Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Tal vez sea hora de que Angela Merkel se vaya

Los resultados electorales catastróficos para el partido Unión Social Cristiana (USC), en el estado meridional de Baviera no le darán ningún consuelo a la canciller alemana, comenta Matt Qvortrup.

Nota del editor: Matt Qvortrup es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Coventry (Reino Unido) y autor del libro Angela Merkel: Europe's Most Influential Leader. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – Normalmente el momento perfecto para regodearte es cuando tu rival político sufre un revés, pero ese no es el caso de Angela Merkel, la canciller de Alemania.

Los resultados electorales catastróficos para el partido Unión Social Cristiana (USC), en el estado meridional de Baviera (y el desastre electoral del ministro presidente del estado, Markus Söder, y de Horst Seehofer, ministro del Interior, dos de sus críticos más acérrimos), no le darán ningún consuelo a Merkel.

El resultado podría ser el fin de la líder de Alemania. Su partido, Unión Democrática Cristiana (UDC), no participó en las elecciones en Baviera. Desde la década de 1950, la USC ha portado por sí sola la bandera conservadora en la región y lo ha hecho con éxito: salvo por un breve lapso entre 2008 y 2009, cuando el partido delegó en el pequeño Partido Demócrata Libre de centro-izquierda, la USC ha gobernado el estado más grande de Alemania desde 1954. Y seguirá haciéndolo, pero con una cantidad de votos drásticamente menor… y en coalición con uno de sus rivales.

Publicidad

OPINIÓN: Macron y Merkel pueden hacer que Europa vuelva a ser grande

En las elecciones del domingo 14 de octubre, la cuota de votos del partido cayó de 47.7% a tan solo 37.2%. Por otro lado el Partido Verde tuvo triunfos considerables y aumentó su cuota de votos a casi el 18 por ciento.

El partido independiente Freie Wähler (Electores Libres) tuvo un buen desempeño y quedó en tercer lugar; el partido nacionalpopulista Alternativa por Alemania (AfD, por sus siglas en alemán), terminó en cuarto lugar con poco más del 10%, una ventaja marginal sobre los socialdemócratas, los aliados más pequeños de Merkel en Berlín.

Antes, Merkel era algo seguro porque sus posibles contrincantes eran políticos de derecha con poco atractivo para el centro
Matt Qvortrup
Publicidad

A lo largo del año pasado, la USC ha adoptado una línea dura en contra de la inmigración. El exministro presidente de Baviera, Horst Seehofer (quien ahora es ministro del Interior del gobierno federal), ha desafiado abiertamente a Merkel en una estrategia ha fallado.

Lee: Trump y Merkel quieren borrón y cuenta nueva en comercio EU-Unión Europea

Söder, el actual ministro presidente de Baviera, trató de culpar a las políticas migratorias de Merkel del resultado. Esto podría explicar el avance del AfD, pero no explica el avance aún más drástico de los verdes, partido que respaldó la decisión de Merkel de abrir las fronteras a los refugiados en 2015.

Este resultado devastador indica que los electores conservadores moderados han castigado a la USC por inclinarse hacia la extrema derecha.

Publicidad

Los triunfos del Partido Verde muestran que muchos electores bávaros prefieren sus políticas moderadas. Como Die Grünen ya no es un partido de la generación hippy, el político Winfried Kretschmann, del Partido Verde, dirige con éxito una coalición con la UDC en el vecino estado de Baden-Württemberg.

OPINIÓN: Quienes critican a Merkel la extrañarán cuando se haya ido

En circunstancias normales un buen resultado para los centristas en Baviera sería una buena noticia para Merkel. Ella ha buscado desde hace mucho una alianza con los verdes… que hasta ahora la ha eludido.

"Ella ya no es lo que era", dijo hace poco Michael Stürmer, uno de los historiadores más prominentes de Alemania. Y esto es decirlo con tiento.

Publicidad

Casi puedes ver en tiempo real cómo mengua su poder. Los índices de aprobación de la UDC han caído en meses recientes. Ella se ha vuelto parte del problema. Antes, Merkel era algo seguro porque sus posibles contrincantes eran políticos de derecha con poco atractivo para el centro.

OPINIÓN: Trump podría aprender mucho de Angela Merkel

Las cosas han cambiado. Ahora hay alternativas creíbles a Merkel, políticos que pueden atraer al centro político. Estén atentos a Daniel Günther, líder del estado de Schleswig-Holstein, quien actualmente encabeza un gobierno de coalición con el Partido Verde y los Demócratas Libres.

Si la UDC pierde las siguientes elecciones estatales en Hesse, a finales de octubre, Merkel podría dimitir en favor de Günther en la Conferencia de la UDC en diciembre.

Publicidad

Antes se decía que todas las carreras políticas terminan en fracaso. En el caso de Merkel, es probable que termine en un gemido. ¿Será hora de decir Wiedersehen, Angela?

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad