Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Saca al Stan Lee que vive en ti

Mientras recordemos que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad", el padre de los superhéroes vive, comenta LZ Granderson.

Nota del editor: LZ Granderson es periodista y analista político. Fue investigador del Instituto de Política de la Universidad de Chicago y del Instituto Hechinger de la Universidad de Columbia. Es uno de los conductores de los programas Sports Nation y Mornings with Keyshawn, LZ and Travis, de la emisora estadounidense ESPN. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - Habrá quien se entere de la muerte de Stan Lee y haga una pausa cortés para luego encogerse de hombros y decir que sus aportaciones fueron cosa de niños. Si bien es cierto que se hizo famoso por la creación de Marvel Comics y de personajes como el Spider-Man, Black Panther, Thor y Hulk, la razón por la que fue tan querido no es ninguna cosa de niños.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad
Stan Lee

Aunque sus personajes famosos comenzaron como cómics, nunca se quedaron en la página. Trascendieron los artículos promocionales. Rebosaron nuestros televisores. Incluso son más grandes que sus vidas ficticias, proyectadas en la pantalla grande. Eso se debe a que Stan Lee hizo más que crear personajes: creó esperanza y la esperanza no puede restringirse.

Yo diría que quienes se enteraron de la muerte de Stan Lee y no sintieron una pérdida enorme no son capaces de ver todo lo que dio al mundo. Y está bien. Si cualquier persona pudiera levantar el martillo de Thor, no tendría nada de especial. Hasta Stan Lee dijo que al principio le avergonzaba decirle a la gente a qué se dedicaba porque otras personas construían puentes o estudiaban Medicina. Pero al final, entendió que lo que hacía no era un simple juego de niños.

Publicidad

Lee: Un superhéroe. Así honra Hollywood a Stan Lee

Sus series X-Men y Black Panther son, esencialmente, manuales sobre cómo combatir la discriminación. En Iron Man explora el matrimonio tormentoso del capitalismo con la fabricación de armas. Capitán América lidia con el patriotismo: ¿qué hacer cuando tu país está del lado equivocado?

A final de cuentas no importa si conoces a Stan Lee porque todos lo conocemos gracias a sus principios. Los principios no se debilitan si el autor de esos principios pasa desapercibido. Se debilitan si no se aplican. Así, mientras recordemos que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad", Stan Lee vive. Con eso no quiero decir que el concepto no existía antes de que el tío del Hombre Araña se lo dijera. De hecho, se dice que Winston Churchill y Albert Einstein dijeron algo muy parecido muchos años antes.

El patriotismo tampoco nació con el Capitán América, el combate a la discriminación no comenzó con los X-Men y la representación de mujeres como líderes no comenzó con Janet Van Dyne, también conocida como The Wasp.

Lee: Stan Lee cuenta por qué Spider-Man estuvo a punto de no existir

Sin embargo, estos principios de integridad, igualdad y justicia no fueron un elemento constante en la cultura estadounidense durante las décadas de 1960, 1970 e incluso 1980. De hecho, podría decirse que los héroes que poblaron el universo de Stan Lee se oponían diametralmente al mundo en el que él y sus lectores existían. Pero ¿quién podría decir que Lee no ayudó a que surgiera una generación de héroes reales al sembrar y regar esas semillas de mundos imaginativos y aventuras inspiradoras?

Publicidad

No, no tenemos fuerza sobrehumana ni podemos volar, pero combatimos los males de la sociedad con los principios entretejidos en las palabras de algunos de nuestros personajes favoritos. Así es como Stan Lee vive. No en camisetas ni en películas taquilleras, sino en nuestra voluntad de hacer lo que esté en nuestras manos para hacer el bien y no el mal. Para ayudar a los necesitados. Para recordar que para hacer el bien no tenemos que ser perfectos porque muchos de los héroes del Universo Marvel están muy lejos de la perfección.

Pero esa no es la razón por la que son héroes. Son héroes porque están dispuestos a intentar ayudar para hacer el bien. Cuando estamos dispuestos a ser la mejor versión de nosotros, esos personajes cobran vida… y así vive Stan Lee. Hay quienes sonreirán socarronamente y pensarán que son exageraciones de fanáticos, y está bien. Como dije antes, no cualquiera puede levantar el martillo de Thor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad