Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿El CES le quita a Davos la atención de los inversionistas?

En los próximos años, los inversionistas avezados pasarán más tiempo en el desierto de Nevada que en las montañas suizas, comenta Christopher Smart.
Davos
Los inversionistas a largo plazo estarán atentos a la transformación de la economía mundial, sin importar las reglas sobre los cruces fronterizos.

Nota del editor: Christopher Smart es director de investigaciones macroeconómicas y geopolíticas de Barings. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - En un rito que se lleva a cabo cada enero, los inversionistas estarán atentos a las noticias del Foro Económico Mundial de Davos para evaluar los avances de los políticos hacia una mayor integración comercial y una mayor coordinación reglamentaria. Muchos incluso habrán revisado las noticias de la otra importante reunión comercial que se llevó a cabo este mes en Las Vegas, la fiesta de la tecnología conocida como CES 2019.

En los próximos años, los inversionistas avezados pasarán más tiempo en el desierto de Nevada que en las montañas suizas. No solo se debe a que la atmósfera en Davos es particularmente sombría este año. El crecimiento mundial se desacelera, China y Estados Unidos están enzarzados en una guerra comercial y la administración estadounidense ha estado cerrada parcialmente por casi un mes.

No obstante, lo más preocupante es que priva la sensación de que los líderes mundiales están atorados en batallas prolongadas que no tienen importancia particular. Por ejemplo, la decisión de si imponer o no aranceles a un puñado de mercancías o ajustar el flujo migratorio palidece en comparación con la disrupción tecnológica y los desafíos que enfrentan actualmente los inversionistas.

OPINIÓN: La ausencia de Trump en Davos fue una buena decisión

Estamos avanzando hacia una economía que depende de vastas redes interconectadas de datos que mueven dinero, información y servicios a través de las fronteras, sin importar las reglas que rigen a la gente y a las cosas. Parece que los organizadores de Davos están conscientes de lo que está pasando en Las Vegas e incluso bautizaron a su conferencia "Globalización 4.0".

Publicidad

Pero ¿qué significa esto en realidad? Gran parte del discurso no logra distinguir entre "globalismo" y "globalización", como señala Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial: "El globalismo es una ideología que prioriza el orden neoliberal mundial sobre los intereses nacionales", mientras que la "globalización es un fenómeno impulsado por la tecnología y el movimiento de ideas, personas y mercancías". Se necesitan reglas para aprovechar sus beneficios y mitigar sus excesos, pero su avance es incesante.

Mientras los inversionistas buscan formas de adaptarse al mundo en evolución es importante señalar que las inversiones a corto plazo exigirán una comprensión cuidadosa de la dinámica comercial, arancelaria e inmigratoria. La falta de avances en los tratados comerciales de Estados Unidos con sus principales socios sumará costos a las cadenas de suministro mundiales y probablemente obstaculizará los esfuerzos. La restricción del movimiento de los migrantes y los refugiados tendrá consecuencias económicas y humanitarias adversas.

Lee: La delegación en Davos estará encabezada por subsecretaria de Comercio Exterior

Pese a que estos temas pueden parecer fuente de tensiones en los encabezados, los inversionistas a largo plazo estarán atentos a la transformación de la economía mundial, sin importar las reglas sobre los cruces fronterizos.

Con esto no pretendo decir que el mundo físico ya no importa, ni que hay que ignorar los impulsos populistas en Reino Unido, Brasil, Italia y Estados Unidos. Son indicio de una genuina sensación de que las clases gobernantes han ignorado a los trabajadores del mundo en aras de imponer reglas mundiales que maximicen las ganancias.

Pese a que los ciclos noticiosos cambian con cada tuit y los inversionistas lidian con un mundo impredecible, confío en que la economía global del futuro estará cada vez más basada en los flujos de datos y en las ideas innovadoras, no en los flujos de acero, automóviles o personas.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad