Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Donde crecí, 'Sex and the City' ofrecía una visión de liberación

Viviendo en Turquía, la serie estadounidense nos permitió a mí y a mis amigas hablar sobre cualquier cosa sin vergüenza, señala Pinar Tarhan.
Sex and The City
Identidad 'Sex and the City' puso a cuatro mujeres bajo el reflector, siendo ellas mismas sin complejos, con sus defectos, opina Pinar Tarhan. (Foto: Tomada de www.hbo.com/sex-and-the-city/)

Nota del editor: Pinar Tarhan es escritora freelance, bloguera, guionista y novelista originaria de Estambul. Crea contenido de estilo de vida y ha publicado en The Washington Post, The Billfold, WOW !, Women on Writing y OC87 Recovery Diaries, entre otros . Puedes seguirla en su blog Addicted to Writing o en Twitter @zoeyclark .

(CNN) – La serie "Sex and the City" celebró su vigésimo aniversario en junio. En Turquía, el primer episodio se emitió hace 18 años en un canal de paga, y pude ver todos los episodios sin censura. Esto cambió mi vida para bien.

Yo tenía 15 años y nunca había sentido que pertenecía. Aunque Turquía, y especialmente Estambul, siempre han tenido una vena contemporánea y rebelde, era común estar rodeada de personas demasiado estrechas de miras. Si no eran religiosos, eran conservadores. Y si no eran conservadores, tenían una naturaleza colectivista. "¿Qué pensarían los vecinos?" "¿Qué pensarían los parientes?" Apenas me importaba lo que mi familia pensara de mi estilo de vida y personalidad.

Lee: Cynthia Nixon, de ‘Sex and the City’, aspira a gobernar NY

Publicidad

Entonces conocí a Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte. Si bien las decisiones sexuales menos aventureras de Charlotte se ajustaban mejor a mí, me identifiqué mucho más con las otras tres: una escritora enamorado de la ropa y los zapatos que salía con los hombres más guapos. Una mujer hermosa y exitosa a la que le importaba un comino lo que pensaran los demás y vivía su vida de la forma que ella quería. Y una exitosa mujer profesionista cuyo cinismo aprecié más a medida que crecía.

Viviendo en Turquía, "Sex and The City" ofrecía algo más que escapismo divertido y moda; me hizo sentir liberada. Nos permitió a mí y a mis amigas hablar sobre cualquier cosa sin vergüenza. Y el mío no es el único país al que ayudó.

Por eso me extraña cuando me topo con artículos que cuestionan al elenco de la serie. Incluso los artículos que enfatizan el impacto y la relevancia del programa, como este de The Independent , tienen frases como: "¿Por qué se centraba en cuatro mujeres blancas? Tenía lugar en una de las ciudades más diversas del mundo, ¿nunca se le ocurrió al equipo de producción la idea de incluir a alguien de un origen étnico diferente?"

Estas objeciones son válidas, pero ni siquiera se me cruzaron por la mente cuando veía la serie. Tal vez porque de todos modos nunca estoy representada en la televisión. ¿Una mujer turca agnóstica a la que le encanta usar ropa sexy? ¿Una trabajadora autónoma de unos 30 años que no quiere tener hijos? ¿Una romántica a la que no le importa si alguna vez se casa? ¿Alguien con trastorno obsesivo-compulsivo que lo maneja bien?

Publicidad

La verdad es que, la mayoría de las veces, no quiero verme como soy en la pantalla. Quiero una versión más feliz y más saludable que tenga menos problemas y tenga más opciones de citas.

Las mujeres de "Sex and the City" eran hermosas, (la mayoría) sanas, blancas y con buenos trabajos, y adoraba cada segundo de sus (des)aventuras, incluso las más vergonzosas.

Si tuviéramos que profundizar en lo que hicieron mal según los valores de hoy, no olvidemos todos los riesgos que asumieron y los tabúes que rompieron.

La crítica que se le hace a "Sex and the City" cubre todo, desde la homofobia hasta la superficialidad. Pero la verdad es que para cada broma problemática, escena y trama, puedo encontrar al menos 10 ejemplos donde la serie fue progresista y compasiva.

Publicidad

nullSamantha salió con un hombre negro, y terminó porque la hermana de éste no quería que su hermano saliera con una "chica blanca". Ella se definió a sí misma como "try-sexual"; ella probaría cualquier cosa una vez. Hasta salió con una mujer. Miranda cuidó a la madre enferma de su novio. Carrie rompió con alguien porque la abofeteó. El mejor amigo de Carrie era gay; Charlotte se convirtió al judaísmo por el hombre que amaba. La serie incluso habló abiertamente sobre el aborto.

"Sex and the City" puso a cuatro mujeres bajo el reflector, siendo ellas mismas sin complejos, con sus defectos. Fue la primera serie donde los hombres vieron que se hablaba de ellos como objetos sexuales, fue también una serie que los hizo enfrentar su comportamiento tóxico.

Y aunque las mujeres podían ser vulgares, críticas y ocasionalmente crueles, se amaban mutuamente. Su amistad se mantuvo a través de rupturas, altibajos profesionales, cáncer, desacuerdos brutales, infertilidad y más.

Como fan, admito que la serie tuvo sus problemas, incluso si la juzgamos según los estándares de los años 90 y principios de los 2000. Carrie engañó a su novio Aidan, teniendo una aventura con el Sr. Big mientras éste estaba casado. Sin mencionar que Samantha engañó a Smith con Richard, el tipo con el que ella había roto porque él la había engañado.

Publicidad

La forma en que Carrie soportó el comportamiento ridículo de Big me decepcionó. Él le daba largas, le daba señales contradictorias y no la involucró en su vida. Lo mismo ocurrió con las otras tres mujeres. Eran hermosas, inteligentes e independientes, y sin embargo, toleraron una conducta inestable y poco atractiva de los hombres. ¿Qué tipo de mensaje le enviaban a los millones de mujeres que miran la serie en todo el mundo?

Pero como estos personajes representaban los extremos y eran tan diferentes entre sí, era una televisión divertida. No puedes mantener a la gente sintonizando episodio tras episodio durante años sin ofrecer conflicto. Necesitas la incorrección política y la controversia para enganchar al público. Necesitas errores, y necesitas que los personajes metan la pata. Ya fuera gestionando mal sus finanzas, cometiendo adulterio o insultando el aspecto del hombre que amaban, las mujeres hicieron muchas cosas horribles.

Aun cuando "Sex and the City" tenía personajes y tramas problemáticos, sería un error ignorar todas las formas en que ayudó a marcar el comienzo de nuevas series innovadoras explorando temas como la sexualidad, la amistad, la maternidad y las citas interraciales de maneras que no había visto antes Y no olvidemos las risas. Hubo muchas risas.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad