Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: ¿Qué sigue para el dólar-peso que tuvo un gran inicio de año?

Cuatro elementos nos hacen pensar que la sorpresa estaría a la vuelta de la esquina y que una subida del dólar del 11 al 16% en junio, arriba de 20 pesos, puede estar gestándose, dice Roberto Ruarte.
dólar peso
Periodo electoral En todos los años eleccionarios, el peso tenía un primer trimestre firme y luego un segundo trimestre débil, siendo la característica de las tres elecciones anteriores, apuntan analistas.

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - El dólar-peso mexicano cerró el miércoles en el valor más bajo de este 2018 en niveles de 18.11 pesos por dólar, niveles solo vistos en el primer semestre del año 2017.

Este es un año de elecciones en México y la incertidumbre propia del resultado eleccionario nos hace pensar que el valor del peso está alto y del dólar barato en la actual coyuntura.

Lee: El problema que trae el fin de dinero barato en Estados Unidos

Publicidad

Como hemos hecho notar en reportes técnicos y también en estas líneas, el dólar eleccionario se ha hecho presente desde que el tipo de cambio ha tenido flotación sucia en las elecciones del 2000, en la que Vicente Fox fue ungido; la del 2006 que ganó Felipe Calderón, y la del 2012 con el actual presidente Enrique Peña Nieto, elegido en julio de dicho año.

En todos los años eleccionarios, el peso tenía un primer trimestre firme y luego un segundo trimestre débil, siendo la característica de las tres elecciones anteriores. En la elección de Fox, el dólar hizo piso en el primer trimestre y en el segundo subió un 11%, misma característica ocurrió con Calderón; y con Peña Nieto, en el 2012, el dólar hizo piso en marzo más tarde, pero en mayo y junio subió un 16%.

Muchas analistas consideran que todo lo malo para el peso en estas elecciones está en los precios, de allí su fortaleza y que no todo lo bueno está. Parece que el TLCAN, en esta nueva ronda de negociaciones, puede presentar novedades y la expectativa del mercado sigue estando allí.

Sin embargo, cuatro elementos nos hacen pensar que la sorpresa puede estar a la vuelta de la esquina y que una subida del dólar del 11 al 16% hacia junio, arriba de 20 pesos, puede estar gestándose.

Publicidad

Lee: Banxico tiene una buena noticia para tu bolsillo

El primer elemento ya fue mencionado y es el factor de incertidumbre eleccionaria.

El dólar eleccionario nos habla que puede haber una subida desde los actuales precios del 11 al 16%, con objetivos en 20.50/21 pesos, al menos para el mes de junio, que suele ser el mes que eligen los inversores para desarmar sus largos dólares. Suelen ponerse largos al finalizar el primer trimestre y desarmar las mismas al mes de junio. Al menos así lo hicieron los tres pasados sexenios eleccionarios.

El segundo factor que debemos tener en cuenta es el dólar en el mundo. El dólar index contra la canasta de monedas dio 13 meses de caída en la era Donald Trump desde niveles de 103.88 a 88.25 al mes de febrero. Creemos que vimos un piso sólido del dólar y que es posible por lo menos un rebote del dólar index contra todas las monedas a 95 o 98.

Publicidad

Esto sería un rebote del 5 al 10% de los actuales precios, rebotaría el dólar contra el euro que puede ir a niveles de 1.13/1.16 y todas las monedas centrales y creemos que las emergentes no deben ser la excepción. En dicho caso el dólar-peso debería sufrir, además del dólar eleccionario, la recuperación o potencial rebote del dólar en el mundo.

Lee: El peso mexicano ignora los ataques de Trump

El tercer elemento son los tipos de interés. Los tipos de interés que el inversor exige al gobierno de Estados Unidos está en claro ascenso. La tasa de 10 años podría subir del 3% a la zona de 3.10 o 3.20% para el verano estadounidense. Esta subida de tasa sería una fuerte amenaza para el carry trade que tienen masivamente muchos especuladores en México, endeudándose a tasa más baja en dólares y colocándose a tasa más alta en dólares, si la tasa sigue subiendo podrían desencadenar un desarme de posiciones.

El cuarto elemento es la posición técnica del mercado y esto es la más importante. El COT commiment of traders de Chicago refleja un amplio spread entre especuladores y comerciales, el más grande desde el 2017 y en sentido opuesto. En el último semestre del 2016 con la candidatura de Trump, más firme; luego de su victoria y asunción, los especuladores eran los que tenían pesos vendidos y los comerciales pesos mexicanos comprados.

Publicidad

Entre el último trimestre del 2016 y el primero del 2017 había entre 80,000 y 90,000 especuladores cortos pesos, y 80,000 y 90,000 comerciales largos pesos, los especuladores priorizan la tendencia y entienden la misma como lineal. El comercial compra o vende pesos por necesidad financiera siendo importador o exportador y necesita el hedge de su posición.

En estos últimos días la situación está en las antípodas del último trimestre del 2016 y primero del 2017, los que están largo pesos son los especuladores en 90,000 contratos y los que están cortos pesos o largo dólares son los comerciales en 92,000 contratos; si en el primer trimestre del 2017 fue compra de pesos, la situación del COT actual indicaría venta de pesos.

Lee: El peso se contagia de optimismo en renegociación del TLCAN

Dentro del panorama técnico en elliott, la subida desde 17.43 a 19.91 en el segundo semestre fue en cinco movimientos impulso, parte de una tendencia mayor, y la caída en tres que terminará en 18.15-17.90 y vemos otro impulso al menos arriba de 19.91 pesos hacia el mes de Junio.

Publicidad

Solo el TLCAN está a favor del peso, pero eso está descontado por la posición técnica del mercado; si sale para nosotros es venta y no compra de pesos, para ver en junio el dólar por arriba de los 20 pesos, ¿será?

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad