de las personas a las que arrestan a la hora de meterlos a las patrullas. "Por favor, no sean demasiado amables", dijo.

Más tarde, la Casa Blanca apuntó que había sido una broma , aunque no le hizo gracia a nadie que se haya sentido indignado con los incidentes de violencia policiaca contra afroestadounidenses en los últimos años.

8

El mismo 28 de julio, John McCain regresó al Senado, después de que le diagnosticaran cáncer cerebral, para retirar su respaldo a la abrogación y el reemplazo de Obamacare, parte medular de la política republicana desde hace años.

Publicidad

Trump manejó muy mal el proceso legislativo y el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, no demostró que estuviera a la altura de la tarea de dirigir a una mayoría en un momento en el que el gobierno está unido. La propuesta de ley fue sumamente impopular entre el electorado. Pese a que Trump promovió un paquete de recortes fiscales importantes, su récord legislativo sigue siendo exiguo.

9

Trump se resistió a censurar firmemente el racismo blanco e insistió en que "ambas partes" habían caído en el extremismo. Tras un día horripilante de marchas neonazis en Charlottesville, Virginia, en protesta por la remoción de una estatua del general confederado Robert W. Lee, Trump tardó en reprobar a los manifestantes.

OPINIÓN: La falta de moralidad de Trump deja desamparado a Estados Unidos

Cuando por fin emitió un comunicado, en el que condenó a estos grupos, sorprendió a algunos de sus asesores con una conferencia de prensa extraña, el 15 de agosto, en la que se retractó de condenar categóricamente a los racistas blancos.

10

Publicidad

El 19 de septiembre, entre las tensiones crecientes con Corea del Norte, Trump dirige su perorata en Twitter contra las instituciones más importantes de Estados Unidos. Trump recurrió a los insultos inmaduros al referirse a Kim Jong Un como "el hombre de los cohetes" durante su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Mientras el mundo miraba nerviosamente para ver si la presidencia manejaba este desafío con la cabeza fría, Trump decidió recurrir a las bravatas y adoptar una línea dura en política exterior. Amenazó con " destruir totalmente " a Corea del Norte si era necesario.

OPINIÓN: Fiascos anteriores muestran a Estados Unidos qué no hacer con Corea del Norte

11

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, Bob Corker, un republicano que respaldó la campaña de Trump, advirtió a principios de octubre que las declaraciones de Trump sobre los líderes extranjeros amenazaban con desatar la "Tercera Guerra Mundial". De acuerdo con Corker , solamente un puñado de asesores presidenciales "separan al país del caos".

Corker también dijo que la Casa Blanca era "una guardería para adultos". El senador Jeff Flake dio un discurso dramático ante el Senado: "Nunca debemos considerar 'normal' el menoscabo constante y despreocupado de nuestras normas y nuestros ideales democráticos".

Publicidad

Estos comentarios dejan ver las diferencias crecientes en el Partido Republicano respecto a la aptitud de Trump para la presidencia, pero también muestran que la lealtad partidista sigue siendo fuerte. Aunque los republicanos piensen y digan esta clase de cosas, casi no ha habido esfuerzos dentro del partido por tomar medidas serias para controlar al presidente.

12
Trump no pudo resistirse a decir algo cuando la diputada Frederica Wilson afirmó que Trump le había hecho comentarios insensibles a la viuda embarazada del sargento La David Johnson . La conversación, así como la disputa subsiguiente, literalmente hizo llorar a Myeshia Johnson.

No fue la primera vez que Trump se enreda con familiares de soldados caídos en batalla. Después de la Convención Demócrata, criticó a los padres de ascendencia pakistaní del capitán Humayun Khan por cuestionar su devoción a la Constitución y se burló de que hubieran capturado al senador John McCain en Vietnam).

13

Se interpuso una denuncia contra el exdirector de campaña de Trump, Paul Manafort, y su colaborador cercano, Rick Gates, por varios cargos, entre ellos el de lavado de dinero. El país se enteró de que George Papadopoulos, uno de los asesores de política exterior de Trump cuando era candidato, se declaró culpable de haberle mentido al FBI sobre sus contactos con funcionarios rusos.

En su declaración de culpabilidad se detalla que durante la primavera y el verano de 2016 trabajó para establecer contactos entre los funcionarios rusos y el equipo de campaña. Cuando Trump se esforzaba por desacreditar la investigación y por centrar la atención en Hillary Clinton, los estadounidenses recordaron que la investigación de Robert Mueller es muy seria y que es muy probable que esto continúe por largo tiempo.

Publicidad

OPINIÓN: Los cargos contra Manafort estremecerán a la Casa Blanca

Claro que lo más notable de esta lista es que está muy incompleta. Los lectores inevitablemente pensarán en montones de momentos que también incluirían. Todos sabemos, además, que vendrán muchos más, probablemente el mismo día en que se publique este artículo.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad