Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Cambios modernizadores entre los pendientes para el sucesor de Carstens

La investigación y las acciones sobre los mercados agropecuarios, de deuda pública y de moneda extranjera apenas han iniciado y requieren del análisis económico y financiero y la acción reguladora.
Anuncios
Anuncios El presidente Enrique Peña Nieto designó a Alejandro Díaz de León Carrillo como gobernador del Banco de México. (Foto: PRESIDENCIA/NOTIMEX)

Nota del editor: Marcelo Delajara es director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), profesor afiliado en el CIDE y conductor de Economía en Tiempo Real en RompevientoTV. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — En un artículo de hace ya un año comenté sobre algunas de las acciones del Dr. Carstens al frente del Banco de México que lo caracterizan como un gobernador que, si bien continuó con la tradición conservadora de sus antecesores respecto al uso de la regla monetaria, exploró otras maneras de combatir la inflación.

Los lectores interesados en las múltiples acciones que llevó a cabo Banxico y su junta de gobierno, pueden leer aquel artículo .

No obstante, quisiera retomar brevemente uno de los puntos que enfaticé en aquella ocasión, porque este año ha habido novedades al respecto.

Publicidad

Una contribución importante del Dr. Carstens fue aceptar las limitaciones de la herramienta monetaria para controlar la inflación en el caso de los precios de los productos agropecuarios. Él propuso investigar el funcionamiento de estos mercados e influir sobre ellos mediante políticas que limiten las fallas graves, como la información asimétrica, el poder monopólico y la ausencia de bienes públicos.

Lee: El Banxico urge reformas que mejoren la seguridad

También mencioné en aquella ocasión que lo propio habría que hacer con los mercados de divisas, que están sujetos a las mismas limitaciones y cuyo funcionamiento genera tremendas fluctuaciones en el tipo de cambio, afectando de manera importante la inflación.

Dos eventos ocurridos durante 2017 parecen indicar que parte del sector financiero mexicano efectivamente opera con ineficiencias graves, tanto en los mercados de deuda pública como en los de divisas, afectando así la tasa de interés y el tipo de cambio.

Publicidad

El primero ocurrió el 19 de abril, cuando la Cofece anunció que los intermediarios financieros como instituciones de crédito, casas de Bolsa o las sociedades de inversión serán investigados por posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado de la intermediación de valores de deuda pública. El segundo sucedió el 25 de mayo, cuando el Banco de México anunció que se adhiere al Código Global de Conducta para los Mercados de Cambio, elaborado por el Banco Internacional de Pagos (BIS) -en cuya elaboración el Banco de México mismo ha colaborado.

Afortunadamente, entonces, los mercados financieros también serán investigados y estarán bajo un mayor escrutinio de las autoridades reguladoras, con el beneficio potencial de lograr una mayor eficiencia económica.

Lee: Carstens deja Banxico con un recorte al pronóstico del PIB

En este sentido, es crucial que el sucesor del Dr. Carstens comprenda y se comprometa a darle continuidad a este tema, ya que la investigación y las acciones sobre los mercados agropecuarios, de deuda pública y de moneda extranjera apenas han iniciado y requieren de mucho apoyo, tanto desde el análisis económico y financiero como desde la acción reguladora.

Publicidad

Cabe señalar, adicionalmente, que probablemente no será posible resolver los problemas en el ámbito financiero sin un acercamiento más sincero y menos unilateral con el Fondo Monetario Internacional. Ello, particularmente, en lo que respecta a la administración de los flujos internacionales de capitales en un contexto en el que, por un lado, el banco central de Estados Unidos no tiene en cuenta el impacto de sus políticas sobre el valor de las monedas nacionales y, por el otro, el funcionamiento de los mercados de divisas en buena parte del mundo se caracteriza más por el libertinaje y la falta de transparencia que por la libertad.

Otra cualidad que considero crucial en el sucesor del Dr. Carstens es la sensibilidad y la convicción respecto a la necesidad de realizar cambios modernizadores al interior del Banco de México, que lo acerquen también en este aspecto a los bancos centrales de los países avanzados con los cuales constantemente se compara.

OPINÓN: El balance de riesgos que debe considerar el nuevo gobernador de Banxico

Por ejemplo, en lo que respecta a la investigación económica realizada en la institución es imperativo que esta gane más espacio de libertad y autonomía, tanto en relación a la junta de gobierno como a los actores externos, sean éstos gobiernos de cualquier nivel, representantes de sectores productivos o financieros o los medios masivos de información.

Publicidad

Lo que concluyan las investigaciones económicas, todos lo deben entender, es responsabilidad exclusiva de sus autores y contribuye a la discusión general sobre los políticas públicas, pero de ninguna manera es vinculante para nadie. La pertinencia y la calidad de la investigación aumentarían si ello se comprende de una buena vez. La institución tiene, y capacita cada año en las mejores escuelas de economía, a suficiente personal para iniciar una nueva etapa en esta dirección.

Otro ejemplo: hay que fortalecer la autonomía de gestión de recursos humanos con el objetivo de fomentar la igualdad de oportunidades y el mérito en el acceso a los puestos vacantes y en la promoción del personal. Por ejemplo, el nuevo gobernador podría restablecer los concursos internos para propósitos de promoción del personal; si bien éstos eran algo informales, funcionaban al menos bajo un mínimo de supervisión y monitoreo por parte de distintas autoridades al interior de la institución.

Asimismo, las desigualdades que son resultado de la organización del trabajo y de la arbitrariedad con la que los directores determinan los horarios y duración de las tareas podrían ser eliminadas. Esto redundaría en una mayor eficiencia, eficacia y satisfacción de todo el personal.

En conclusión, es muy importante que el nuevo gobernador del Banco de México continúe y lleve a buen puerto la labor iniciada por el Dr. Carstens en lo que respecta al control de los factores que inciden sobre la inflación pero que no pueden ser atendidos por la política monetaria y que, al mismo tiempo, modernice la organización interna del Instituto Central para situarlo, ahora sí, entre los mejores del mundo.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad