Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Si Trump no gana en 2020, ¿lo estará esperando un juicio penal?

Donald Trump podría enfrentar un juicio penal si pierde las elecciones y deja la presidencia en enero de 2021, si no es que antes, señala Jennifer Taub.

Nota del editor: Jennifer Taub es profesora de la Escuela de Derecho de Vermont (Estados Unidos). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — Dejemos algo en claro. Las denuncias que presentaron los fiscales federales de Estados Unidos arrinconaron al presidente de ese país, Donald Trump. Además, su ráfaga furiosa en Twitter del lunes por la mañana indica que podría estar empezando a darse cuenta de que tiene pocas opciones para avanzar.

Su furia es una reacción comprensible. A donde mire, lo esperan la vergüenza y la derrota.

Lee: El próximo jefe de gabinete de Trump... directo a una pesadilla

Esta es la razón. Trump podría enfrentar un juicio penal si pierde las elecciones y deja la presidencia en enero de 2021, si no es que antes. En específico, la fiscalía implicó a Trump en varios delitos, como violaciones a las normas de financiamiento de campañas que derivan de los pagos para silenciar a Karen McDougal y Stormy Daniels antes de las elecciones .

Como lo indicaban las denuncias contra Michael Cohen , el pago de 150,000 dólares que se hizo a McDougal fue una contribución empresarial ilegal que Cohen obligó a una editorial de revistas a hacerle a la campaña presidencial de Trump. Las empresas tienen prohibido hacer contribuciones directas a las campañas; solo se les permite gastar el dinero independientemente.

Publicidad

Lee: El exdirector del FBI pide poner fin a la presidencia de Trump en 2020

Además, el pago de 130,000 dólares que recibió Daniels fue una contribución excesiva ilegal que Cohen hizo a la campaña porque rebasó el límite de 2,700 dólares por persona. Los fiscales argumentan que ambos pagos se hicieron por instrucciones del mismo Trump.

Afortunadamente para Trump, se puede hacer un trato. Sin embargo, su tozuda renuencia a mostrar debilidad y evitarse problemas podría desembocar en un juicio penal y una futura sentencia a prisión para el 45º presidente de Estados Unidos.

Si Trump es sometido a juicio político, “todo el mundo sería más pobre”, afirma

Primero, algo de contexto: el viernes, la fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York (DSNY) recomendó "un plazo considerable de prisión" para Cohen, el abogado personal de Trump, dada su conducta delictiva "extensa, deliberada y grave" .

Sí, esto es nuevo aunque suene conocido. Aunque Cohen implicó a su jefe en una declaración que rindió bajo juramento ante el tribunal , hace unos meses, las acusaciones del viernes son más detalladas y tienen mucho más peso. En el memorando sobre la sentencia de Cohen, la fiscalía del DSNY señaló a Trump ("Individuo 1" en el documento) y manifestó que "respecto a ambos pagos, Cohen actuó con la intención de influir en las elecciones presidenciales de 2016.

Lee: Las sorpresas que el fiscal especial de EU sobre trama rusa tiene bajo la manga

Cohen coordinó sus actos con uno o más miembros del equipo de campaña, incluso a través de reuniones y llamadas telefónicas sobre los hechos, la naturaleza y el momento de hacer los pagos. En particular, y respecto a ambos pagos —como el mismo Cohen ha reconocido—, actuó en coordinación y bajo las instrucciones del Individuo 1. Como consecuencia de los actos de Cohen, ninguna de las mujeres habló con la prensa antes de las elecciones".

De acuerdo con la exfiscal federal, Mimi Rocah, las palabras "como el mismo Cohen ha reconocido" son una pista de que el gobierno tiene otras pruebas, además del testimonio de Cohen. "Lo sabían antes de que Cohen lo reconociera".
Trump podría enfrentar una pena de prisión, ya sea acusado por violar directamente la Ley Federal de Campañas Electorales, por complicidad e incitación a violarla, o por conspirar para violarla.

Lee: Donald Trump nombra nuevo fiscal general

Según la ley sobre financiamiento de campañas, la infracción prescribe a los cinco años de la fecha en que se cometió, así que estamos hablando de finales de 2021. Sin embargo, en cuanto a la conspiración, el reloj empieza a correr cuando ocurre el último acto manifiesto de apoyo a la conspiración. Esto podría traducirse en una acusación posterior.

Trump también debería preocuparse por otras posibles acusaciones. Como señaló Walter Shaub, exdirector de la Dirección de Ética Gubernamental del gobierno federal estadounidense, en una entrevista con CNN , Trump omitió revelar sus deudas a Cohen (derivadas del pago a Daniels) en su declaración financiera de 2017. Si lo hizo consciente e intencionalmente, podría ser un delito que la fiscalía tome en cuenta de acuerdo con el estatuto de falsedad de declaraciones, título 18 del Código de los Estados Unidos, artículo 1001.

Lee: "John Kelly se irá a fin de año": Trump

Suponiendo que la fiscalía federal siga la política de la dependencia y opte por no acusar a un presidente en funciones, todavía tendrían tiempo para acusarlo si pierde las elecciones de 2020 y deja la presidencia en enero de 2021. Si acusan a Trump mientras ocupa la presidencia (el juicio se diferiría al final de su mandato), la prescripción podría interrumpirse. Es como pausar un cronómetro. Así, si lo reeligieran, el reloj volvería a correr y podrían someterlo a juicio después de dejar la presidencia, en 2025.

Sin embargo, entre los juristas como Laurence Tribe, profesor de la Facultad de Derecho de Harvard, cada vez hay más críticas a las políticas del Departamento de Justicia ; argumentan que la Constitución no prohíbe acusar a Trump aunque todavía esté en la presidencia.

El exabogado de Trump se declara culpable de mentir en el ‘Rusiagate’

Tribe tuiteó hace poco: "Simplemente no entiendo. Si Trump le hubiera disparado a alguien, lo acusarían de inmediato. Nada en la Constitución impide que lo acusen por dirigir una conspiración para robarse la presidencia. Ciertamente no una 'política' del Departamento de Justicia".

Todo esto significa que aunque no lo acusen ahora, Trump tiene mucho que perder. Puede mantener la esperanza de ganar en 2020. Pero si no gana, lo más probable es que lo esté esperando un juicio penal. La otra opción sería tratar de negociar su renuncia antes de que sea demasiado tarde y esperar que Mike Pence, quien asumiría la presidencia, lo exonere de todos sus delitos federales. Pero no hay garantías. Como tiene sus propias ambiciones políticas, y dependiendo de cómo salga el presidente en las encuestas, Pence podría mantenerse firme.

Lee: Donald Trump nombra nuevo fiscal general

Es posible que Trump incluso intente indultarse. Pero este también es un gran riesgo. Cuando deje la presidencia, podrían acusarlo de obstrucción ( cuya prescripción también es de cinco años ) y esta acusación también dejaría sin efectos el indulto.

En pocas palabras, Individuo 1 está en un atolladero.

Lee: Estos casos pusieron en la tablita a la presidencia de Trump

Por ahora, es probable que Trump siga atacando la investigación de Mueller y todo lo que de ella derive; no importa que una parte de sus más de 56 millones de seguidores en Twitter lo apoyen. Solo hay 12 personas que importan: los jurados elegidos para su posible juicio penal.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad