Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Fractura hidráulica, ¿Ignorancia o falta de información?

Se dice que la técnica de la fractura hidráulica es mala para la población donde se aplica, aunque la metodología ha evolucionado, explica Ramsés Pech.
mar 02 julio 2019 10:25 AM
fracking-protesta.JPG
El uso de fracking ha causado distintas protestas en el mundo. Londres registró una en octubre 2018.

(EXPANSIÓN) - El dilema de entender qué es una fractura hidráulica... se ha distorsionado la conceptualización de esa técnica para la extracción de hidrocarburos de las formaciones naturales.

Mucho dicen que esta metodología, cuya utilización data de hace más de un siglo en el mundo y en México, es mala para el medio ambiente, para la población y la economía de la región donde se aplica. Aunque la técnica ha tenido que evolucionar desde sus origines, para ayudar obtener de la mejor forma los hidrocarburos sin dañar a la naturaleza.

Publicidad

La evolución de la fractura hidráulica la podemos ejemplificar con el uso del carro: ¿Quien puede caminar 10 kilómetros a las 12 del día en CDMX a una temperatura de 30 grados? Es más fácil para el ser humano resolver esto usando un transporte público o un vehículo propio. Aunque el hecho de quemar combustible tiende a producir contaminantes, por lo que éstos tuvieron que evolucionar para eliminar emisiones de partículas en suspensión como plomo, monóxidos, dióxidos y azufre entre otros. Hoy en día tenemos combustibles con baja emisión de contaminantes, azufre y oxigenantes, pero algunos de nosotros hemos dejado de usar el vehículo para dejar de contaminar.

Lee: #Expansión500 | Rescatando al soldado Pemex

Otro ejemplo de evolución lograda por el hombre es el aseo personal y el manejo de los desechos orgánicos que emanan del cuerpo. Anteriormente lo hacíamos a plena naturaleza, después recolectábamos los desechos en recipientes y los vertíamos en depósitos. Posteriormente se inventaron las letrinas al ras del suelo y luego evolucionamos hasta tener lo que llamamos sanitarios. Ahora para y pregúntate ¿Cada vez que te bañas cuánta agua contaminas al mezclarla con shampo y jabón?, ¿Cuánta agua no contaminas al lavar los trastes?, ¿Cuánta agua contaminamos al trapear y al usar la taza del baño?, ¿Existe alguna normativa que nos indique que en las casas hay que separar la cañería según la forma de utilizar el agua? Toda esta agua que utilizamos ¿No se vierte a un solo ducto y a una sola cañería que es conducida a plantas de tratamiento (si las hay) o van a ríos? Creo que la pregunta aquí es cómo usamos el agua y cómo la manejamos para reutilizarla.

La fractura hidráulica es el mismo ejemplo del carro; al inicio usaba algunos productos químicos que en los últimos 20 años se han mejorado para no causar daños a la formación; siendo manejables en superficie para degradación y con un tratamiento para no contaminar el medio ambiente.

El volumen de agua utilizado ha disminuido a tal grado que existen empresas dedicadas a su tratamiento manejo y reacondicionamiento para su utilización en ciertas áreas de la industria.

Publicidad

Actualmente la técnica de fracturamiento hidráulico ha migrado a un avance científico y tecnológico, ha mutado a una técnica de estimulación para formaciones de baja permeabilidad (donde la formación no permite fluir en forma natural el hidrocarburo en superficie), con el control y manejo del agua en superficie.

Cabe mencionar también que hay distorsión de la información de la técnica; el concepto general es fisuras microscópicas realizadas en la formación, cuyo máximo alcance de acuerdo a evaluaciones, no llega a los 150 metros del agujero perforado hacia la formación (distancia de la fractura); teniendo una distancia promedio de mantos freáticos entre los 1,500 y 2,000 metros entre la elongación máxima obtenida.

La nueva técnica tiene como fin realizar la terminación con el menor daño a la formación y maximiza en un 90% del total de la operación el control y manejo del agua en superficie, indicando en forma metodológica de dónde proviene el agua y el retorno obtenido.

La nueva técnica tiene una forma de monitorear qué tipo de fractura, cuánta agua, tipo de químico y tratamiento del agua se aplican. Ademas, indica que actualmente hay un cambio en la utilización de materia prima para mover la máquinas, pasando del diésel (combustión interna) a gas natural (turbina eléctrica) proveniente de pozos reduciendo la emisión de dióxido de carbono.

En México tenemos los lineamientos de la ASEA, regulación que considera las mejores prácticas de Estados Unidos y Canadá así como Normas Oficiales Mexicanas y estándares internacionales. Las disposiciones publicadas fueron articuladas con piezas regulatorias de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Nacional del Agua y atienden las recomendaciones del Centro Mario Molina y consideran también la experiencia sobre el tema de la Agencia Internacional de Energía.

La regulación emitida por ASEA previene la contaminación de cuerpos de agua superficiales y de los acuíferos, la contaminación del suelo; minimiza la emisión de gases a la atmósfera y establece medidas que previenen actividad sísmica inducida asociada.

En conclusión, la fractura hidráulica ha evolucionado como todo lo que el ser humano ha necesitado para su uso personal. Entonces adaptemos las mejores prácticas que ya implementemos y evaluamos, demos cause a extraer lo que hoy tiene valor alto y en el futuro lo perderá.

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad