Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: El mundo ha cambiado, vivimos en un nuevo orden mundial

El orden mundial que atesoramos terminó. Ahora, Rusia presume misiles más rápidos que los de EU, y China tiene islas militarizadas y exige que se acepte su dominio de los mares, señala Nic Robertson.

Nota del editor: Nic Robertson es editor de CNN para asuntos diplomáticos internacionales. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) Theresa May , la primera ministra de Reino Unido, está a punto de ganar.

Salvo que haya una intervención de último minuto, Reino Unido se separará de la Unión Europea el 29 de marzo, con o sin acuerdo. Es la conclusión lógica de la estrategia que May ha seguido hasta ahora.

OPINIÓN: El 'brexit' va a suceder

Reino Unido puede seguir siendo una isla, cosa que ha logrado moderadamente bien a lo largo de la mayor parte de su historia, ignorando los días del imperio en los que se enredó con el resto del mundo y creyó erróneamente que las colonias eran una extensión de sí.

Entonces ¿qué lugar ocupará Reino Unido en el mundo? Y más precisamente, ¿cómo será el mundo ahora?

Publicidad

OPINIÓN: Que la amabilidad sea prioridad en la política

Cuando Reino Unido empezó su danza del brexit, pocos lo tomaron como síntoma del cambio mundial; más bien se creyó que era un caso de política de pueblo en esteroides.

Pero, al salir del pantano, Reino Unido se encuentra con un paisaje geopolítico difícil de imaginar cuando todo esto comenzó. Tomemos por ejemplo la relación especial de Reino Unido con Estados Unidos.

El crecimiento económico de Reino Unido se ralentiza antes del ‘brexit’

Parece que el tío Sam está en vías de restringir no solo su relación con Reino Unido, sino con el continente europeo en general. Las antiguas certezas ya no lo son.

A diferencia del Estados Unidos de generaciones anteriores, el Estados Unidos de la actualidad cuestiona tanto los lazos transatlánticos que la alianza militar de la OTAN está muy amenazada. Soportó la Guerra Fría, pero ahora lidia con las vacilaciones del presidente Donald Trump, quien, sin importar lo que piensen los europeos, sigue teniendo el respaldo leal de un tercio de los electores estadounidenses . Sus puntos de vista no morirán con su presidencia.

OPINIÓN: Trump y sus mensajes sobre el socialismo

Es probable que la Europa posterior al brexit se enfrente a un amargo despertar pese a sus esperanzas de que la separación sea exitosa. Una vez terminadas las distracciones agotadoras del brexit, una amplia gama de asuntos urgentes demandará la atención de la Unión Europea, empezando por las otras rencillas internas y el nacionalismo creciente que cuestiona los valores fundamentales de la unión.

Ahora, Europa tiene una relación con Irán diferente a la de Estados Unidos. Estados Unidos, por otro lado, está poniendo de cabeza décadas de política exterior y exige un nuevo orden mundial transaccional que lo mantenga al volante.
El mundo ha seguido adelante, sin importar en dónde vivas.

OPINIÓN: Populismo de izquierda y de derecha

El cambio climático ya es calentamiento global. Ya ocurrió. Prohibir los popotes y las bolsas de plástico es como querer sellar una fuga en un dique con un dedo. Ya estamos más allá de eso. Estamos agotando los recursos del planeta. El horizonte de eventos que precipitó todo esto está aquí. Puedo pedir una chamarra y unos zapatos nuevos en mi teléfono mientras voy al trabajo y, para la hora del almuerzo, estarán en mi escritorio. Pero el verdadero costo excede el saldo de mi cuenta bancaria.

La Unión Europea acuerda prohibir la mayoría de los plásticos de un solo uso

Rusia presume misiles más inteligentes y rápidos que los de Estados Unidos. China tiene islas militarizadas y exige que se acepte su dominio de los mares.

Estados Unidos está dejando que Kim Jong Un (y por ende, China) esté por encima de lo que en la Casa Blanca se considera la política respecto a las armas nucleares de Corea del Norte.

El nuevo orden mundial ha llegado. El que atesoramos por dos generaciones terminó. Ese orden mundial se levantó sobre las cenizas de la Segunda Guerra Mundial y duró mientras duraron las lecciones de esa masacre masiva.

OPINIÓN: Un satélite muestra los avances del proyecto de misiles de Corea del Norte

Mi madre cumplirá 80 años el mes próximo. Nació cuando Hitler estaba acercándole un cerillo a las astillas de Europa. Mi padre, que tenía tres años cuando la guerra comenzó, hoy lucha por recordar su carrera, ya no hablemos de las razones por las que la emprendió. Lo que quiero decir es que se han ido los recuerdos y las mentes que nos guiaron a lo largo de las pasadas siete décadas estables y prósperas de crecimiento en Estados Unidos.

El legado de esos líderes cuidadosos, buscadores de consensos, se está reemplazando con el de los populistas temerarios, dispuestos a echar los dados sin un cálculo basado en la experiencia sobre lo que hay del otro lado de esa decisión.

OPINIÓN: Trump y sus mensajes sobre el socialismo

Han llegado a la mesa con los bolsillos llenos, pero sin idea de lo que es que un país reciba golpes duros.

Un símbolo de esto podría ser la forma en la que se está manejando la crisis en Venezuela. Las decisiones rápidas están llevando a divisiones duraderas.

Los niños en desnutrición son un rostro desgarrador de la crisis en Venezuela

Trump encabeza la marcha y respalda al autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó. Europa hace una pausa y sigue el ejemplo. China, Rusia y Turquía apoyan al presidente en funciones, Nicolás Maduro, que al parecer también cuenta con el respaldo de los saudíes.

Se te podría perdonar que sientas un déjà vu, como si la marcha de la Guerra Fría hubiera vuelto a sonar. Pero esta vez, los polos se alinean diferente y hay más: tomemos la influencia repentina e impredecible de Arabia Saudita y sus aliados en Medio Oriente.

OPINIÓN: Venezuela, en la órbita geopolítica global

En el nivel más simple, China está en ascenso y no se toma muchas molestias para explicar por qué el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán —quien está perdiendo el favor de Estados Unidos—, está acercándose a ellos cada vez más.

Rusia, que no es el polo que solía ser como parte de la Unión Europea, es un oportunista; está mirando cómo la misma Europa se realinea. Y Trump, todavía como presidente de Estados Unidos, el hombre más poderoso del mundo, tiene en sus manos el poder de determinar qué tan turbulentos serán los próximos años.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad