Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cinco claves para darle la vuelta a un negocio

El campo de juego adverso obliga a los empresarios a sacar lo mejor de sí para motivar, planear y reorganizarse para seguir creciendo, considera Andrés Capdepon Acquaroni.
mié 08 enero 2020 03:40 PM
empresas - negocios - claves contra los riesgos
Lo importante es no olvidar tu sueño, lo que te hizo alzar la mano y creer que podías hacerlo diferente, considera Andrés Capdepon Acquaroni.

(Expansión) – Cualquiera pensaría que tomar un negocio en un momento difícil es una mala decisión. Sin embargo, probablemente éste sea el desafío más importante que enfrente un ejecutivo al momento de probar que su “arte” crea valor para la compañía y sus accionistas y que no es el “viento a favor” del mercado el único que nos garantiza buenos resultados.

El campo de juego adverso -no es una condición exclusiva de México el bajo crecimiento económico e incertidumbre- obliga a los empresarios a sacar lo mejor de sí para motivar, planear y reorganizarse para seguir creciendo.

Publicidad

¿Rescatar negocios aparentemente condenados a la quiebra? Partiendo de la premisa de que los riesgos forman parte de la vida de cualquier empresario y emprendedor, quiero referirme a cinco claves que te ayudarán a “darle la vuelta” al negocio que el resto del mundo creía que estaba destinado al fracaso.

1. Asumir el liderazgo

Cuando una compañía atraviesa por una situación de crisis o está en medio de un escenario complicado, difícilmente haya alguien que asuma el liderazgo, y que dé cuentas de lo que está pasando con la empresa. Por el contrario, se ven pases de factura, señalamientos con el dedo, quejas y en general una gran confusión de la dirección para adónde marcha la compañía y quién es el comandante del barco.

Los colaboradores se desmotivan, se confunden y se cansan de las marchas y contramarchas y al final ya no confían en lo que se les dice.

Lejos de verlo como un momento para emprender la retirada o simplemente para esquivarlo y no “entrarle” al problema, velo como una oportunidad para asumir el liderazgo con entereza, con determinación, con coraje y con compromiso.

El líder llega a ser en esos momentos inspiración para los demás, no desde el ego, sino desde la congruencia en sus ideas y los resultados que irán llegando poco a poco.

Publicidad

2. Inspirar confianza

Inspirar confianza pareciera ser algo fácil, pero es un enorme reto para el líder que asume la dirección de la compañía. Cualquier compañía que haya llegado a una situación de crisis que requiere un turn around no ha llegado a este punto de la noche a la mañana, sino que ha ido perdiendo la confianza de sus clientes, proveedores, socios estratégicos, de accionistas e inversionistas, y claro está, de los colaboradores y empleados.

Así las cosas, aunque parezca un desafío dantesco, el primer paso es comenzar a restablecer confianza; platicar personalmente con cada stakeholder asumiendo la responsabilidad de los errores de la empresa; y porque no decirlo también, hacer de psicólogo de proveedores, socios, y empleados que están sufriendo por las desventuras de la compañía.

Lo más importante es escuchar y mostrar nuestro compromiso personal, que el nuevo equipo es diferente, y el plan de trabajo propuesto es realizable.

Dando pequeños pasos, no queramos comernos el mundo de un bocado, primero remediando los errores del pasado, luego cumpliendo con nuestra promesa de valor y siempre cumpliendo con la palabra empeñada.

La confianza es como la amistad, cuesta años construirla y una “mala administración” para destruirla.

Al ejecutivo del turn around le toca primero pagar los platos rotos para ser nuevamente creíbles y desde ahí construir el futuro de la “nueva” compañía.

Publicidad

3. El nuevo sueño

Tomar las riendas de un negocio en donde sus empleados pensaban que ya no había nada qué hacer, representa uno de los principales desafíos a enfrentar. Es normal encontrar colaboradores escépticos con el cambio, desmotivados y pasando más tiempo buscando un siguiente empleo que pensando en cómo hacemos para hacer crecer a la compañía.

El líder de un proceso de turn around debe ser capaz de proponer un sueño con el que el equipo se comprometa, de inspirar con ideas y objetivos claros, y con el ejemplo al resto del equipo.

Ser transparente y proponer ese sueño aglutinador a cada uno de los colaboradores que se quede en el barco, para que actúe y piense como dueño de la compañía.

4. Cultura propia

En lo personal me ubico y le propongo al equipo que se posicione mentalmente en “ser dueños”. ¿Qué hace un dueño? Arriesga, cuida, controla, propone, invierte su tiempo y esfuerzo para lograr el sueño.

Lo mismo pasa con los colaboradores quienes sintiéndose dueños se ponen la playera de la compañía, y comienzan a poner primero los intereses de la empresa. Si logramos ese alineamiento en el equipo estamos dando un paso enorme en el proceso de cambio cultural.

La nueva actitud del equipo, ahora sí comprometido, debe verse reflejada en el foco en el cliente y reconocida por este. El equipo primero y el cliente después verán y sentirán el cambio de actitud, ya estaremos en el buen camino.

Muchas veces son las pequeñas actitudes las que generan grandes cambios, presta atención para distinguirlas y detonar el cambio, pues es esa la oportunidad que no podemos dejar pasar.

Lee: ¿Quieres más ingresos? Claves para emprender un micronegocio

5. Ni un paso atrás

El proceso de turn around es una carrera de largo aliento, a no desesperar. Ya has iniciado el camino, sigue haciendo los ajustes necesarios para acelerar y consolidar la recuperación sin perder de vista el sueño que propusiste al equipo.

Quizá haya etapas en las que se requiera hacer un alto, volver a enfocar y de nuevo habrá que seguir con la misma energía, ímpetu y compromiso personal.

Recuerda que todas las compañías, por más grandes o pequeñas que sean tienen grandes retos en su camino.

Lo importante es no olvidar tu sueño, lo que te hizo alzar la mano y creer que podías hacerlo diferente. No te rindas, toma ese coraje, ese ímpetu y esa pasión que el éxito está a la vuelta de la esquina.

Nota del editor: Andrés Capdepon Acquaroni es el Director General/CEO de Cinemagic desde junio de 2017. Es un ejecutivo con una historia de resultados en negocios en problemas y en climas de negocios adversos. Cuenta con amplia experiencia en fusiones y adquisiciones de nuevos negocios a nivel global. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad