Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: La oportunidad para los nodos binacionales de innovación

Al día de hoy existen en México 8 nodos (1 menos que en EU) que han corrido el programa por poco más de 2 años consecutivos con la participación de 300 equipos, apunta Pedro López.
sáb 27 abril 2019 07:05 AM

Nota del editor: Pedro López Sela es Chief Imagination Officer de Canou, Plataforma de Innovación y Emprendimiento y ha sido mentor para instituciones como el acelerador de negocios MassChallenge, de Boston, Massachusetts; Village Capital (proveedora de capital de riesgo para emprendedores); y Fomento Geek (Incubadora de Talento). Es experimentado emprendedor con más de 20 años de experiencia en fundar y dar consultoría a start-ups, pymes, corporaciones globales, tanques de pensamiento, entre otros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - México vive tiempos retadores. Países con circunstancias similares a la nuestra en términos de desarrollo nos han rebasado porque los últimos 40 o 50 años se enfocaron y mantuvieron el rumbo en tanto nosotros nos reinventamos cada 6 años y dejamos el pizarrón en blanco para iniciar la discusión sobre cuál es la mejor vía. Eso genera retrocesos y crea vacíos que en ocasiones se llenan con personas que tienen la relación pero no la especialidad, la voracidad más que la generosidad, y la capacidad de venderse más que las ganas de ayudar y construir.

Es triste ver iniciativas para desaparecer instancias y programas para apoyar a emprendedores, a empresarios, la transferencia tecnológica y la exportación de empresas, pero a la vez entusiasman las menciones de que se van a reinventar y crear nuevas ventanillas de apoyo a quienes luchan por mejorar a México. Es ahí en donde se presenta la oportunidad de los Nodos Binacionales de Innovación.

OPINIÓN: El desenfoque mexicano en innovación y tecnología

¿Qué son y cómo surgen estos nodos?

En julio de 2011 Errol Arkilic, ingeniero del MIT, asumió el reto de solucionar un problema billonario de la National Science Foundation (NSF). Durante 8 años había sido responsable de los Programas SBIR (Investigación en Innovación de PyMEs) y STTR (Transferencia Tecnológica de PyMEs) de la NSF, lo que le permitió constatar que los 7,500 millones de dólares anuales en investigación básica que invertía el gobierno en Universidades y Centros de Investigación terminaban en Papers, pero dejaban dudas sobre si el conocimiento o la invención generaban un Retorno de Inversión.

Publicidad

Tras analizar alternativas concluyó que para que innovación y conocimiento trasciendan y generen un impacto real, tienen que llegar al mercado para generar recursos que permitan que los investigadores continúen su labor, formando un círculo virtuoso de la economía del conocimiento.

Junto con Steve Blank, uno de los emprendedores icónicos, desarrolló el programa Innovation Corps (I-Corps): Integraron equipos formados por un investigador relevante en su ramo (“Investigador Principal”), un estudiante de posgrado del área de ciencias (“Líder Emprendedor”) y un mentor de negocios (“Mentor”) que trabajaron para conseguir 100 entrevistas con clientes para comprender si la tecnología tendría o no cabida en el mercado. Basados en los datos de las entrevistas definían sobre continuar o no con el desarrollo tecnológico y cómo lo harían.

Lee: La innovación tecnológica mexicana tiene un futuro incierto

Del impacto de este programa derivó la creación de la National Innovation Network de Estados Unidos que agrupa a quienes formamos parte del grupo de I-Corps a partir de los cuales se creó el Programa GIST o Global Innovation Through Science and Technology, enfocado a crear ecosistemas de innovación fuera de Estados Unidos.

El programa identificado como I-Corps de la NSF, del que formo parte, se enfoca en el desarrollo de empresas de base tecnológica para fomentar la economía del conocimiento y es tan relevante que ya se organizan cursos (llamados cohortes) temáticos y ha logrado el involucramiento de la industria para impulsar a la Triple Hélice.

En México, en 2014 se iniciaron conversaciones con el High Level Economic Dialogue y el Mexico-US Entrepreneurship Innovation Council, que llevaron a que en 2015 desde la Fundación México Estados Unidos para la Ciencia corriéramos en nuestro país el Primer Piloto con apoyo de la Secretaría de Economía, gracias a Guillermo Fernández de la Garza y Claire Barnouin. A finales de 2015 repetimos un segundo piloto al que se sumó Conacyt, lo que derivó en que en 2016 ésta y la NSF, en las personas de Teresa de León y de Rathindra DasGupta, acordaran el licenciamiento de la metodología para el nacimiento de los Nodos Binacionales de Innovación.

Lee: 13 propuestas de la IP para que el gobierno impulse la innovación

Al día de hoy existen en México 8 nodos (1 menos que en Estados Unidos) que han corrido el programa por poco más de 2 años consecutivos con la participación de 300 equipos. En este lapso se han invertido alrededor de 75,000 horas para visitar cerca de 100 ciudades en 32 estados, con la participación de más de 100 instituciones que representan a 30 industrias. Siguen vigentes más de 150 proyectos; otros 130 están en proceso de ajustes; más de 40 están por licenciarse, y a punto de convertirse en startup existen más de 150 proyectos.

Si usted es un tomador de decisiones de sector público, académico o productivo, y se le acerca alguien que presuma ser quien “trajo” estos u otros programas parecidos a México le recomiendo cautela; si el nombre no figura en el medio o por lo menos en Internet, hable con quienes han participado, hay mucha información en medios.

En mi experiencia, soy el único instructor I-Corps fuera de Estados Unidos, uno de los únicos 2 de GIST que habla español y uno de 3 que creó el programa de la OMPI. Lamentablemente con frecuencia me presentan a gente que dice haber creado o diseñado programas, políticas públicas, empresas y demás cosas de emprendimiento e innovación que a duras penas saben deletrear.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad