Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Cómo capacitar a la fuerza laboral del futuro

Para las nuevas generaciones, aprender y adquirir nuevos conocimientos es determinante para permanecer en una compañía, señala Julián Melo.

Nota del editor: Julián Melo es CEO y Co-Fundador de UBits. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Gerentes de Recursos Humanos se cuestionan, y cada vez con mayor frecuencia, cómo entrenar a las nuevas generaciones, puntualmente a los millennials.

Recientemente me sorprendí al oír a una Directora de entrenamiento y desarrollo de una importante compañía del sector financiero, preocupada por la baja efectividad y participación de los planes de formación y desarrollo que estaba ejecutando. Su inquietud giraba en torno a las nuevas generaciones, y a su dificultad para lograr buenos resultados en los procesos de capacitación entre esta audiencia. Su manifestación cerró con la frase: “En conclusión, entrenar y desarrollar a los millennials es casi imposible, están abrumados, son distraídos e impacientes”.

OPINIÓN: La experiencia de marca en tu empresa

Su afirmación está asociada a uno de los ejes de mayor trabajo que tienen los líderes de capacitación. Para mí la reflexión gira en torno a, ¿cómo entrenar a la fuerza laboral de futuro? Este es el principal reto que afrontarán las áreas de recursos humanos, ya que estas generaciones de aquí a tres años serán el 75% de la fuerza laboral.

La razón se fundamenta en que los millennials aprenden diferente y por esto necesitan nuevas estrategias y herramientas para lograrlo. En este sentido, estoy de acuerdo con que las nuevas generaciones están abrumadas porque no tienen tiempo, o al menos creen no tenerlo; son distraídos en el sentido en que su capacidad de atención es menor a la de generaciones anteriores; y por último, son impacientes porque van a una velocidad mucho mayor que sus predecesores.

Publicidad

OPINIÓN: La tecnología no desplazará al trabajador

Para las nuevas generaciones, aprender y adquirir nuevos conocimientos es determinante para permanecer en una compañía. La habilidad de aprender y progresar dentro de una compañía es el factor que genera sentido de pertenencia y lealtad hacia la empresa, pero adicionalmente es su principal motivador.

Los millennials renuncian no por el salario que perciben, ni por el propósito de la empresa. De hecho, el propósito de la empresa es la razón por la que deciden trabajar en una compañía. Ellos renuncian porque no están aprendiendo lo suficientemente rápido y no sienten que la capacitación que reciben por parte de la empresa sea relevante para su desarrollo.

OPINIÓN: Pensiones, incógnitas para 'millennials'

Este problema no se resuelve solo con proveer horas de entrenamiento. El problema se resuelve entendiendo la forma en la que ellos aprenden y se desarrollan. A continuación, presento tres principales características que tiene un Millenial y cómo aprovecharlas para desarrollar sus habilidades.

1. Están abrumados y no tienen tiempo

La primera característica es que un millennial no tiene tiempo. Para ellos un taller o un workshop de 4 u 8 horas es la mayor tortura. Cuando se realiza un taller en la compañía, no se toman en cuenta las necesidades actuales individuales, sino las necesidades identificadas meses atrás, y estas no va a capturar la atención de los empleados.

Las compañías que han resuelto este problema de forma exitosa lo han hecho brindando plataformas digitales de contenidos curados que ofrecen un amplio volumen de cursos que permitan a cada colaborador obtener el entrenamiento adecuado en el momento que lo requieran.

Lee: Las seis preocupaciones laborales de los 'millennials'

2. Son distraídos

Un millennial en promedio ve su celular al menos 9 veces por hora. Esto hace difícil lograr concentración en una sesión de entrenamiento. En mi experiencia, para diseñar una capacitación efectiva, esta debe seguir una estructura con las siguientes características:

A) Estar dividida en módulos de 25 a 30 minutos máximo; según la lógica del famoso método Pomodoro, los ciclos de concentración de un adulto se maximizan cuando se trabaja en sesiones de esta duración.
B) Cada módulo debe ser independiente. Debe tener una introducción, el desarrollo del contenido de la capacitación y un cierre el cual debe ser una actividad evaluativa.
C) Cada módulo de capacitación debe contar con momentos de interacción por medio de preguntas a los colaboradores y dinámicas grupales. El aprendizaje de los millennials siempre debe tener un componente social.

3. Son impacientes

Los millennials quieren todo de manera rápida e inmediata, no están dispuestos a perder tiempo en procesos que consideran innecesarios o que podrían estar empleando en otras actividades más productivas. Cuando un millennial tiene una necesidad de capacitación, esperar 15 días es muy tarde para ellos. Esto hace que el entrenamiento presencial sea poco efectivo.

Lee: Las mujeres 'millennials' trabajan más, pero no ganan lo suficiente

Los millennials prefieren aprender a su propio ritmo en vez de asistir a una clase en donde el ritmo es constante para todos. El entrenamiento debe estar disponible en todo momento y en todo lugar, es decir, de forma on line, que permita el fácil acceso para que el estudiante pueda resolver sus problemas al instante.

En 3 años el 70% de la fuerza laboral mundial va a ser millennial, esto implica que el nuevo rol de los líderes de entrenamiento es encontrar soluciones escalables para crear un ecosistema digital de aprendizaje, soportado por analíticas de aprendizaje, con contenidos de corta duración disponibles 24/7, que les permita a los empleados acceder en cualquier momento y lugar según sus necesidades y retos diarios. Este es el futuro de la gestión del aprendizaje de la fuerza laboral del futuro.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad